Escasez de agua dulce en el planeta y la estrategia imperialista

Plantear escasez de agua en Venezuela podría parecer fuera de contexto, pero cuando nos asomamos al mundo, la sorpresa es grande: Efectivamente, tal y como lo ha declarado la Organización de Naciones Unidas, LA ESCASEZ DE AGUA SERÁ EL PROBLEMA DEL SIGLO XXI; de acuerdo a sus estudios dentro de 22 años la población mundial alcanzará la cifra de 8.100 millones de personas y se necesitará destinar poco más del 14% del agua existente para la agricultura (sin tomar en cuenta el nuevo problema del biocombustible). El agua como recurso natural (¿renovable?) se está agotando a consecuencia de los impactos ambientales producidos por la industria, el consumo indiscriminado de su uso por la población y la industria, amén del desecho de aguas contaminadas, que son depositadas en cuencas y ríos; la desertificación, deforestación, la agricultura entre otros, así como el cambio climático. Pareciera paradójico que nuestro planeta cubierto en sus dos terceras partes del agua (sólo un 3% del total mundial es agua dulce) tuviese ese problema, pero es que el agua para consumo humano, como consecuencia de lo ya expuesto se está acabando y no hay forma de sustituirla.

Las grandes potencias están volcando su mirada sobre todo al Sur del hemisferio, en el cual existen riquezas hídricas que cada día adquieren mayor importancia estratégica. Las empresas transnacionales están conscientes de ello, ven en su explotación el negocio del futuro y de ahí su creciente interés en el vital líquido; están actuando silenciosamente para apoderarse de las fuentes de agua en América Latina y a la sombra el Imperialismo. Solamente indaguemos lo acontecido en Bolivia: A la llegada al gobierno de Evo Morales se encontró con el control y suministro del agua potable en manos de empresas transnacionales que cobraban el servicio a los usuarios en dólares indexados, por lo cual muchas comunidades carecían del vital liquido. En el año 2000 se inicia por parte de los movimientos sociales en Cochabamba una dura lucha denominada “Primera guerra del agua” que culminó con una medida de nacionalización del servicio luego siguieron otras regiones como El Alto, por lo cual el gobierno hubo de efectuar con urgencia un proyecto de estrategia para recuperar el recurso hídrico en el entendido que el agua es un líquido vital para la vida, por tanto es un derecho fundamental y no puede estar en manos privadas.

Lo ocurrido en Bolivia no extraña ya que en AMERICA DEL SUR se encuentran las mayores reservas mundiales de agua dulce: la Cuenca Amazónica (16 % de las reservas de agua dulce, la mayor del planeta); el Sistema acuífero Guaraní (3% de las reservas mundiales) y la reserva de la Patagonia constituyen un “atractivo” para la intromisión que ya está en marcha por parte del Imperialismo y sus transnacionales. Aquí sólo vive un 6% de la población mundial y tenemos el 26% de los recursos hídricos del planeta, mientras que en los países del “primer mundo” hay mayor densidad poblacional y también mayor despilfarro de este recurso natural, al punto que hay zonas donde han agotado las fuentes acuíferas y por ello están haciendo “planes” para apoderarse del tesoro hídrico existente en nuestra América. Otro ejemplo es el de Honduras (privatización) y Costa Rica con el Tratado de Libre Comercio (TLC), estos convenios favorecen la expropiación y concesión para que las empresas multinacionales y privadas, locales o foráneas asuman el servicio del agua y así intentan despojar a nuestros países del control en el manejo del agua dulce que está tomando visos de ser tan o más importante que el petróleo y el gas. Así que nos espera otra arremetida del Imperialismo y las transnacionales, esta vez por la posesión de otro recurso natural: el agua. Y surge la duda en este planteamiento: Si el uso y mal uso del agua por parte del ser humano es superior al ciclo hidrológico de su recuperación ¿Se podrá seguir considerando al agua como un recurso natural renovable? Queda para el análisis….¡Ah… el petróleo, el gas y el agua, siguen siendo nuestros !! Todas y todos con fortaleza y decisión…Construyamos el Socialismo del Siglo XXI.

mirandina@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11289 veces.



Judith Hernández

Abogada, ex Defensora del Pueblo del Estado Miranda

 mirandina2@gmail.com

Visite el perfil de Judith Hernández B. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a53608.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO