Colombia enciende las alarmas en una guerra contra Venezuela (I)

Colombia….Colombia en que berenjenal la han metido estos guapetones de barrio que la desgobiernan. Ese viacrucis de implacables ataques contra nuestro país la llevamos desde que aquel lúgubre personaje llamado Francisco de Paula Santander, llamado el "hombre de las leyes", llego al poder, erigiéndose representante de la oligarquía y mandar a asesinar al coronel Leonardo Infante, al general José Antonio Anzoátegui, al Mariscal Jose Antonio Sucre y al atentado septembrino al Libertador. Esa misma oligarquía que se mancho de sangre de estos ilustres venezolanos; lo han hecho en su propio suelo asesinando aquellos precandidatos presidenciales que los consideraban un estorbo en sus pretensiones gubernamentales y de dominación. Así asesinaron a ese gran tribuno Jorge Eliecer Gaitan del partido liberal (1948); Luis Carlos Galán liberal (1990); Bernardo Jaramillo UP (1990); Carlos Pizarro M – 19 (1990).

La oligarquía colombiana nunca se ha ruborizado en consentir que ese país sea el patio trasero y lame botas de los gringos, recordemos el contrato leonino que firmo con EEUU para la construcción del Canal de Panamá; luego vino la independencia de ese país de Colombia (1903); donde la burguesía panameña azuzados por los marines norteamericanos y sin disparar un tiro se independizaron; fue tan fugaz tal separación, que los panameños se percataron que eran libres tres días después que eran independientes.

Podríamos sacar con pinzas aquellos presidentes que no han traicionado a su pueblo. Los demás han sido una pléyade de mandatarios de la más rancia ralea que han traicionado a su pueblo. Los últimos Alvaro Uribe, Juan Manuel Santos e Ivan Duque. Han tenido como orientación fundamental haber gobernado a Colombia con saña, odio, rencor y el asesinato como una política de Estado. Alvaro Uribe tiene el "honroso" señalamiento de ser un narcotraficante: bajo el numero 83, y el de ser candidato a ser extraditado por los gringos y uno de los más enconados enemigos de nuestro país; días después de haber abandonado la presidencia, no dudo en decir que "le había faltado tiempo para invadir a Venezuela". Hoy pese a que es Ivan Duque el que funge como presidente, el que está detrás del telón y ordena lo que tiene que hacer es Álvaro Uribe. Un gobierno que asesina a dos y tres líderes semanales y a los excombatientes de las FARC. Un gobierno servil, rastrero, sumiso y arrastrado. Hoy una gran sombra guerrera se alza sobre Colombia, empujados por ese otro personaje pérfido que habita la Casa Blanca, que ha hecho lo indecible para ahogarnos en su criminal bloqueo y sanciones; hoy lanza al ruedo otros métodos no menos letales como es la guerra o una posible invasión a nuestro suelo patrio. En la Alta Guajira; hay tropas gringas brasileras y colombianas haciendo maniobras militares, en Tolemaida, en el Catatumbo. En la frontera con Venezuela están desplegando miles de contingentes con no muy santas intensiones.

Recordemos que en Colombia se han estado entrenando mercenarios; de allí salió la Operación Gedeon que luego fueron detenidos en las playas de Macuto en el estado la Guaira y en Chuao, estado Aragua el 3 de mayo pasado, luego en las riberas del rio Orinoco fueron localizadas abandonadas, por las FANB, tres lanchas apertrechados de fusiles, misiles y municiones; pertenecientes al gobierno colombiano, que todavía sigue siendo un misterio. Dentro de esta escalada imperial esta el reciente ingreso de 800 combatientes que pertenecen a la Fuerza de Asistencia de Seguridad del Ejercito de los EEUU; sin autorización del senado colombiano, violando la Constitución Nacional. Las condenas ante ese allanamiento a su soberanía las críticas no se han hecho esperar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 967 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: