Ruralidades

Iris en la frontera

Y uno, amarrado por la cadena implacable de los años, en este mirador que es nuestra serranía. Como dirían los oportunistas y talanqueros: no le quedan “más que arrestos y añoranzas”. Pero no importa, camarada Iris, tú tienes el coraje que tuvo Cañas nuestro coetáneo. Esa frontera que hoy te toca defender como parlamentaria con nuestro Ejército Bolivariano al frente, tiene que ser la puerta infranqueable para los ladrones que la pretenden abierta y, como de Uribe por su casa, para continuar con el robo descarado de la comida que es de nuestros niños y sus madres, que tanto la necesitan para revitalizar las fuerzas perdidas desde cuando nos tiraban al circo de la infamia, la sobra que dejaban los perros de zaguán.

No solamente que nos roban, camarada Iris. Es que como tú sabes más que los que estamos en la otra puerta, la del sol naciente, por esos límites que deberían ser de la armonía como prioridad, es por donde los diabólicos del Mossad israelita nos están infiltrando sus paracriminales. En este sentido, nos honra citar una frase de las líneas de Chávez el pasado domingo, en nuestro caso para el grito de la verdad en nuestra frontera: “Hombre, mujer joven, niño, niña, compatriota que me lees…”, no olvidemos a nuestro Simón Bolívar; a nuestros hombres y mujeres originarios, que iban y venían. Bolívar a llevar patria y traer hermandad.

Nuestros hermanos colombianos se cruzaban en el camino con el trueque del socialismo, que se acabó cuando Santander mató a Simón Bolívar, como desde Israel a Arafat hace apenas 5 años. Pero nuestro Simón no le puede perdonar otra al Santander Uribe, como para dejarlo que siga cruzando la frontera con su veneno. A todas estas, ¿qué sucederá a la palabra del Gabo? La casa de Sebucán en Caracas, todavía se destorgue con el nombre de Macondo.

Hay otra verdad que se supo por el desliz drogo- telescopio de Orlando Urdaneta, desde el nidal de la alucinación mayamera (él no recuerda el fumadero donde lo dijo). Resulta que el primero en importar paracos fue Carlos Andrés Pérez, quien a cambio recibió un finísimo corcel blanco como premio. La pequeña historia periodística pudiera traernos a la memoria el nombre del dueño de tan costoso haras colombiano.

Desde entonces a Pérez como que le gustó el saborcito y empezó a traer los paracos con cédula y voto. Los asesinos se los dejó a su jalabola que le hacía la propaganda desde Miraflores, y este encargó a la papo, hija del papoleo. Enredada ésta con el crimen, se fue para Miami en el mismo barco que utilizaba en el río Meta. Entonces tomó el mando el periodista Azócar, a quien le pagaba Rosales. Preso Azócar por malamañoso y fugitivo Rosales por lo mismo, el jefe máximo de los paracriminales en Venezuela es el mismo que le dio de patadas, en plena Asamblea Nacional, a Iris Varela. Sí, el mismo que, por ahora, funge como gobernador del Táchira.

Entonces, camarada Iris, como todo ladrón cae en su misma trampa, ya los paracriminales de Pérez Vivas están en Venezuela, a puntería de lazo llanero. También la Asamblea Nacional tiene llave de la frontera. Ciérresele a la duda, y despójesele del “traje” de cordero que es el mismo que usa el paraco Uribe, después que se mete en peo, pero que lo delata el hedor que le contagió el criminal de lesa humanidad, antes de irse a la Casa Blanca. Y no hay que olvidar que los nuevos invasores, traidores a Colombia por Shapiro, con sus cañones, súper tanques, aviones y cuarta flota, como le gusta a la oligarquía venezolana, no vienen a refrescar con talco para bebé a los añorantes de la cuarta república.

Es que si los pela el chingo los agarra el sin nariz, con lo que pagarían la estupidez de estar pidiendo (por dios-pentágono) que nos invada, el guerrerista con las que mancilló el honor de la Patria de Jorge Eliécer Gaitán. Pero que a la Patria de Simón Bolívar, con Iris Varela en Táchira y Hugo Chávez en Miraflores, el pueblo Venezolano grita con fuerza: ¡No pasarán!

Patria, Socialismo o barbarie.


pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1903 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad