Juanes en Cuba:

¿Quién financia la campaña sucia?

Uno de los más activos opositores al espectáculo que ofrecerá el cantante colombiano Juanes en La Habana el 20 de septiembre próximo, vive desde décadas de subsidios del Departamento de Estado a organizaciones anti-cubanas y aparece de nuevo en la última lista de rentistas de la National Endowment for Democracy (NED).

Según documentos publicados recientemente por la investigadora venezolana Eva Golinger, el norteamericano de origen cubano Orlando Gutiérrez, dueño del llamado Directorio Demócratico Cubano (DDC),recibió en el último presupuesto de la NED la cantidad de 275 000 dólares, fundamentalmente para mantener su actividad de difamación de Cuba a través de denuncias y actividades públicas.

Entre otras aserciones, Gutiérrez declaró a la agencia española EFE que Juanes colabora “con el régimen castrista" al no retomar la retorica orientada por Washington en contra de la Isla.

La NED, considerada una fachada de la CIA ha aportado 1 millón 435 mil 329 dólares para promover la desestabilización en Cuba este año, lo que se añade a los 65 millones 330 mil dólares contribuidos por la USAID, a distintas agencias de desinformación y de subversión durante los últimos dos años.

Gutiérrez Boronat es un ex miembro de la llamada Organización para la Liberación de Cuba (OLC) del connotado terrorista Ramón Saúl Sánchez Rizo.quién fue uno de los más peligrosos sicarios de Omega 7, grupo responsable de varios asesinatos en territorio norteamericano.

Al igual de Sánchez Riso, su colaboración con la CIA le permitió convertirse, de un año para el otro, en “defensor de los derechos humanos” subsidiado.

Una investigación de la agencia AP, realizada desde Miami en el 2006 revelaba entre muchas otras cosas que el DDC había entonces recibido más de 6 millones de dólares de la NED y de la USAID para organizar actividades anticubanas fuera del territorio norteamericano.

La primera misión confiada a este “disidente” remunerado es influir internacionalmente para que países de Europa y América Latina apoyen la contrarrevolución reclutada, alentada y orientada por la Sección de Intereses Norteamericanos (SINA), desde su bunker del Malecón habanero – que Juanes tendrá la oportunidad de observar.

Sin embargo, el ex miembro de la OLC no limita sus actividades al tema cubano.Se subcontrata para otras actividades lucrativas. Hace unos años, su presencia fue denunciada en El Salvador donde participó como orador en una convención del partido neofascista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

ARENA es el clan ultraderechista que ordenó el asesinato del obispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero y que facilitó las actividades en Centroamérica del terrorista internacional y agente de la CIA Luis Posada Carriles.

NINOSKA, EL CLC Y LA PANDILLA DE SAAVEDRA

En Miami, Gutierrez-Boronat participó a las acciones “anticastristas” promocionadas por EFE, al lado de Ninoska Pérez-Castellón, voluminosa directiva del Cuban Liberty Council (CLC), un grupo conformado por ex capos de la sección paramilitar de la Fundación Nacional Cubanoamericana.

Pérez-Castellón, locutora con la mafiosa Radio Mambi, pertenece al grupo más cercano de asesores del Partido Republicano en materia de política cubana y participa activamente en la campaña oculta que obligará sin dudas al gobernador Charlie Crist a entregar al politiquero batistiano Lincoln Díaz-Balart el escaño del senado que abandona el también cubanoamericano Melquiades “Mel” Martínez.

Su esposo, Roberto Martín Pérez, fue policía-torturador bajo la dictadura de Fulgencio Batista, y cayó preso después en la fracasada operación militar contra la revolución cubana organizada por el dictador dominicano Trujillo.

Se encuentra entre los individuos que Posada Carriles designó públicamente como los"financieros" de sus actividades terroristas en su famosa entrevista con el New York Times.

Por otro lado, participó en las denuncias del concierto de Joanes otro personaje de desastrosa fama: Miguel Saavedra, un técnico en aire acondicionado, de origen cubano, reciclado en activista profesional de extrema derecha,

Juanes tal vez se recordará como en noviembre del 2000, Saavedra y su pandilla, llamada Vigilia Mambisa se aparecieron, a solicitud de los estrategas republicanos, en las puertas del inmueble de Miami-Dade donde se hacía el recuento de votos que las tropas de George W. Bush buscaban paralizar.

Saavedra había reunido entonces a unos 25 de sus manifestantes profesionales, armados como siempre con altoparlantes, y llegó a provocar el final repentino de la operación.

Increíblemente, esto fue el detonante que llevó a la decisión de la Corte Suprema de instalar a Bush, descaradamente, en la Casa Blanca.

Miguel Saavedra y su veintena de “militantes” se encuentren entre los más fervorosos partidarios del terrorista Posada Carriles.

jean.guy.allard@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3166 veces.



Jean-Guy Allard


Visite el perfil de Jean-Guy Allard para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a84898.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO