Repugnantes serviles del polémico Trump

El presidente de EEUU, Donald Trump, es fuertemente criticado dentro de su propio país sobre diversos aspectos. En materia de inmigración es tildado de arbitrario, inhumano e ilegal (Margo Schlanger, Asghar Farhady, Gael García, Julie Myers); en cuanto al trato a mujeres, grupos étnicos, diferentes nacionalidades y discapacitados, Trump es problemático (John Angelos), humillante e irrespetuoso (Meryl Streep), estúpido, gamberro e idiota (Robert De Niro), confuso, estafador y demagogo (Noam Chomsky), narcisista y sociópata (Michael Moore); y sobre la libertad de expresión Trump es un mal ejemplo (Edison Lanza), dictador y autoritario (Carl Bernstein).

Por otra parte, Trump asegura que las cárceles en el extranjero y la tortura funcionan, a lo cual surgieron numerosas críticas en el mundo, como: Trump resulta inconsciente, sin límites y sin control (Fabio Nigra), grosero, inmoral, ilegal, extremista y criminal (Carmen Hertz, Nilz Melzer). También, sobre el veto de Trump contra los refugiados, la medida es lamentable e injustificable (Ángela Merkel), irrespetuosa (Mahmud Ahmadineyad), divisorio y equivocado (Boris Johnson), vergonzosa y cruel (Sadiq Khan), inoportuna, preocupante y discriminatoria (Jean-Marc Ayrault, Didier Burkhalter, Donald Tusk);

Asimismo, Trump al alejarse de crear un Estado palestino con la mudanza de la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén occidental, generó la inmediata reacción del mundo árabe, como destruir el proceso de paz con la judaización de Jerusalén (Saeb Erekat), una medida negativa (Abdalá II bin Al Hussein), violatoria de las resoluciones de la ONU (Riad Mansur); y sobre la construcción de un muro entre EEUU y México, Trump resulta impositivo e insensible (ACNUR, OIM), anacrónico (Hassan Rohani), humillante (Ernesto Samper), contradictorio y unilateral (Paulina Ochoa).

Ante tan perverso personaje imperial, vemos entonces con repugnancia la actitud de ciertos mandatarios de Latinoamérica, cual serviles de la nueva administración gringa. Tal es el caso del presidente de Perú, Pedro Kuczynsky, recibido hace poco por Trump en la Casa Blanca, para mal poner a Venezuela; quien es ciudadano estadounidense, ex-funcionario tanto del Fondo Monetario Internacional como del Banco Mundial, además de ex-banquero financista de Wall Street.

Otro servil es el presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien en recién y corta conversación telefónica con Trump, se limitó a mal poner a Venezuela a cambio de una visita a Washington dentro de pocas semanas. También el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, hablando ambos sobre “la importancia de alentar el respeto a las normas y procesos democráticos en Venezuela”; sin dejar por fuera al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, igualmente hablando mal sobre nuestro país.

De la misma manera, el presidente de México Enrique Peña Nieto, recibiendo la semana pasada a altos funcionarios del gobierno de Trump; después que el controversial presidente de EEUU ha confirmado la construcción del muro fronterizo y castigar a México con aranceles y deportaciones. Para finalmente observar a la nueva malinche venezolana, Lilian Tintori, fotografiándose con Trump en la Casa Blanca y exigir una intervención mercenaria en nuestro país. Todos, repugnantes serviles del polémico magnate Trump.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 859 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a241982.htmlCd0NV CAC = Y co = US