Carnet del Patriota de Venezuela

Desde el año 1958 hasta nuestros días, la mayoría de los partidos políticos venezolanos adoptaron el "carnet del partido" para primeramente identificar y ubicar territorialmente a su militancia o a la masa de simpatizantes, con el fin de tener un indicador relativo de la fuerza de esas organizaciones políticas, en caso de una contienda electoral en las democracias representativas de exclusión social. Recientemente se inició en Venezuela una campaña para registrar a ciudadanos y ciudadanas, con el fin de otorgarles una tarjeta de identificación o carnet, al cual sus promotores denominan "Carnet de la Patria". Algún dirigente del Partido Comunista de Venezuela (PCV), en su momento criticó tal decisión del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), considerando que "el Carnet de la Patria no aporta una solución real al debilitamiento del proceso revolucionario y que la obligación de un Gobierno que se asume progresista, debe ser fortalecer al menos los niveles de conciencia y de organización popular para afrontar transformaciones profundas en lo social, económico y político".

La dirigencia del PCV es consecuente con el pensamiento y praxis de Mijail Bakunin, más allá de los aciertos o errores que pudo haber tenido ese militar revolucionario del antiguo Imperio Ruso desde un enfoque filosófico no convencional, a saber: "El Estado [ni los partidos políticos son] la Patria (…). La gente sencilla de todos los países ama profundamente a su Patria [con] un amor natural y real. El patriotismo del pueblo no es una idea, es un hecho; pero el patriotismo político [del] Estado (…) es una expresión distorsionada (…) siempre en beneficio de una minoría explotadora." Con sorpresiva similitud a la categoría bolivariana de la Patria Grande, también expresó Bakunin en su época: "Me siento siempre y sinceramente el patriota de todas las patrias oprimidas". Sin apoyar al Anarquismo y considerando que el Estado no debería asumirse como un partido político, en lugar de un Carnet de la Patria, en estos tiempos se debió promover el CARNET DEL PATRIOTA para el venezolano o la venezolana, independiente de que simpatice con ideologías de derecha (CAPITALISTA), de centro o de izquierda (SOCIALISTA).

Al igual que la LEY PATRIOTA DE ESTADOS UNIDOS (cuyo nombre oficial es ‘‘Uniting and Strengthening America by Providing Appropriate Tools Required to Intercept and Obstruct Terrorism Act of 2001’’) que en su sección 802 tipifica al terrorismo como todas aquellas "activities that (A) involve acts dangerous to human life that (…) of the United States or of any State; (B) appear to be intended (i) to intimidate or coerce a civilian population, (ii) to influence the policy of a government by intimidation or coercion, or (iii) to affect (…) a government by mass destruction, assassination, or kidnapping; and (C) occur primarily within the territorial jurisdiction of the United States."; se pudiese en perspectiva análoga utilizar al CARNET DEL PATRIOTA de Venezuela como un afidávit del espíritu patriótico de los ciudadanos y ciudadanas, para directamente identificar como terroristas a aquellos venezolanos que promuevan la auto-destrucción de Venezuela con el apoyo y participación activa de organismos multilaterales, gobernantes de países, expresidentes de países, periodistas, intelectuales, dirigentes políticos, empresarios, religiosos, especuladores bursátiles, partidos políticos, militares, burócratas, tecnócratas, grupos del crimen organizado, entre muchos otros actores protagónicos del mundo globalizado.

El día 17 de abril de 2017 durante la conmemoración del aniversario de la MILICIA BOLIVARIANA, el presidente Nicolás Maduro exigió: "No es tiempo de traidores. Que cada quien se defina si está con la Patria o con la traición, si estamos con el pueblo histórico de Bolívar o estamos con aquellos que se arrodillan a los factores imperiales del poder". El CARNET DEL PATRIOTA de Venezuela sería lo auténticamente revolucionario y BOLIVARIANISTA, contrario a la tarjeta referida al inicio de este artículo que se puede definir como un simple instrumento ineficaz para propósitos electorales en una socialdemocracia representativa. Es ineficaz para lo electoral y para la Defensa Integral de la Patria venezolana, debido a que quizás un alto porcentaje de los más de diez millones que al presente han recibido la tarjeta en cuestión, por alienación apoyan a la dirigencia política y empresarial que son cipayos (se denominaba así a los soldados nativos de India que en los siglos XVIII y XIX servían en los ejércitos de Inglaterra, Francia o Portugal) del Imperio estadounidense.

En una nota de prensa emitida por el Departamento de Estado de los Estados Unidos el 18 de abril de 2017 (https://www.state.gov/r/pa/prs/ps/2017/04/270312.htm), se lee entre líneas una agresión militar inminente contra los PATRIOTAS DE VENEZUELA: "We echo the joint call made April 17 by 11 Latin American governments on (…) Venezuela to immediately (…) permit a prompt solution to the grave crisis affecting (…) the region. Those responsible for [defending the …] democratic institutions and practices [of Venezuela …], will be held individually accountable for their actions by (…) the international community." El Imperio de Estados Unidos ya decidió derrocar mediante intervención militar indirecta al gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro y, derogar la Constitución democrática, protagónica y participativa de la República Bolivariana de Venezuela. La guerra ya está formalmente declarada por el Imperio y sus cipayos contra Venezuela desde hacen más de dos años, solo esos terroristas imperiales están hoy precisando los certeros ataques en las próximas horas o días, para criminalmente intentar destruir a la Patria del Libertador Simón Bolívar y del Líder Histórico Hugo Chávez.

 

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 464 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter