Lo que pasaría en Venezuela en caso de una intervención de EEUU

Debemos pasearnos por este supuesto escenario, tomando en cuenta lo que ha sucedido en otros países que ya han pasado por esta lamentable situación. Para lograr estos propósitos nos apoyaremos en nuestros estudios realizados sobre la lógica del capital desde los inicios de la humanidad hasta nuestros días.

Debemos dividir todo el proceso de intervención en tres fases, a saber. Veamos:

  1. La primera fase comprende esencialmente la época de ablandamiento, donde se apoyan principalmente en el método de Jene Sharp, (El manual del Golpe suave)1, que consiste principalmente en una serie de estrategias no violentas y otras no tan pacíficas, destinadas a desestabilizar a regímenes objeto de la agresión, para al fin derrumbarlos y proceder a la invasión propiamente dicha. 2Para ello se valen de los medios de comunicación, que colaboran en la formación de pos verdades, falsos positivos e incluso falsas banderas.

El poder bancario, financiero e industrial, se unen para producir lo que llamamos la guerra económica, que incluye el bloqueo, todas las operaciones financieras, la calificaciones de riesgo, que colocan al país víctima, en una condición de maula, incapaz de poder hacer frente a sus obligaciones, por lo que la posibilidad de un financiamiento para sus compras de alimentos y productos necesarios, se hace prácticamente imposible, luego pasan a las sanciones, que condenan a todas la empresas que se atrevan a realizar cualquier operación comercial con el Estado agredido, materializándose de esta forma el verdadero bloqueo económico. Todo esto lo que trae como consecuencia es la inflación inducida, el desabastecimiento, el acaparamiento, la especulación, el ataque a la moneda y sobre todo la hambruna, las enfermedades y la muerte.

Simultáneamente, todo el poder mediático, se coloca al lado de la conspiración dirigida desde los EEUU, para indagarle las terribles consecuencias de esta estrategia a los gobiernos de los Estados agredidos, argumentando su incapacidad, la corrupción y otros males, como la concentración del poder, la violación a los derechos humanos, produciendo desesperanza, tristeza, odio hacia sus propias instituciones, inmovilidad, indagándole la culpa de lo ocurrido al Presidente de la República, con la consecuente disminución del apoyo popular al gobierno, y su posterior derrocamiento. Todo esto se acompaña con manifestaciones "Pacíficas" y otras no tan pacíficas, que producen el caldo de cultivo necesario para producir el cambio subversivo del gobierno constitucional.

Todo este entramado es respaldado y motorizado por las Organizaciones no gubernamentales, ONG, entre las cuales sobresale la NET, USAID y otras, debidamente acompañadas por los organismos de seguridad como la CIA, la OTAN, y sus socios permanentes: Reino Unido, Francia, Alemania, Israel y otros, capaces de acompañarlos en todas sus intervenciones, con tal de recibir parte del botín obtenido. En resumen se trata de instaurar el imaginario popular, que consiste en aceptar a la cultura invasora, es decir a los EEUU, por encima de la nuestra, por lo tanto hay que aceptar la intervención, como algo beneficioso.

  1. La intervención propiamente dicha. Consiste en el paso de la guerra multiforme a la guerra hibrida, que incluye el uso de las armas, saboteo, asesinatos selectivos, represión, el uso de paramilitares o soldados profesionales, que avancen en el territorio, apoderándose principalmente de las instalaciones militares, energéticas y otros recursos, derrumbando al Estado y su unidad territorial, fraccionando al país en trozos donde se concentran los recursos naturales. Es sabido, de acuerdo a lo ocurrido en otros países invadidos, que estos territorios tomados, son administrados por juntas interventoras, que controlan de inmediato la extracción de los recursos naturales, desdeñando a la participación en la gobernanza de las mismas a miembros de la oposición lacaya local, tal como ocurrió en Libia, en donde al gobierno encargado contrarrevolucionario solo se le asignaron funciones secundarias, como el mantenimiento de plazas, escuelas, museos, estructuras que se salvaron de la destrucción, pero ni siquiera las funciones de la seguridad del Estado estaría a su cargo, puesto que, esas funciones policiales, fueron dadas a organizaciones internacionales, que contratan a paramilitares y soldados profesionales en el exterior, cuyo único requisito es que hablen el idioma local y especialización en técnicas de tortura primcipalmente. Por supuesto el manejo de la macro economía del país estará a cargo de la Junta interventora, que le asignará un presupuesto al gobierno designado por ella y a la cual le tienen que rendir cuentas y someterse a su control. Desde luego cualquier vestigio de lo que fue la democracia burguesa desaparece, incluyendo cualquier proceso electoral.

  1. ¡EL IMPERIALISMO INVIERTE, PERO TAMBIÉN COBRA! Una vez consumada la invasión en sí, comienza el proceso de la recuperación de lo invertido y por supuesto las inmensas ganancias de una industria que se considera la más grande y productiva de todas las que sostienen a la economía norteamericana. Se dice: Que de cada cuatro Dólares que circulan en el mercado norteamericano, uno corresponde al narcotráfico y uno a la industria de la guerra. Es por esa razón que ellos tienen que buscar permanentemente una nueva guerra para sustentar a su economía.

Sin contraloría interna desarrollan una contabilidad donde todos los gastos están inflados ex proceso. Los gastos mediáticos, de todas las campañas publicitarias, dirigidas a la creación de falsos positivos, pos verdades, la interrelación de las grandes cadenas mediáticas, las logísticas de los reporteros de guerra, los gastos incurridos por las ONG y los servicios de seguridad, que incluye a los sobornos a funcionarios corruptos, sabotaje, terrorismo y otros; a las operaciones con sicarios para consumar asesinatos selectivos; la creación de un nuevo sistema legal, que administre la justicia y de impunidad al agresor; el mantenimiento de una nueva institución policial integrada por paramilitares, el mantenimiento de las unidades de ocupación territorial, la movilización de la gran flota de ocupación de la OTAN; los gastos diplomáticos para lograr el apoyo mundial a una operación de esta magnitud, que incluye la aprobación por el Consejo de seguridad de la ONU y por los organismos regionales, principalmente la OEA; el gasto que ocasionó el bloqueo económico; cancelación por compensaciones bancarias por el mantenimiento al bloqueo, por pérdida de oportunidades, es decir desdeñar negocios para continuar con el bloqueo; la cancelación a las calificadoras de riesgo, por haber dado falsas calificaciones al país solamente por una razón política; la cancelación a los intereses y demás gastos bancarios por el financiamiento de todos los gastos incurridos y que solamente serán recuperados con el pago mediante la apropiación extractivita3 de los recursos naturales del país invadido, Hasta los gastos que ocasionan las grandes conciertos al aire libre, con lo más contra revolucionario, que se pueda conseguir, a escala mundial de la farándula rocanrolera, para hacer creer que Maduro es repudiado mundialmente. Todo este inmenso volumen de gastos, por la actividad de la guerra de liberación de todo el pueblo, sucedida como respuesta a la invasión, puede ocasionar que se tarde mucho tiempo en ser cancelada, mientras tanto el país invadido se convertirá en una neo colonia, destrozadas sus instituciones, su integridad y por supuesto sin capacidad para auto determinarse. La sumatoria de todos los gastos incurridos en armamentos, uniformes y demás enseres necesarios, movilización de vehículos de guerra marítimos, terrestres y aéreos, gastos satelitales y comunicacionales, el costo de la totalidad de municiones gastadas, de los misiles lanzados, de los vehículos destruidos, el gasto en energía necesaria para la movilización de semejante equipamiento; el acarreo de los gastos ocasionados por el traslado y sepelio de los fallecidos convertidos en mártires; la cancelación a las aseguradoras por la compensación a los familiares de las víctimas y las pólizas necesarias para toda la operación y otros tantos. Luego viene la etapa de la reconstrucción de la infraestructura dañada por la guerra, allí es donde intervienen las compañías extranjeras, que obtienen jugosos contratos de las Juntas de intervención.

Pueden pasar cientos de años, para que el país invadido pueda cancelar la totalidad de semejante deuda adquirida involuntariamente. Ello ocasiona que obligatoriamente intervengan nuevos actores, que indudablemente también cobran, nos referimos a la Casa de la Moneda, con capacidad de emitir nuevas emisiones de monedas sin respaldo en oro y la industria del narcotráfico, con capacidad de colocar en los llamados paraísos fiscales, enormes cantidades de dinero, que pueden desviar a los bancos asociados para tales fines: El financiamiento de toda esta monstruosa operación de guerra.

Es indudable que por nuestra capacidad y tiempo, no estemos en condición de cuantificar a todos los elementos que conforman una monstruosa operación imperialista de este tipo, pero los elementos señalados nos pueden dar una visión aproximada de los que podría suceder en el caso de concretarse, sin embargo a los escépticos, que no crean que el imperialismo cobra, les recordamos las recientes palabras de Donald Trump en este sentido y sobre todo, investiguen lo sucedido recientemente en IRAK y LIBIA, en donde este programa ya se ha concretado completamente.4 Pero si esto no los convence es bueno que recuerden que los EEUU es el único país en la historia de la humanidad que se ha atrevido a lanzar dos bombas atómicas sobre poblaciones civiles inocentes. A ver si entienden la clase de socios con quien se han aliado.

Para finalizar este artículo, es necesario notar que Venezuela no es Libia, tenemos nuestra historia de libertad liderada por Simón Bolívar, Sucre y Chávez, que no vamos a dejar perder bajo ninguna de las causantes anteriores. Más nos podríamos parecer a Vietnam, por lo irreverente de nuestra raza caribe, afro descendiente y criolla capaces de hacer la guerra de todo el pueblo, hasta lograr que el invasor se largue con el rabo entre las piernas, sin un barril de nuestro petróleo, tal cual está sucediendo en Siria y el Yemen.

1 https://www.telesurtv.net/news/El-golpe-suave-en-Venezuela-en-cinco-pasos-20140220-0054.html, El golpe suave en Venezuela en cinco pasos, responsible: Telesur, Revisado: el 6/3/2019

2 Sharp,Genehttps://www.bbc.com/m undo/noticias/2011/02/110221_gene_sharp_revolucion_no_violenta_cr, Gene Sharp: manual para una revolución sin violencia, Responsable: BBC. Ruaridh Arrow

3 Harvey David, El nuevo Imperialismo, Madrid, Ediciones Akal S.A., pp 13- 65

4 Aporrea, Kan jouseff, No convoquen al Diablo a su casa, Artículo publicado febrero de 2019, Responsable Jouseff Kan

 

joukap10@outlook.es

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1744 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a276856.htmlCd0NV CAC = Y co = US