Insulza o un insulso más

Desde que lo elegimos para gerenciar la guabinosa Organización de Estados Americanos (OEA) sospechamos una debilidad del chileno por los “cantos” de las no visibles larvas. Pues las sirenas, merecen mejor auditorio. Es que no podía ser de otra manera en un personaje que, para que aceptara la candidatura contra la proposición salvadoreña apoyada por el imperialismo, hubo que nombrar una comisión ampliada que le garantizara el triunfo como Secretario General de OEA. De vainita no pidió memorandum individual de compromiso previo.

Luego el hombre resistió hasta donde pudo las tentaciones. Al escoger a Insulza como Secretario General de la OEA, se rompió con la regla de escoger a ex presidentes de las repúblicas allí representadas. Entonces la gran oportunidad del imperio para inflar la vanidad del ya insulsado. Es decir, después de aquellos “regaños” que aparentaron contradicción en plena Asamblea General contra los representantes yanquis, vinieron las invitaciones para aupar una picazón que nunca había salido de la funda de almohada, donde también habían anidado rebeldes pelambres que no resistieron el tiempo.


Hoy, ascendido el “insulso” a candidateable como presidente de los chilenos, se desprendieron las caretas que, mutables, aparentaban ser de todos los colores y sin más fortaleza que la de un paniaguado (sin alusiones personales).

Desde un tiempo para acá se evidenciaron los dardos sutiles del ya insulso contra un país revolucionario del Continente. Así paga el demonio camuflado a quien le tiende la mano. Por su parte, el alacrán inyecta su veneno a quien lo lleva a la otra orilla del río. Pero para más decadencia de Insulza, desde la orilla de acá del río grande, estamos inmunizados. De nada le servirá ahora que sus admirados compinches del pinochetismo, en mala hora chilenos, conozcan los vericuetos preparados por la CIA, reconocidos públicamente por el insulsado, para “acusar” al gobierno presidido por Hugo Chávez Frías de dictador, por haber expulsado de nuestro país soberano al intrigante e insolente que, en vez de Vivanco (banco doble), debe asumir que no pasa de ser un vivianco usurpador y traficante de los derechos humanos. Que cobra y paga bien por los “servicios” prestados.

Señor insulso, por acá sabemos que usted le tiene el “camino” despejado a su paisano pinochetista y mejor servidor de la CIA, para que nos acuse ante la OEA suya y del beodo doble V Bush, que no la de los países de la América Latina y del Caribe. Excepción minoritaria aparte, por supuesto. Para eso el otro servidor congraciado con Globovision y Enrique Otero Castillo, apellidado Cantón, sirve como peón de avanzada.

¡Tire y jale con fuerza!. Pero eso sí, mantenga el equilibrio. Y si es que usted sigue creyendo en “cantos de ballena” como el “filósofo” de nuestro estado Zulia, apueste a que, por insulso, se va a tener que conformar con un cargo de presidente del departamento de recuperación del Banco Mundial en decadencia. Sin darse cuenta, ya usted presentó a los chilenos su carta de recomendación firmada por los mismos que, desde la CIA y los residuos del pinochetismo, siguen amenazando a los pueblos de esta parte del continente. Con esa referencia ¿votarán por Ud?

Para cerrar (el espacio nos obliga), no involucre, señor Insulza, la importantísima opinión de nuestro Presidente Chávez en tan humildes comentarios. Estos son pequeños ante el grito del pueblo cuando dice, en apoyo a la medida de expulsión al irrespetuoso Vivanco: “Así es que se gobierna, camarada Presidente Chávez”.


¡Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!


*pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1656 veces.



Pedro Méndez*


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor