Acciones desestabilizadoras de EEUU en Venezuela

A escasas horas de la celebración de las elecciones en Venezuela, el gobierno de Donald Trump, acusó al vice-presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, (PSUV) Diosdado Cabello, de lavado de activo y narcotráfico, razón por la cual aplicaron una sanción de congelar sus bienes y finanzas en Estados Unidos. Este tipo de acciones de la administración Trump, tiene el propósito sicológico de crear una matriz de opinión en la ciudadanía venezolana y extranjera de que Venezuela está gobernada por narcotraficantes.

Sea cierto o no que Cabello tenga cuentas bancarias en Estados Unidos, el objetivo es sembrar la matriz de opinión que es un narcotraficante y les sirva, entre otros argumentos, para seguir adelante con el Plan Maestro del Comando Sur, y que el Grupo de Lima continúe sus acciones conspirativas en Toronto, Canadá, el próximo 26 de mayo según acordaron los 14 países liderados por la OEA el pasado 14 de mayo en México.

Sospechosamente el pasado miércoles 16 de mayo la agencia de noticia estadounidense CNN y Telemundo comenzaron a trasmitir el inició de un motín desde dentro del centro carcelario el Helicoide, de Caracas, y sorprende que los presos acusados de terrorismo, con la más absoluta complicidad de dichas agencia de prensa, lo cual sugiere una acción coordinada con los amotinados pues contaban con teléfonos inteligentes, conexión a internet y apoyo logístico y evidencia la descarada participación de agencias de gobiernos extranjeros especializadas en este tipo de operaciones, muy posible formando parte del Plan Maestro dirigido desde el Comando Sur, por el almirante Kurt W Tidd.

En "los videos filtrados desde los calabozos los destrozos generados por los presos comunes pasaron rápidamente a segundo plano, el liderazgo del motín fue asumido por políticos presos de referencia mediática como Daniel Ceballos y Lorent Saleh", consignó el portal Misión Verdad, de lo cual se puede inferir que hubo una "premeditada distribución de roles, entre presos comunes de generar violencia y los políticos condenados por terrorismo de garantizar el impacto informativo de la maniobra desestabilizadora", todo con la misma matriz de sembrar la opinión de que en Venezuela hay un caos, falta de garantías, violación de derechos humanos y ello hace necesario la "intervención humanitaria".

Es importante anotar que en estos hechos participó Joshua Holt, ciudadano estadounidense, agente encubierto detenido en Venezuela, que enfrenta un juicio por porte ilícito de armas, terrorismo y espionaje. Y fue vinculado a la preparación de actos terroristas luego de incautarle un fusil AK-47, un facsímil tipo M4, dinero en efectivo (bolívares y dólares), cámaras fotográficas, computadoras portátiles y boletos aéreos.

Y precisamente Holt desde la prisión que trasmitió por medio de un celular a la CNN, Telemundo y a decenas de televisoras en estados unidos, supuestamente horrorizado exclamo: "Quieren matarme y pintar las paredes con mi sangre". Como se ve, un gran montaje a pocas horas de las elecciones, en el que se buscó la excusa para una intervención de EE.UU. en Venezuela", tal es así que la Embajada de Washington en Caracas, trasmitió el siguiente mensaje: "Estamos muy preocupados por el motín en El Helicoide. Joshua Holt y otros ciudadanos estadounidenses están en peligro. El gobierno de Venezuela es directamente responsable por su seguridad y le haremos responsables si algo les sucede".

Más claro ni el agua, saque el amigo lector sus propias conclusiones.

Periodista, politólogo y analista internacional.

La Habana 19 de mayo de 2018.. Hora: 20:30 hrs.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 929 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /tiburon/a263504.htmlCd0NV CAC = Y co = US