Hablando claro

La marcha de los feos

Desde que el comandante Chávez salió a la palestra con aquel "por ahora", y luego el "para siempre" de 1998, la oposición no ha parado. A Chávez lo tildaron desde hampón hasta criminal. "El arañero" barre en las elecciones y se presenta la "sampablera" en la acera de enfrente. Comienzan a planificar la forma de cómo deshacerse de ese monstruo que apareció sin son ni ton. Ahí comenzó la cosa. Todos contra Chávez hasta la fecha. Se pensó que podían enloquecer pero no que llegaran a tanto.

Comenzaron a respirar un odio visceral, y algo así como en las cárceles, pensaron en una huelga de sangre y el 11 de abril hicieron que la sangre corriera por toda Caracas asesinando a seres inocentes que su único delito fue atender el llamado a derrocar a Chávez. Ellos mismos le dieron los tiros en la cabeza. Tumbaron a Chávez, el pueblo lo rescata, y a los terroristas no les quedó más remedio que seguir el plan que ya cumplió 17 años. El gentío que se volcó a la calle a rescatar al comandante fue bautizado sin nombre y sin apellido.

Los chavistas somos pobres diablos, malandros, feos, borrachos, patas en el suelo, come bollo, greñúos, despeinados, hediondos, mal vestidos, patulecos, inválidos, desdentados, negros feos, arrastraos, bembones, mal bañados, lomos de baba, y limpios. Lo único que nos falta es que terminemos siendo ranas saltarinas, petimetres y mariposones; eso nunca. Nos sentimos orgullos de ser lo que somos.

De lo que sí estoy más que seguro es que si Luis Almagro fuese venezolano, ese carajo, fuese chavista. Con esa pinta de malandro que no la brinca un venao que tiene, en cualquier concentración chavista, queda del carajo. Detállenlo, véanlo bien, búsquele parecido a los chavista y me dará la razón; además, feo con bola.

Mayor "malandramentazón" se concentró en un solo lugar. Como que nos pusimos de acuerdo todos los feos y borrachos para gozar una bola. Los patas en el suelo bailaban en una pata no porque sean mochos sino por la alegría de estar juntos celebrando una vaina tan hermosa. Es que nos sacan por la cara. ¡Mira, ese es chavista!, le falta dientes. ¡Ese también!, es feísimo. ¡Mira, ese borracho!, tiene que ser chavista. ¡Ese greñúo! Táchennos como les dé la gana, pero tenemos un corazón del tamaño de las ideas del comandante Chávez, y jamás nos podrán acusar de ser criminales o asesinos.

Tampoco es que todos somos feísimos. Tan así no. También había chicas bellísimas, buenísimas, bien vestiditas, olorositas, de marcas, pelo planchaíto, perfilaítas, con cara de tener centavo, buenos carros, pero cuando la cámara de la TV las tomaba todo el mundo creía que eran infiltradas de Chacao o de Lechería. Se equivocan. Son chavistas. No son infiltradas. Si las ven bailando, cantando, alegres, gozando una bola son chavista; si la ven triste con cara de "yo no fui" es infiltrada. En las concentraciones rojitas no hay chavista triste.

Almagro se infiltra facilito en una marcha chavista. Quién se va a dar cuenta entre tanta gente fea. La diferencia es que los chavistas están bailando, disfrutando, y el infiltrado con su careta. Allí comienza la sospecha. Pero si brinca, salta, baila, pasa desapercibido. De lo que sí pueden estar seguros es que desde hacía bastante tiempo los opositores no veían tanta gente fea junta.

Mientras los feos, borrachos, malandrines, patas en el suelo, gozaban una bola, del otro lado andaban matando gente, acabando con las instituciones públicas, quemando carros, enfrentando a la GN, insultando, mal tratando. Son tan buenos que incendiaron un hospital; quemaron otro con 53 niños adentro. Ah, pero todo eso tiene su precio. Corrió centavo por sacos. Se bajaron de la mula fuerte para pagar la violencia y el terrorismo. Están plenamente identificados. Ahora, de dónde saca esa gente tanto centavo para financiar actos de terror? Los feos siempre andamos mamando.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 889 veces.



Pedro Alfonzo Rojas

columnista. Antiadeco. Testigo y sobreviviente de todas las violaciones de derechos humanos y laborales en gobiernos de AD.

 pedrorojas56@hotmail.eso

Visite el perfil de Pedro Alfonzo Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Alfonzo Rojas

Pedro Alfonzo Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US Y ab = '0' /tiburon/a244563.htmlCd0NV CAC = Y co = US