(Una carta a García)

Carta Respuesta a William MacKinley

Desconocido señor.  En la misiva que en su nombre. le escribe a García, general en jefe de las tropas en rebeldía en la cuba que pelea por su independencia, allá por los años 1897 en adelante.  En esa misiva, Ud. le manda a decir al Calixto García, la necesidad de un entendimiento.  Ya en ese momento se conocía la clase de entendimientos que conviene a los gobiernos Norteamericanos. De ello pueden dar fe las tribus aborígenes de esa nación;  el entendimiento con los poseedores originarios de esas tierras, fue la devastación y persecución hasta la casi extinción de su raza.  A los sobrevivientes se les consignó en unas tierras improductivas, áridas y de condición muy diferentes a las que poseían anteriormente los originarios.  Esas tierras fueron llamadas reservaciones.  Una especie de cárcel a cielo abierto.  Algo parecido a lo que es la palestina de hoy.

   Sr presidente MacKinley,  Ud. comisiona para la entrega de “la carta” en las serranías de Cuba a un señor llamado Rowan, por recomendación de un desconocido hoy.  Fíjese en algo señor MacKinley;   alguien ha usado su carta al general García, para mediante  ella, denigrar, ofender y descalificar a esas personas que no son serviles, ni títeres de ningún poder, sobre todo del poder económico empresarial,  explotador y ladrón de los esfuerzos creativos de los seres humanos.  Dice ese señor en el párrafo seis y siguientes ( de una carta mal redactada)“ …por que lo que debe enseñar a los jóvenes no es esto o lo más allá;  si no vigorizar, templar su ser integro para el deber, enseñarlos a  obrar prontamente, a concentrar sus energías a hacer las cosas” “el general García ya no existe, pero… que desaliento  no habrá sentido todo hombre de EMPRESA que necesita de la colaboración de muchos que no se haya quedado alguna vez estupefacto ante la IMBECILIDAD del común de los hombres, ante su abulia, ante su falta de energía, para llevar a termino la ejecución de un acto… descuido culpable, trabajo a medio hacer, desgreño, indiferencia, parece ser la regla general.  Y sin embargo no se puede tener éxito, si no por ¿uno u otro medio? la colaboración completa de los subalternos.  A menos que dios obre un milagro y envíe un ángel iluminador como ayudante”.

  Este escribiente, que por lógica ha de ser un empresario barrigón, de estructura corporal saporreta, solo reconoce calidad y cualidad humana a quienes se le someten dócilmente a sus apetencias esclavistas y productivas materiales.  El no habla ni dice en ninguna parte , que para la producción o cumplimiento de responsabilidades especificas, ha de haber una remuneración  equitativa.  El solo habla del cumplimiento de las metas que se le imponen al común trabajador.   El que no se e rinda a sus deseos es calificado de imbécil, vulgar, desgrañado, ignorante y cuanto calificativo ofensivo existe en su podrida mente.  Igual a como años después los nazis Alemanes, Españoles e Italianos,  calificaban a las razas negras, amarillas o diferentes a éllos.  Y para tratar de remediarlo masacraron a mas de 70 millones de seres.  Para este señor, la educación en las escuelas solo ha de ser para hacer servidores mas preparados para darles mayores ganancia en sus empresas

     En el párrafo 9 de la maltrecha carta, dice el manipulador de “una carta a García”: “el lector puede poner a prueba mis palabras:  llame a uno de los muchos empleados que TRABAJAN a sus ordenes (¿patrón explotador?)  y dígale: consulte Ud.  La enciclopedia y hágame el favor de sacar un extracto de la vida de corregio ¿cree Ud. que su ayudante le dirá si señor y ponga manos a la obra? Pues no lo crea, le lanzará una mirada y …”. Aquí el desalmado e inmoral oligarca explotador; dudará de la capacidad de comprensión de su empleado,  lo catalogará como un ser inepto, sin iniciativa, que no está a su nivel de intelectualidad para ejecutar una orden de esa índole.  Lo que no menciona este opulento avaro,  es que seguramente el horario de trabajo que le impone a sus empleados, es de desgaste físico e intelectual más allá del permitido, que con el salario que le paga, no puede suplirse de sus fuentes proteicas necesarias para tener una reacción normal de su organismo, que el tiempo de descanso entre jornada y jornada, no es suficiente para que el maltrecho cuerpo se recupere medianamente,  que mientras  él disfruta de lo que producen sus “empleados”,  éstos sobreviven en la miseria que les produce el mal pago de lo que dan sus manos y sus intelectos.  Todo por obra y gracia del capital y la explotación inmisericorde.

      La exposición de la fulana “carta a García”, continua en un desenlace más o menos igual  pero lo que se deduce de ella, es que quien la redacta y la remite a su publicación, es un burgués resentido de los avances de los pueblos por su liberación, que para él el estado ideal de la humanidad ha de ser, con los explotadores ladrones gobernando y apoderándose de todo lo existente en la naturaleza, y que la existencia de los demás, sea solo para servirles y mantenerles sus status de chuteadores y vividores del esfuerzo ajeno.  Dice en otro párrafo esta carta desdichada.  “Se palpa la necesidad de un capataz armado de garrote.  El temor de ser despedidos el sábado por la tarde es lo único que retiene a muchos trabajadores en su puesto.  Ponga un aviso solicitando un secretario, y  de cada diez aspirantes, nueve no saben ni ortografías ni puntuación”  ¿hace falta algún comentario aquí? ¿quienes secuestran y niegan la educación a los pueblos?. Es más en los gobiernos burgueses de la mitad del siglo XX en adelante, los gobiernos se encargaron de dar conocimientos técnicos a los obreros, para beneficio delos patrones, pero les quisieron castrar la capacidad de análisis, raciocinio, para que no entendieran el sistema explotador capitalista y antihumano

     Da pena cuando un escrito como éste es utilizado como algo positivo, cuando en realidad lo que se defiende es el derecho negado de unos acaparadores de riquezas producidas por otros, para beneficio personal.  Esta carta es el fiel reflejo de lo que es, lo que será, y lo que fue el sistema capitalista avaro, ambicioso, explotador, secuestrador de lo ajeno.  Cuando se pretende justificar el arrebato de todo lo producido por las fuerzas laborales,  por el capital, a cambio de un mísero salario, que no representa para nada el verdadero valor del trabajo productivo de los seres humanos y que no rinde ningún beneficio a las colectividades, si no a un solo acaparador inmoral.

       Quienes  se prestan a la difusión de esa vergonzosa “carta a García”, tal vez en su buena fe, no se han paseado por el verdadero sentido de su espíritu explotador y ofensivo de las fuerzas trabajadoras del mundo. 

       Pareciera que esa fulana “carta” es escrita y redactada por uno de esos potentados dueños de las maquilas explotadoras capitalistas del mundo, para denigrar de la humanidad, por que éllos no se consideran humanos, éllos se consideran, dinero, valor, plusvalía. He ahí el asunto sr MacKinley y sr redactor de “una carta a  García”.

      Nota:  esa “carta a García”   fue leída y presentada como ejemplo a seguir como profesionales  del derecho, por un estudiante del 8vo semestre de estudios Jurídicos de la UBV- MISION SUCRE.

     lógicamente que se puede pensar muchas cosas pero no creo hubiese mala fe de parte del compañero.  pero el contenido de la misma, es una loa a la explotación y maltrato de los trabajadores y de los pueblos. ¿HAY O NO QUE HACER CORRECTIVOS EN LA EDUCACION Y EN LA UBV ? ¿HAY O NO QUE REFORZAR LA CONCIENCIA EN LOSPROGRAMAS Y EN LOS DOCENTES?

                                                javiermonagasmaita@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2367 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a77533.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO