¿Cuál es el futuro de la Patria?

Hoy, teniendo como testigo al Dios Todopoderoso y rodeado de cuatro paredes en el sosiego y tranquilidad de la soledad, absorto puedo meditar sobre el futuro de la Patria. Pareciera que una terrible sombra de duda fuera el destino inmediato del mismo.

Para reflexionar sobre ello, siéntome sobre el Atalaya del Presente y analizo que estamos haciendo (o dejando de hacer) para generar el "Punto de Inflexión" a la Crisis Económica Actual.

Es de ignorantes obviar que la Crisis Económica tiene un alto componente foráneo derivado de las Catastróficas Medidas Coercitivas Unilaterales impuestas por EEUU, Canadá, UE y secundadas (lamentablemente) por algunos países de Centro y Suramérica.

Es mas ignorante no comprender que la Crisis Económica cabalgó fácilmente sobre un componente autóctono.

El componente autóctono tiene que ver con que en 22 años no hemos podido lograr la Democracia Económica al no poder romper las cadenas del Viejo Modelo de Dominación.

Sobre el Viejo Modelo Rentista-Petrolero de la IV República, la V República pudo realizar la Gigantesca Inversión Social equivalente a 800 mil millones de dólares que saldo la deuda histórica del Estado con el Pueblo Venezolano, permitiéndole acceder al mayor Bienestar Social jamás alcanzado por gobierno alguno.

Sin embargo, esa inversión implicaba que la V República debía dar el "Salto" hacia el Nuevo Modelo Económico Socialista, lo que permitiría a su vez desarrollar un mejor, mayor y continuo Bienestar Social.

Las causas de no haber logrado ese "Salto" tiene una doble componente a saber:

1) Nuestra ingenua capacidad para hacerlo.

2) La persistente y obstinada lucha de la Burguesía Venezolana (Empresarial, Política, Religiosa, etc) de no ceder el control de los medios de producción, adicional a todos los constantes intentos por subvertir el orden del país (Paro Empresarial, Saboteo Petrolero, Golpe de Estado, Actos Terroristas, Guarimbas, Magnicidios, Invasiones Maritimas, etc).

Nos encontramos ahora frente a una doble paradoja:

¿Podemos crear el "Punto de Inflexión" a la Crisis Económica bajo condiciones tan adversas?.

¿ Se puede dar el "Salto" a la Economía Socialista?.

La respuesta a esta paradoja podríamos encontrarla haciendo símiles con acontecimientos de nuestra historia, específicamente la época de la Independencia. O en su defecto en la historia de otro países del mundo. En ambos casos está implícito que deberíamos pasar por un largo período de sacrificios peores a los que se viven actualmente, los cuales serían de mayor impacto en las clases populares.

La respuesta a esta paradoja también pasa por la imperiosa necesidad del Levantamiento Total de las Medidas Coercitivas Unilaterales impuestas por los países citados, ya que estás representan un Muro que impiden al Estado dar génesis al "Punto de Inflexión" de la Crisis Económica".

Paralelamente mientras se logra lo anterior, debemos atacar el componente autóctono y ello pasa por lograr recuperar paulatinamente el 100% del Aparato Productivo Nacional, con énfasis inicial en el Sector Agro-Alimentario.

Los diagnósticos sobre la problemática en el sector Agro-Alimentario son ampliamente conocidas, al igual que las posibles soluciones, las cuales varían dependiendo si las mismas vienen de los Productores (Pequeños, Medianos y Grandes) o de los Empresarios (Procesadores, Distribuidores y Comercializadores).

En este sentido el Estado debe actuar de Coordinador, Facilitador de sinergia entre Los Productores y Empresarios. Un buen ejemplo representaría que la Administración y control total de una Empresa como AgroPatria pase a manos de Productores y Empresarios, dejando al Estado como facilitador (sin ceder la fiscalización) ante países amigos de los bienes y servicios que se adquieran por esta Empresa para el Sector Agro-Alimentario. Todo esto puede lograrse bajo el amparo de La Ley Antibloqueo.

El tiempo en condiciones adversas es nuestro peor enemigo porque actúa como una bola de nieve que cae por una ladera aumentando de tamaño con gran rapidez.

¡El Estado debe actuar Ya! y dejar de hacer diagnósticos, de diagnósticos, de problemas ya diagnósticados o de convocar a reuniones estériles para escuchar discursos vacíos y repetitivos de quienes parecieran que no sufrieran la crisis.

Somos una Revolución y debemos actuar con Tiempos Revolucionarios, de lo contrario estaríamos dando Paso Justificado a una VI República Contrarevolucionaria.

"Querer cosas Extraordinarias por medios Ordinarios es un Desatino; es indispensable pensar en los Extraordinarios".

Extracto de una misiva del Lic Miguel J. Sanz al Precursor y Generalísimo Francisco de Miranda el 14/06/1812. 1 Mes después el Generalísimo capitula y se pierde la I República.

Ingeniero Geólogo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 674 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Economía