Las juventudes mexicana, colombiana y estadounidences se suicidan

Recientes noticias desde Colombia y Estados unidos, reflejan la descomposición moral y la falta de deseos de vivir en los jóvenes de esos países. La ola in - crescendo de suicidios y homicidios colectivos, ha hecho que por ejemplo los alcaldes en Colombia en el departamento del Cesar, contraten siquiatras para hacer un trabajo de terapia colectiva en la juventud. Así lo reseño ayer- 21/08/09 - el canal colombiano de televisión “Caracol”. Estados Unidos, según lo reflejan los acontecimientos diarios, cada día hay más deserción Escolar y menos interés de los jóvenes por el deporte. Al contrario, según los informes de los análisis en los billetes de ese país y Canadá, ante el mayor índice de incidencia de restos de drogas en los mismos, deducen un aumento en el consumo de estupefacientes de un 20 % en los jóvenes.

La frustración a la que son sometidos los pueblos de estos tres países, especialmente la juventud, es parte de la guerra que imponen las elites Sion judías capitalistas, por lograr posicionar la droga como el fundamento rector de la sociedad. En México por ejemplo, las bandas de narcotraficantes, están mejor armadas y dotadas que la policía y el ejército mismo, el gran proveedor de estos armamentos, son los perros de la guerra de estados Unidos. El avance del poder de los carteles es tal, que el gobierno mexicano, se vio forzado a legalizar la posesión personal de droga. Ese era el compromiso de calderón con las mafias que le financiaron su campaña electoral y, el fraude luego de las elecciones pasadas.

Mediante el uso masivo de la televisión. Desde la industria cinematográfica y las producciones de telenovelas; la droga y la violencia, han sido impuestas como cosa básica en un sistema de vida normal. Donde el más fuerte impone su voluntad y los demás se someten. Toda esta desconfiguracion moral y social, empieza hacer mella en los mecanismos de auto estima de la juventud, procesando sicológicamente el sentido de la vida como algo fútil o banal, que no tiene mas merito en preservarla, que satisfacer los caprichos materiales inducidos como falsos valores.

El ser humano es un complejo físico - espiritual. Tratar de separar este binomio, es castrar la esencia del ser en si. Es mas, el razonamiento lógico es una consecuencia del equilibrio entre lo físico material y lo espiritual. Si una parte se impone a la otra de manera abierta, entonces la conducta del individuo tenderá a darle satisfacción a esa parte predominante: si es espiritual, será una persona mística, recogida, veneradora de lo divino en extremo, desconectada de la realidad. Por el contrario si es de predominio materialista- físico. La avaricia, el egoísmo, lo individualista; con tendencia a acumular riquezas, para sentir una falsa seguridad material. Con tal de satisfacer esa inclinación, puede llegar a extremos en el cual no le importe quitarle la vida a sus semejantes. Ese es el origen del capitalismo egoísta y ambicioso. Contrario a todo eso; el balance entre ambos componentes del ser; es lo que hace al hombre emprendedor, de conducta altruista y socialmente activo, capaz de ceder lo que posee o en parte, para beneficio del colectivo. Esa es la esencia socialista - comunista. Precisamente ese equilibrio se ve afectado mediante la droga y los falsos valores con que alimentan la psiquis de los niños y jóvenes hoy en día. Haga una prueba. Encienda su televisor. Cambie de canales (tantos como tenga), vea las programaciones. Vera como en un porcentaje mayor del 80% es dedicado a la violencia, el odio, la muerte, la prostitución y la droga como elemento básico de comportamiento social. Siéntense a conversar con jóvenes entre 8 y 15 años. No se sorprenda si las prioridades están basadas en satisfacer necesidades materiales creadas: comprar un buen Carro, un pantalón de marca, zapatos de marca, lo último en tecnología digital, el corte de pelo más in, etc. Son muy pocas o casi nulas las manifestaciones y deseos de solidaridad para con un vecino en desgracia, la mofa y la burla hacia el que menos recursos tiene, es una constante. Un alto porcentaje no se da por enterado de las necesidades de los demás; No es exageración. Lamentablemente son falsos valores que nos han sembrado desde décadas atrás y que están haciendo el efecto desintegrador de la sociedad hoy. Vean como hay una relación directa entre el individualismo social, la llegada y auge de la televisión a los hogares.

Es una operación sicológica, que se escapa de las manos a sus impulsores. Hoy es su propia nación (EE.UU) la que es consumida por lo que quisieron para el resto del mundo. La propaganda original del súper hombre Norteamericano, el héroe de guerra que llegaba a cualquier parte del mundo a salvar a los pobres de los malos, no importaba si en la lucha destruía a los buenos y a los malos, al final la vida en si no importa. Solo importa la actitud heroica del que se abroga la potestad de decir quien es bueno y quien es malo. A su lado unos pedazos de tela con estrellas y barra blancas y azules, identifican lo bueno. El resto no cuenta, es secundario, si apoya al héroe catirito, ojos azules y le rinde pleitesía, también puede sentirse bueno, previa aprobación del héroe. Una falsa realidad alimentada como verdad a mentes sin capacidad de discernimiento.

El caos reinante en los países con mayor incidencia en la producción y consumo de droga, es altamente disociadora. Familias desintegradas, agresiones a los semejantes a todos los niveles sociales, discriminación, racismo, violencia cotidiana, desmotivación, valoración de las posesiones materiales y desprecio a lo humano, al amor a la paz y a la vida misma. Los juegos consisten en ver quien mata más y más rápido.

La meta es que por medio de las drogas y la deshumanización de la gente, una casta elitista, se imponga en un gobierno mundial, que decida lo bueno o lo malo en base a sus intereses particulares. A eso se le antepone el socialismo hacia el comunismo. En ello se nos va la vida, de lo contrario el mundo será una carnicería de todos contra todos, con un clan de privilegiados cobrando dividendos de la muerte, el caos y la perdición.

Es por eso que la esperanza nace en Venezuela y el Caribe sur latino. No es jactancia. Desde que el súper servil imperial aquel, describió el fin de la historia y la hegemonía del imperio yanqui, no se levantaba en el planeta unas banderas tan henchidas de moral y ética, como las de la revolución popular Bolivariana – con defectos y virtudes- . Banderas fortalecidas por la inmensidad de la gloria de la lucha y resistencia de la revolución madre cubana. Por la permanencia de la guerrilla Colombiana en el escenario armado de la resistencia popular a la agresión de los oligarcas y sus amos capitalistas imperiales. Resistencia, que aunque pretendan engañar a propios y extraños; presentándola como terroristas, es innegable que ha jugado un papel importante en frenar las apetencias y avances destructivos de la oligarquía colombiana y Sion judía. Por eso es que los asesinos Israelíes están allí, enseñándoles las técnicas de muerte (probadas en palestina) a los agentes de la oligarquía.

Hasta aquí. El espacio es limitado y falta tanto por decir

javierdelvallemonagas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1792 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales