A dos años de la batalla de los 4 puentes

Solo los hombres y mujeres libres pueden construir gestas heroicas. Nuestra historia está escrita con momentos y epopeyas que siguen marcando la pauta de la emancipación de nuestro pueblo.

La historia contemporánea venezolana tendrá una nueva fecha para conmemorar. 23 de febrero de 2019. A dos años de una victoria popular de paz en la batalla de los puentes.

Un pueblo resistiendo las formas más atroces de coerción, manipulación y asedio. En medio de una invasión solapada desde una mediática humanitaria sin mostrar los mercenarios e infantes de marina que estaban sólo esperando las órdenes y condiciones preparadas con una masa humana, manipulada; con un concierto que traería sangre al estilo Ucrania, Siria, Afganistan, Iraq o Libia. Ese era su verdadero objetivo. El ingreso "victorioso" de los enemigos de Venezuela mostrando al mundo tipo invasión iraquí, para no dejar dudas que esas masas de pueblo estaban con ellos.

Multitudes de personas atraídas por un espectáculo de corte mundial, otros con conocimiento de las hostilidades guerreristas sitiaban por todos los flancos el ingreso a nuestro sagrado suelo patrio. Así mismo desde dentro, otras masas enardecidas y dispuestas a masacrarnos a quienes con lealtad y amor patrio nos encontrábamos en defensa de una patria digna, independiente y soberana, bajo el legado de Bolívar y Chávez.

Las tensiones y asedios se iniciaron a las 12 en punto. Por todos los flancos iniciaron el avallasamiento, el psicoterror paso a ser violencia armada.

Para quienes nos encontrábamos en el puente internacional Simón Bolívar la unidad popular y la unidad cívico militar fue fundamental en la victoria popular de paz.

Con nuestro pueblo bolivariano aunado a un profundo amor patrio defendimos y resistimos a sangre y fuego durante horas asedio, bombas molotov, balas,artefactos explosivos y traiciones.

Horas de combate por la paz y la vida, horas de definiciones, horas de evolución revolucionaria. Hombres y mujeres, jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad defendiendo su dignidad y suelo patrio.

Horas de combate, horas de desgaste físico pero sin duda de incremento de la moral revolucionaria. Siendo las 3.10 de la tarde vivimos uno de los momentos épicos donde estuvimos a punto de ser derrotados y superados en nuestras líneas de defensa en el puente internacional Simón Bolívar. Entra una ofensiva mercenaria altamente equipada con mejores pertrechos y logra romper la poca resistencia que quedaba por encima y debajo del puente.

Los que pudimos avanzar observamos a 6 miembros de nuestra fuerza armada nacional como ultima linea de defensa. En el centro del puente y avanzando desde el lado colombiano una multitud sedienta de violencia armada queriendo profanar nuestro sagrado suelo patrio.

Los enemigos de Venezuela pudieron haber entrado en ese momento, les faltaron testículos y una orden imperial que sabia que las condiciones objetivas no eran las mas indicadas para operar en una tierra digna y libertaria, dada la capacidad de resistencia y organización popular que logramos. Reagrupamos nuestras fuerzas. Llegaron refuerzos y vimos el temor en los rostros que se alejaban a sus trincheras. Recordé entonces lo que narra Freddy Bernal a propósito de cómo unos jóvenes patriotas en la Victoria siendo minoría derrotaron a los enemigos de Venezuela, bajo la conducción de José Félix Ribas. Así somos la sangre patriota, nos fortalecemos en las adversidades, superamos coyunturas opuestas y resurgimos tal cual cóndor de los andes que vuela mas alto que el águila imperial.

Sin duda alguna, es el Táchira la primera línea de defensa de la paz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 732 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: