Es ceguera o terquedad

¿ES CEGUERA O TERQUEDAD?

Yo no puedo creer que los analistas políticos, los juristas internacionales, los revolucionarios del mundo no se den cuenta que lo que se persigue con toda esta marramuncia absurda y mediocre del cuento del computador y la incursión de Colombia en ecuador y en Venezuela, es tratar legitimar de hecho la doctrina intervencionista y la supra territorialidad de la legislación del imperio maldito norteamericano. Paralelamente a esa agresión del mandadero Álvaro Uribe Veles, el propio demonio imperial desata una verborrea de agresión etílica en contra del glorioso pueblo Cubano, en comparsa con una gusanera de seres indignos y sin moral, símiles de Posada Carriles y toda la podredumbre que el representa.

Desde que ese falso teórico Fukuyama, decretó el fin de la historia, al creer que ya el imperio podía imponer sus reglas al mundo, el poder legislativo y ejecutivo de los diablos imperiales, empezaron a legislar para que el planeta se guiara por sus intereses legales y políticos. Craso error cámaras, la dignidad de los pueblos oprimidos se impulsaron cuan resorte de catapulta recién engrasada, cuyos tensores acabasen de ser sacados del horno. Hoy vemos que América sur latina, que el áfrica negra grandiosa, se paran encima de los grillos que los desmovilizaron por siglos y reclaman justicia, y no es que solo reclaman. La están tomando por mano propia.

Las soberanías deben ser protegidas en este momento mas que “niñita linda y frágil”, no se trata de chovinismo o sectarismos, se trata de que los estados en manos de los pueblos. Son un arma muy importante para avanzar en pro de las reivindicaciones necesarias para dar el paso definitivo de la liberación. Como ya he dicho en otras oportunidades, el estado como ente jurídico y aglutinador de las nacionalidades, es una barrera que sirve de contención a las ambiciones del imperio maldito.

Empezaron con Yugoslavia, continuaron con Colombia, están golpeando ahora a Méjico, acosan a Bolivia. No puede ser desconocido que el objetivo es el estado controlado por fuerzas progresistas.

Quienes en este momento sostienen la tesis de Marx, que el fin es la desaparición del estado, cuando los pueblos tomen el poder y la lucha de clases desaparezca, no pueden olvidar que en la fase en que estamos los pueblos, sobre todo los sur América latinos, es una etapa en la cual ese ente jurídico y aglutinador de los intereses de los pueblos nacionales llamado estado, juega un papel importantísimo al procurar la protección de los intereses colectivos. Es necesario que nuestros estados, legislen también para enfrentar las apetencias jurídicas del imperio maldito, la ONU, LA OEA, y toda instancia internacional, deben redefinir el concepto de patria, estado y soberanía, para dejar bien claro que son inembargables, indivisibles, con sistema jurídico propio, que no reconoce la extraterritorialidad de legislaciones de otros estados, por mas fuertes que sean militarmente y por mas hambre de dominio que tengan, por mas asesinos y patoteros que sean. Bueno que naciera UNASUR. Pero señor presidente: ésta unidad de naciones debe establecer claramente soberanías colectivas y protegerlas de quien sea y por siempre, el mensaje de la disposición de defender las soberanías estatales debe incluir la disposición de la vía armada y la fuerza que haga necesaria para protegerla. Como paradoja: esta seria la única forma de mantener la paz y la libertad de la región. Debe tener en sus estatutos el principio de cooperación con los pueblos o naciones Africanas que reclamen o soliciten apoyo. Es mas: SUEÑO CON UNA CONFEDERACION INTERCONTINENTAL DE ESTADOS SUR LATINOS AMERICANOS Y AFRICANOS, CON INTERESES COMUNES Y DEFENZA COMUN, COMO FACTOR DE UNIDAD DE LA DIVERSIDAD.… ¡TIEMBLA IMPERIO MALDITO! ¿un sueño, utopía? Si se concibió ya en la mente, es posible.

javiermonagasmaita@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1599 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: