Capitalismo: falsedad e hipocresía total

El factor común de la ola de crímenes en el mundo desde 1948,  es la enfermiza ambición de un grupo de elementos,  confabulados en su egoísmo para posesionarse del control económico y político del mundo.  En ese afán,  han llegado a los extremos de agresión y auto agresión para justificar las arremetidas, en contra de las naciones que se les resisten al dominio.

    Uno de esos factores es la secta Sion judía;  una mafia que se conformó a partir de un cisma de verdadero judaísmo,  y que asumió como identidad el nombre de una de las siete colinas  de Jerusalén.  Allí esos delincuentes avaros,  juraron tomar el mundo por asalto y posesionarse de todas sus riquezas y poder político,  no importando a que precio.  Ya previa mente al año 1948, estos aberrados hambrientos de riquezas ajenas, colaboraron con el nazi fascismo Alemán,  para llevar a la cárcel y luego al exterminio  a millones de sus antes correligionarios, a los cuales delataban y engañaban para conducirlos a las garras de Hitler.  Antes de finalizar la 2da guerra mundial,  estos calculadores explotadores,  establecieron nexos con las clases dominantes en  USA y ocuparon posiciones de poder económico y político en esa nación.   Así se fueron apoderando de las industrias militares y básicas,  e imponiendo sus intereses a los otros grupos económicos y políticos dentro de orden interno del imperio recién naciente.  La meta es obvia:  controlando la nación emergente  más poderosa,  podrían ejercer la hegemonía en el planeta con mayor facilidad.  Luego presionaron para la creación del estado de Israel, despojando a otro estado,  el Palestino,  de la mayor parte de su legitimo e histórico territorio y confinándolos a las zonas menos ricas y mas infértiles.  A partir de 1948,  se dispusieron explayar el poder imperial Norteamericano,  regido por éllos y como apoyo a sus industrias,  principalmente la militar,  con la que fueron fortaleciendo al neo estado Israelí,  y posesionándolo definitivamente en el área,  en contra de los posesores legítimos  Árabes palestinos.

    El poderío militar,  calculadamente obtenido por Estados Unidos,  de la mano de los Sion- judíos y otros cómplices  (de los que hablaremos después), se dedicó a ocupar países pequeños y despojarlos de sus riquezas naturales básicas para su desarrollo, dividió estados en pequeños estados, y puestos bajo su dominación en:  América,  África, Asia y en la mismísima Europa,  para hacer más fácil su tarea de expoliacion

   De esa manera,  los asesinos Sionistas,  armaron hasta los dientes a su protectorado Israelí, hasta dotarla de armas Nucleares, sin importar la normativa internacional,  la indujeron a arremeter en contra de los estados vecinos, hasta despojarlos de grandes extensiones de terrenos,  cercaron al pueblo Palestino,  hasta convertirlo en un amplio Campo de concentración inmoral y descarado,  bajo la mirada cómplice de los parapetos internacionales como la ONU,  que solo se dedicaron a hacer timoratas resoluciones sin ninguna efectividad.

     Son miles y miles las víctimas de los crímenes descarados y aberrantes por parte de imperio Norteamericano por medio de su tutorado Israel. Éllos acusan a los que tratan de defenderse legítimamente del encarcelamiento colectivo en que tienen a palestina,  de ser terroristas,  a pesar que les bombardean con aviones y armas de ultima tecnología en sus viviendas,  matando a niños y mujeres indefensos,  y a los pocos que pueden llegar a ancianos, en esa prisión a cielo abierto, en que han convertido a la histórica Palestina..

    ¿Hasta donde ha de llegar la inmoralidad de esos cobardes cómplices gobernantes de los países Europeos,  cómplices de esa desgracia colectiva?  ¿saben lo que significa asesinar a mas de 200 personas en una sola incursión militar por aire,  en una zona civil,  donde no existen armas que tan siquiera puedan  igualar a las del enemigo Israelí, en un 20%?,  es decir una desproporción cobardemente irracional,  y aun así los llaman terroristas.  Los cómplices callan,  la iglesia católica pro imperial,  capitalista y explotadora hace mutis,  o solo esboza una leve y mediocre protesta.                       

    Si los gobiernos del mundo tuvieran vergüenza,  romperían relaciones diplomáticas y económicas con ese régimen asesino, establecido en Israel.  ¿hasta cuando se aceptan esos barbaros y atroces actos de agresión en contra de pueblos débiles y nadie da el primer paso para aislar a esos demonios asesinos Sion- judíos? Yo no creo que la cobardía de los gobernantes del mundo,  sea tan atroz,  servil, indolente y miserable;  para seguir callando y avalando esta barbarie ¿o si lo son?               javiermonagasmaita@yahoo.es  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2110 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a69386.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO