Una lección llamada Obama

Hace 20 años cuando éramos más jóvenes vivimos las dictaduras militares en todos los países de Latinoamérica proyectadas por la seguridad nacional de EEUU desde la escuela de las América en Panamá. De ahí en más, todos los presidentes norteamericanos desde Ronald Reegan hasta Barack Obama continúan invariablemente con el mismo proyecto, hacerse con el control del mundo.

Obama por ser negro y descendiente de africanos creó una enorme expectativa en nuestra región. Al terminar su primer año de gestión nos damos cuenta que el color negro cundo se es presidente de EEUU no sirve, porque todos los huéspedes de la casa blanca deben continuar con el proyecto del complejo militar-industrial, órgano que es el que manda en los EEUU.

El golpe en Honduras nos dejó como lección lo distante que esta el discurso de Obama a la práctica democrática, se unió a los medios de comunicación para disfrazar los hechos. Que Venezuela invadiría Honduras, que la cancelación de las visas a los miembros del gabinete golpista o que Oscar Arias y la OEA restituirían a Manuel Zelaya, nada de esto se cumplió. Todo lo ocurrido en Honduras no es más que promesas de mejores relaciones entre Washington y Latinoamérica que nunca se darán. Para los norteamericanos hay cosas que no pueden cambiar como la pobreza ¿Por qué? Porque esta sostiene la fragilidad institucional de las naciones en vías de desarrollo, de tal manera que ellos puedan ayudar a restituir la democracia acudiendo siempre con los primeros auxilios.

Premio Nobel de la paz militariza Colombia y Afganistán, las dos naciones potencias en producción de drogas, corrupción política, inestabilidad jurídica y social, el abono que los estadounidenses necesitan para la venta de armas y el entretenimiento de sus soldados, los dos factores son esenciales para la narco dependencia de su política económica.

Sostiene el bloqueo a Cuba a pesar que su secretaria de Estados Americanos levanto la expulsión de la isla, Guantánamo continua en Cuba a pesar de su promesa de levantarla en un año. Con el mismo programa desestabilizador de la guerra sucia de la CIA se encuentran Venezuela, Irán, Líbano, Yemen, Corea del Norte, Siria, sin embargo Obama manifiesta. “vamos a terminar el trabajo” en Irak, Colombia y Afganistán, en el medio de un maremoto de problemas internos. Desempleo, recortes fiscales y pocos créditos, problemas en la salud y nuevamente dificultades con la GM y su contrato con la SAAB sueca, mas los problemas de los gigantes bancarios cuando la Reserva Federal suba las tazas de interés.

Bank of América escalo 313% y City Group 287%, esta resurrección de las acciones en estado vegetativo se viene dando por el dinero fácil, sobre todo por las bajas tazas de interés a corto plazo que en este momento impera en los EEUU para asistir a los créditos. Ahora que la economía estadounidense mejora, los inversionistas se preguntan cuando subirán las tazas y cual será el efecto sobre los bancos, entidades que han registrado ganancias record.

Mejora la economía para enviar tropas a Colombia y Afganistán, es que el negocio del narcotráfico no hay como descuidarlo en estos momentos, porque es muy importante para sostener al dólar como moneda de transacción universal y permitir que el complejo militar-industrial norteamericano sostenga el imperialismo en toda la tierra.

Obama prometió a su pueblo que saldría de Irak en un año, nada de nada, el pueblo norteamericano es utilizado como pretexto nada mas, nunca realmente a significado nada para las proyecciones belicistas del pentágono, sirve para poner los muertos y los heridos mientras los gobiernos de Colombia y Afganistán sufren denuncias de fraude, corrupción, paramilitarismo y trafico de cocaína y heroína, su pueblo es siempre engañado con el mismo cuento, la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

18 Meses es el plazo que Obama da para salir de Afganistán, pura demagogia, porque no sabe si los 30000 soldados que enviara servirá a los propósitos militares proyectados, hasta ahora las campañas en Irak, Colombia y en la misma Afganistán han sido un rotundo fracaso. No ha podido derrotar a pesar de la superioridad tecnológica a las FARC, a los Talibán ni a los grupos de Al Qaeda, mas bien es un pretexto para satisfacer el voraz apetito económico de sus generales.

Obama otra vez hipoteca la economía y la paz.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3361 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas