¿Cual es el objetivo? (II)

La historia esta preñada de agresiones por parte unas élites dominantes de unas naciones (que controlan el poder político) en contra de otras, con la intención de someterlos y arrebatarles sus bienes o posesiones. Las condiciones de dominio, conllevan la humillación y el vejamen, al imponerles condiciones de vida y limitaciones a las libertades, supeditación cultural y dependencia económica. Las invasiones no son casuales ni caprichosas, para llegar a ellas se desarrollan planes, estrategias y cálculos específicos. Quienes invaden, buscan ganancias que sobrepasan “n” veces los gastos ocasionados en la acción. Naturalmente que esa ganancia va dirigida a un grupo minoritario y promotor de la ocupación.

Desde el siglo XIX, pasando por el XX y lo que va del XXI, una nación, se dibujó e impuso luego, como una potencia imperial de dominación. Poseyendo la herencia injerencista y agresora de su antecesora, desde temprano ejecutó sus intenciones y fue gradualmente agrediendo países en todo el orbe, llegando a participar en dos guerras mundiales e incontables guerras particulares. Así hoy día tienen en su haber sumas millonarias de muertes de seres humanos, las cuales exhiben como trofeo en el historial de su pasado y en el tren de vida que llevan a costa de esas muertes.

Las tecnologías conocidas, las secretas y las que diariamente procuran, se dirigen a perfeccionar los métodos de dominación para hacer mas fácil lograr sus ambiciones. Las armas psicológicas, muy perfeccionadas en estos días; les permite colonizar las mentes débiles de algunas naciones, que se convierten en factor de ataque interno para debilitar la oposición a la ocupación o colonización. Las armas químicas, las climatológicas, las bioquímicas, las tradicionales ( fusiles, aviones, naves acuáticas) , las sónicas, las electromagnéticas y un largo etc, se desarrollan para hacerles mas fácil el trabajo de ocupar al menor costo posible, pues los costos bajos y ganancias altas, son sus mayores preocupaciones. Quienes están ocupando los centros de decisión del poder imperial norteño, son los mismos dueños de los monopolios económicos, o son sus instrumentos. Éllos tienen una visión del mundo, orientada hacia la maximización de las ganancias y la dominación de todos los espacios y riquezas del planeta. No comparten ni aceptan, que se les escape ningún país de las garras de imposición colonial, es por eso que diariamente andan mintiendo, calumniando, falsificando y promoviendo conflictos, entre quienes no son proclives a sus intereses. Éllos mismos proclaman “ los Estados Unidos, no tienen amigos, tienen intereses”.

La merma mundial de producción de la energía más desarrollada en el planeta (petróleo), representa un factor alarmante en este momento para la aspiradora mundial. Sumado a eso, el interese de las naciones que las tienen en su territorio, de tomar control y manejo, en base a sus intereses nacionales, prendió las alarmas consumistas del hambriento, los cálculos les fallaron, cuando presagiaron que para esta altura tendrían una energía mas barata y eficiente a sus disposición. Resulta que su maquinaria industrial y guerrerista, sigue dependiendo del petróleo, y para colmo de males el que poseen en su subsuelo, casi se agotó, significándoles una dependencia peligrosa para sus apetencias imperiales y de dominación. Toda la inversión que hicieron para acabar con la potencia que les antagonizaba – URSS- les está pasando factura, la resistencia feroz del pueblo vietnamita ayer y, de Irak hoy, los tiene descontrolados y asustados. Han tenido que romper los esquemas de justicia internacional para imponer sus designios, porque el mundo aprendió a decirles que no, y a resistirse a sus apetencias en gran medida. Por supuesto que aún quedan gobernantes acobardados y sometidos a bozales económicos, que mantienen un ritmo de vida favorable a sus élites consumidoras, en detrimento de las mayorías nacionales, pero esa misma desigualdad, hace que las mayorías se propongan acabar con los privilegios groseros impuestos. Por eso vemos revueltas en todos los países pobres del mundo, y en los cuales es factor común el odio y desprecio hacia los Estados unidos de Norteamérica y sus amos el sionismo judío. Dentro de los planes de estos vampiros materialistas, se contempla arrasar con mas de la mitad de la humanidad, de ser necesario, sino para que tantas armas atómicas y tecnológicas de alto poder destructivo, ¿por que la provocación y acoso a otras naciones que como China y Rusia, les pueden dar respuestas con las mismas armas con que amenazan?.

¿Los objetivos? Construir un progreso destructivo y expoliador del planeta, a costa de las miserias de los demás pueblos del mundo. Satisfacer un ego enfermizo y vulgar, signado por el individualismo y la posesión exagerada de cosas materiales, en muchos casos inútiles. Para lograrlo, son capaces de auto agredirse, para justificar lo injustificable. Para mantener conforme a una opinión publica mundial elitista, que hipócritamente, hace comparsa, con medios al servicio de la farsa democracia burguesa, esclavizada mercantilistamente, por un micro sector que les da migajas, para que crean que son ellos quienes mandan. No señores los amos de estos avaros sometidos, son: el sionismo judío que controla los monopolios económicos en USA, Israel y los grandes países capitalistas satélites. Son una micro minoría y controlan el poder militar y económico global. Pero son cobardes asustadizos ante la palabra comunismo y libertad.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2459 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a54839.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO