Conexión Colombia-Israel-EEUU

La profundización de las contradicciones de clases entre el proletariado latino y las oligarquías nacionales abre buenas posibilidades para lograr la independencia política de clase.

Esta debería ser la tarea principal de la revolución latinoamericana, después de las derrotas iniciada con la dictadura militar de 1964 en Brasil y que alcanzo su punto máximo con el golpe de Pinochet en 1973, la de Argentina en 1976 y que pareció haber llegado a su fin con la derrota del sandinismo y del frente nacional en El Salvador a inicios de la década de los 80.

Estos triunfos de la extrema derecha hacen que el DAS, CIA, MOSAD y el MI6, desde Colombia, pretendan reiniciar los proyectos contrarrevolucionarios cuyo inicio como prueba de laboratorio empezó con Honduras. Las contradicciones entre la fuerza creciente del proletariado latino, su atrasada conciencia e independencia política de clase, fruto de la social democracia, del pequeño nacionalismo burgués, unidos a que la revolución cubana fue incapaz de proyectar una estrategia marxista revolucionaria, hacen creer a los organismos de inteligencia, el éxito de los proyectos golpistas contra Venezuela y Ecuador.

Al MOSAD, se lo requiere por el “éxito” obtenido con Palestina y Líbano que culmino en un callejón sin salida política tras las derrotas infligidas por los golpes combinados del terrorismo sionista, la presión e intervención imperialista y por la represión ejercida por fuerzas de las monarquías árabes, maronitas y hachemitas del Líbano, además de la pasividad cómplice de las demás naciones de la liga árabe así como de Rusia en las ultimas invasiones.

Uno de los triunfos mas espectaculares del MOSAD fue la capitulación de Sadat ante Begin, lo que dio al gobierno israelí luz verde para lanzar su ofensiva, planeada tiempo atrás, para el Medio Oriente. Esto afecto al mundo árabe, que bajo la presión de sus clases dominantes, del imperialismo norteamericano, la tolerancia de la Unión Soviética, Israel se convirtió en el obstáculo principal para la convivencia pacifica en el Medio Oriente. Esa experiencia del MOSAD, hace falta, para evitar que las revoluciones latinas progresen y se consoliden; desde Colombia, como satélite de EEUU, el MOSAD asesora como convertir a Latinoamérica en una región de permanente conflicto.

La coalición de fuerzas hostiles internacionales, enfrentara de aquí en más, a los gobiernos revolucionarios de América Latina. Estos proyectos contrarrevolucionarios aumentan debido una línea política que confía en el apoyo económico y militar dado a gobiernos de Perú, Paraguay, Argentina y Colombia, mas la ayuda cómplice de Moscú.

La casa blanca sabe que Chávez y los procesos revolucionarios en la región, como nunca antes, son capaces de alterar los grandes designios del imperialismo para Latinoamérica. Así llegara a su fin un ciclo, que empezó con los nacionalismos pequeños burgueses y que luego fueron explotadas por las oligarquías nacionales, con la tacita subordinación política a las clases dominantes, propietarias de los partidos en los gobiernos.

Nos hallamos en presencia de un imperialismo político, con voluntad de conquista y con un desbordamiento de frontera, debido a la presión que ejerce la amistad irán- Venezuela y que EEUU supone afecta al resto del mundo por las influencias en Medio Oriente y Latinoamérica.

Para EEUU, Inglaterra e Israel, son compañeros de viaje, con los que esta dispuesto a colaborar durante mucho, mucho tiempo, en su proyección universal. Despegue norteamericano-europeo, para América Latina proyectado desde la cuarta flota por parte de las marinas de algunos países miembros de la OTAN, involucro directamente a los organismos de inteligencia de Israel, EEUU, México y Gran Bretaña con Colombia.

La llegada de Calderón a la presidencia de México, después de un milagro matemático, coincide con la radicalización del plan Mérida y la reactivación de la IV flota por la administración Bush, tras los cuantiosos descubrimientos de yacimientos petroleros, en aguas profundas del mar de Brasil y por la cercana amistad de Lula con el G7 y con Chávez.

Al buscar la razón de esta conexión, tropezamos con lo esencial; es una guerra, pues de guerra se trata, la presencia militar, abierta de EEUU en Colombia, involucra directamente al gobierno de Obama en la desestabilización y golpes proyectados desde Colombia para Ecuador y Venezuela, con el involucramiento de la OEA, ONU y las mismas FARC, por el acorralamiento militar en la que se encuentra la guerrilla. Para el gobierno militar colombiano y para que EEUU siga sosteniendo el plan, las FARC NO DEBEN DESAPARESER, pues son estas, las que sostienen el pretexto de la conquista, tras la excusa del narcotráfico.

Excusa, que lo lleva a una ofensiva militar en Afganistán para controlar el negocio de la heroína por mas de 400 mil millones de dólares y de paso desestabilizar a Irán desde esa misma frontera. Excusa, que lo mantiene en Colombia incrementando su presencia militar en nuevas bases para controlar el negocio de la cocaína por un valor aproximado de 250 mil millones de dólares, de paso, desestabilizar a Venezuela y Ecuador desde la frontera colombiana. ¿Coincidencia?

Los gobiernos de EEUU e Israel, se dan cuenta que, ya no pueden aplicar rígidamente su doctrina de control en América Latina y en el Medio Oriente, mientras en Irán y Venezuela gobiernen Chávez y Ahmadinejad. La amistad entre Irán y Venezuela, preocupa a Washington, no solo por la investigación nuclear emprendida por los iraníes, sino por los múltiples acuerdos y convenios firmados, gobiernos revolucionarios, incremento la conexión CIA-MOSAD en ambas regiones.

La directora de la cancillería israelí para América Latina Dorit Shavit, acuso a Venezuela de ofrecer documentos falsos a iraníes para que puedan circular por la región. Informe que lo realizo desde Argentina a la AJN, agencia judía de noticias, fuente de la colectividad judía en Argentina. Comunidad que acusa a Irán, por los atentados contra la embajada de Israel en 1992 y contra la AMIA, asociación mutual israelí, en 1994.

El canciller israelí Avigdor Lieberman, de gira por Perú, Colombia, Brasil y Argentina, autorizo a que la directora Shavit manifestara que: “hay vuelos directos entre Irán y Venezuela, con esos documentos, no necesitan visa para ingresar a otro país de la región, nadie sabe que hacen los iraníes”. Declaración efectuada en Buenos Aires, curioso no.

Mientras tanto en Colombia, el gobierno y los medios desatan una ofensiva total contra Venezuela. Periodistas, gente del gobierno, ex cancilleres, personas de derechos humanos al servicio del salario norteamericano acusan a Chávez por querer defenderse, molesta por igual a colombianos y norteamericanos de que Venezuela ya no sea una papita lista para comer. A los colombianos solo les interesan los más de 6500 millones de dólares por las relaciones comerciales con Venezuela.

La solidaridad, hermandad latina, les importa un pepino. Culturalmente Colombia no entiende de eso, el lema. Si no te la hacen a la entrada, te la hacen a la salida, es un slogan, que el gobierno de Chávez todavía no lo entiende. Es una verdad que tenemos que aprender antes del golpe `proyectado.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4206 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas