¿Por que al presidente Chávez?

El imperialismo Ataca...

Es de especial importancia para todos los venezolanos y fundamentalmente para todos aquellos que nos identificamos plenamente con el proceso revolucionario liderizado por el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, manejar en forma sencilla pero muy clara aquellos temas que si bien tienen cierta complicación, debemos tratar en forma hábil para explicarla a nuestra gente en un lenguaje sencillo para enfrentar los ataques de los cuales somos victimas en estos momentos por parte del Imperialismo Norteamericano; de allí que trataré de sintetizar tan importante tema en las siguientes consideraciones:

a) Es sabido que el petróleo, aún cuando se conoce su existencia y rudimentaria utilización desde la prehistoria, es desde comienzos del siglo XIX cuando alcanza importancia y desplaza a otras fuentes de energía como el carbón y el aceite de ballena, primeramente en EE.UU. y un poco más tarde en Europa. Al observar que el “aceite de roca” tiene otras formas de utilización, la mirada de las grandes urbes se vuelca hacia los países “pequeños” pero con grandes reservas del mineral. A partir de 1895 con la invención del automóvil su explotación ha sido permanente, sin limitaciones y en las mejores condiciones para los países que se auto erigen como potencias mundiales, en detrimento de los llamados países del tercer mundo, entre ellos Venezuela.

b) Es interesante acotar que en la época a la cual se hace referencia se “vendió” una teoría a los países “pequeños” en la cual la Europa y Estados Unidos tendrían la supremacía de la manufactura y la transformación de la materia prima, mientras que a los países más “atrasados”, con materia prima que exportar le correspondía simplemente suministrar a las urbes toda la materia prima, vendida a precios irrisorios para que los centros industriales la transformaran y la enviaran nuevamente a nuestros atrasados países pero a precios exorbitantes, generando a su vez el endeudamiento de los países “pobres”. Esa era la directriz del Imperialismo, es decir la carga ideológica (¿Quién lo duda?) que se impuso desde el siglo XIX, inclusive desde antes con el cacao y el café y que fue fielmente “respetada” en Venezuela por la oligarquía apátrida y sumisa, hasta el triunfo del Presidente Hugo Chávez en las elecciones del 06 de diciembre de 1998 finales del siglo XX, con un precio del barril de petróleo a 7,20 dólares.

c) La Venezuela del siglo XX en manos de gobiernos títeres, continuó indefectiblemente su entrega total del Imperialismo Norteamericano y sus entes tales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, endeudándose cada vez más a la par que paradójicamente aumentaba la producción petrolera; se desangraba al país, se condenaba al pueblo al pago de una deuda de la cual no obtenía beneficio alguno sino que era forzado a la miseria y sometido a medidas económicas inhumanas, las cuales condujeron a la insurrección popular del 27 y 28 de febrero de 1989, en el inicio aberrante del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. Este episodio marcaría para siempre el destino futuro de la nación bolivariana al estremecer contundentemente las fibras de los soñadores de la Patria Buena, algunos de los cuales se encontraban en las Fuerzas Armadas de la época, de la cual posteriormente insurgieron el 4 de febrero y 27 de noviembre de 1992, entre ellos nuestro hoy presidente constitucional Hugo Chávez.

d) El aspecto fundamental del feroz ataque por parte del Imperialismo y las transnacionales a nuestro presidente y su pueblo se basa en que no existiendo freno en cuanto a la explotación y utilización de un recurso natural no renovable como lo es el petróleo, ha conllevado a que las reservas de los países del llamado “primer mundo” han disminuido. Estados Unidos ha tenido que comprar petróleo ya que sus reservas sólo alcanzarían para tres años si decidiera utilizarlas diariamente de acuerdo a su creciente consumo interno. Estados Unidos consume diariamente alrededor de 27 millones de barriles de petróleo diario, Venezuela le suministra 1,3 millones diarios. La disminución de las reservas de petróleo en el mundo, sin tomar en consideración otros recursos como el agua y el gas, han incidido para que potencias como Gran Bretaña y EE.UU. se “asocien” para invadir países como es el caso de Irak y Afganistán, así como sus actuaciones secesionistas en Kosovo y Georgia cuya finalidad es tener bajo su control esa zonas ya que por esos territorios pasan oleoductos.

e) El problema energético, la “crisis de la energía en América”, es decir en EE.UU. y su dependencia de los países productores, atemoriza al señor Bush y a las transnacionales. En marzo del 2001 el Secretario de Energía de ese país, indicaba con mucha preocupación que sus reservas sólo durarían 20 años, por lo cual debían implementar medidas para el seguro abastecimiento de otros mercados. Paralelo a ello se impulsa la producción del “combustible verde” biocombustible o ETANOL. Ante el avance del etanol como solución a la problemática norteamericana en específico, se puede deducir sin necesidad de ser especialistas en la materia, que su viabilidad está seriamente cuestionada ya que se sometería aún más al mundo a la hambruna porque para llenar el tanque de un vehículo utilitario con ETANOL se necesita procesar la cantidad de de 204 Kgs. de MAÍZ. Esto debe llamar a la reflexión, ¿Cuántas niñas, niños, adultos, ancianos deben morir en el mundo para llenar el tanque de un vehículo con biocombustible? Por otro lado existe el serio problema del medio ambiente, que no es tomado con responsabilidad por parte de Estados Unidos, La India y China como potencias que producen la mayor cantidad de contaminación.

f) Tomando en consideración que Venezuela tiene las mayores reservas mundiales de crudo probadas (320 mil millones de barriles) a punto de certificarse en su totalidad y la derrota del “primer mundo” sufrida en Irak y Afganistán, las transnacionales y sus dueños han puesto su mirada nuevamente en América. Es indudable su injerencia en los hechos ocurridos en Venezuela durante el 2002 y 2003, en las elecciones mexicanas para que se erigiera como presidente quien le garantizaría la entrega de la industria petrolera PEMEX, con otros descubrimientos de yacimientos en el Golfo de México, mediante la privatización; pero estos planes tampoco les ha resultado fácil realizarlos. Su desespero los ha llevado a ver hacia el Sur de América: Venezuela, Bolivia y Ecuador, con potenciales energéticos, países en los cuales para su mayor descalabro, se encuentran imbuidos en la búsqueda de la justicia social y la solidaridad, dándose movimientos sociales inspirados en la izquierda revolucionaria: frenar el capitalismo salvaje, dar al traste con las oligarquías entreguistas, la defensa de los recursos naturales y el ambiente, implementación de políticas sociales y cambios estructurales, es decir procesos verdaderamente revolucionarios. El Plan Colombia figuraba entre sus medidas para “cercar” a Venezuela. Tampoco les ha dado resultados. Ahora pretenden enlodar la imagen del Presidente Chávez, tildándolo de terrorista, traficante de drogas, etc., en un intento por repetir los acontecimientos de Panamá en el año 1989 cuando invadieron, asesinaron a sus pobladores y secuestraron a su gobernante para “juzgarlo” en tribunales norteamericanos, aduciendo la ejecución de la Operación “Causa Justa”. Esa “causa justa” era retomar el control de EE.UU. sobre el Canal de Panamá.

Esto señores imperialistas, no se repetirá y menos con un personaje como Hugo Chávez; seguros estamos que el noble pueblo venezolano jamás permitirá el deshonor, ni la incursión de asesinos a sueldo, ni fuerzas militares imperialistas en el suelo patrio; así que tendrán que acostumbrarse a respetar a los pueblos, incluyendo los suyos propios, que están comenzando a despertar del “sueño mediático” que han padecido por décadas. De todas maneras tenemos plena conciencia que no les resultará fácil acostumbrarse a respetar, por eso estamos preparados para combatir en el terreno que dispongan por la defensa de la patria, tomando a ésta como la Patria Grande, es decir la defensa incondicional de toda América Latina y el Caribe, contra la bota invasora del Imperialismo y sus dueños las empresas transnacionales. ¡Venezuela se respeta!

mirandina@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4925 veces.



Judith Hernández

Abogada, ex Defensora del Pueblo del Estado Miranda

 mirandina2@gmail.com

Visite el perfil de Judith Hernández B. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a53295.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO