Dominación

A dios rogando y con la intervención amenazando. El señor Trump fue al 73° periodo de sesiones de la ONU a amenazar con el ejercicio de su rol imperial. Su discurso contradictorio de punta a punta, estuvo ensalzado por extraño que parezca, del argumento contra la dominación.

El diseño de dicho discurso es absurdo por sus contradicciones entre los hechos y la realidad del hegemón norteamericano, sin risas amargas. Pero es significativo por las intenciones cada vez más agresivas e intolerantes respecto de los acontecimientos mundiales.

Dominar es tener e imponer la supremacía, entonces lo inexplicable está en cómo, quien a vista de todo el mundo mantiene dicha condición, quien sustenta (en medio de su constricción) la hegemonía global; ¿cómo es que se le ocurrió cuestionar una dominación global de otros, pero que nadie más posee? A saber, la dominación es un rasgo que define el papel de los Estados Unidos en estos tiempos, pero Donald el neo-libertador, el que en dos años ha hecho tanto por ganarse el rechazo de los pueblos, tiene enredado el papagayo, al decir del bravo pueblo bolivariano.

Es dicha potencia la que sostiene el máximo nivel de poder en el mundo, no obstante, el representante de su Estado asevera que combate la dominación de otros. Visiblemente lo que está cuestionándose nuevamente es que no tolerarán se altere el estatus global, y más concreto, que su dominación es la normalidad de nuestro mundo, siendo toda resistencia algo que la socava según la posición norteamericana.

Imperialistas al fin, arrogantes de toda la vida, la crisis de su hegemonía los hace más peligrosos, el discurso de Trump en nombre de una muy abstracta libertad, es una amenaza a los pueblos del mundo y al conjunto de Estados aliados y enemigos. El discurso del señor asienta la postura inconmovible, el mundo al revés, ¿se está con él o qué?, en un acto le dio rango democrático al fascismo israelí, al régimen saudita, a los gobiernos neoliberales del mundo, restableció el ideario de "América para los norteamericanos", instaló la bonanza capitalista en la India cuando esta se dirige al despeñadero neoliberal, todo un mago.

De pronto el muro de nuestra frontera norte es un regalo y un acto de buena fe, ¿qué dirán los pueblos de la India?, bautizó de socialistas a diestra y siniestra, satanizó al pueblo y gobierno venezolano y cubano en su lucha por un país mejor, hasta amenazó a sus socios si no se portan según una línea emanada de Washington, ni por asomo señaló sus responsabilidades en las asonadas violentas, golpes de Estado, intentos de magnicidio, asesinatos, narcotráfico, guerras, sanciones y bloqueos económicos, o la siembra del terrorismo en el llamado Medio Oriente.

Según el magnate, la democracia de los pueblos es tiranía y el totalitarismo de los regímenes capitalistas es democracia, su guerrerismo y militarismo es preocupación por los pueblos, en tanto la soberanía, autodeterminación e independencia de los pueblos serán consideradas como amenazas frente a la doctrina de seguridad norteamericana. Esa narrativa es dominación, es posicionar un orden, un control y poderes establecidos que asienten la supremacía gringa del gran capital financiero.

Este es el orden conformado por el capitalismo con los yanquis a la cabeza, por lo que el discurso del engaño cargado de ira resulta sumamente preocupante. Trump inspira a la resistencia popular contra sus amenazas, su discurso autoritario, su geopolítica neoliberal es reaccionaria y profundamente conservadora. Las clases dirigentes del hegemón nos dicen en voz de su presidente que lo que viene es el caos global, poniéndose de espaldas a los anhelos de los pueblos.

Esta política de la restauración del orden global norteamericano, con su retórica de la amenaza, se asienta en las tendencias e imperativos del gran monopolio, apoyándose en los viejos controles financieros, militares, políticos, comerciales, e ideológicos. La paradoja está en que aquellos que tanto llamaron a la unificación y se movieron por consolidar la economía global capitalista, hoy son los impulsores del caos como medio para restablecer su dominación.

El caos como instrumento de la recomposición para un nuevo siglo de dominación imperialista, es un hecho de tiempo atrás. A las clases dirigentes de los Estados Unidos buscan poner al mundo de rodillas, no les importa tener consensos, aunque por ellos su política navega a la deriva, lo que les interesa es sembrar nuevos tipos de dependencias, organizadas e instrumentadas desde sus operadores militares y económicos.

Por supuesto, la Unión Europea, asiduamente pro-imperialista continuará respaldando a sus superiores, entre presiones, chantajes y beneficios de sus trasnacionales y oligarquías neoliberales, son el socio a fuerzas y conveniencias. Así que los pueblos del mundo somos situados a la posición antiimperialista ante sus ofensivas expansionistas en el peor de los escenarios, pues pronto veremos nuevas agresiones y en muy diversas formas contra nuestros deseos de resolver los grandes problemas sociales y económicos (libertad, democracia, economía, migración, política económica, cultural).

El discurso por la dominación norteamericana trae a cuento la entrada a una crisis política en el seno de los Estados Unidos, las clases poderosas no encuentran consensos sociales y se afirman en redoblar la opresión interna combinada con la política intervencionista exterior para recrear su sueño americano armado.

Brasil y Argentina viven un intervencionismo político contra los deseos democráticos de sus pueblos, sus líderes son sustraídos de la arena pública para someterles a las falsas instituciones de "justicia", México es amenazado ante cualquier intento de emprender un camino diferente al neoliberalismo, Cuba y Venezuela son censurados como eje del mal, los países centroamericanos son etiquetados de "agujero de mierda" y así sucesivamente. Latinoamérica en lo más riguroso y complejo de estas agresiones tendrá que construir su unidad democrática y revolucionaria porque el señor capital ha hablado.

 

yeko31@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 402 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a269737.htmlCd0NV CAC = Y co = US