Quienes vienen como embajadores de EE UU a Venezuela

Aprovecho mi comentario con respecto a la expulsión de Venezuela del embajador de EEUU, Patrick Duddy.

El señor Duddy tiene en su hoja de servicios el haber trabajado como Ministro Consejero, en la embajada de EEUU en Bolivia durante el año 2002. Allí se dedicó, además de asistir a cocktails y fiestas. También a mantener bien informado al ex Secretario de Estado Collin Powell sobre el destino de los millones de dólares que donaba el gobierno de EEUU en equipo de guerra a Bolivia, en su “lucha contra el cultivo de la hoja de coca”.

Es bien sabido que ese cultivo en Bolivia no implica la elaboración de la droga llamada cocaína, y esa arremetida de los medios de seguridad bolivianos, para esa época, era contra los cocaleros del Chapare. Bolivianos asediados durante años, en lo que era su medio de vida. Esta agresión y muchas otras la enfrentó el ahora presidente Evo Morales, luchando contra las fuerzas represivas del entonces presidente agringado, Gonzalo Sánchez de Lozada. Un boliviano con acento gringo.

Además este señor Duddy estudió en el Nacional War College, lo que traducido sería más o menos como: Colegio Nacional para la Guerra. Allí obtuvo un master en (National Security Strategy) Estrategia de Seguridad Nacional. Los nombres dicen mucho y un colegio dedicado al estudio de la guerra no creo que sea precisamente una escuela de formación diplomática, donde se supone que deberían estar de por medio asuntos como las relaciones internacionales y la convivencia entre naciones.

Posiblemente pase como ingenuo, pero creo que la cancillería venezolana debería pensar y averiguar muy bien antes de aprobar las credenciales de los embajadores, sobre todo los estadounidenses. Por supuesto que esto de ninguna forma garantizará nunca el juego geopolítico de dominación en el hemisferio occidental, pero por lo menos sabríamos con quien estamos lidiando internamente.

Aquí tuvimos enclavado desde el 19 de marzo de 2002 hasta agosto de 2004 nada menos que al siniestro señor Charles Chapiro, este embajador no sólo conspiró cuando el golpe del 11 de abril, sino que permaneció aquí durante todo el desastroso golpe petrolero.

Y para remate nos acompañó desde el 27 de agosto de 2004 hasta julio de 2007 el inefable William Brownsfield. ¿Recuerdan su relación con Manuel Rosales y la puja a favor de una supuesta independencia del Zulia?

Sé que no es fácil adentrarse en la naturaleza humana y saber sus intenciones reales, por eso, escoger embajadores debe ser una tarea por lo menos de investigación previa y minuciosa, ya que Venezuela atraviesa por tiempos delicados, donde el asedio no sólo viene de adentro sino de intereses foráneos que apuestan por nuestro fracaso como país.


Luis Ortega Segovia

luisortega69@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1448 veces.



Luis Ortega Segovia


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor