Carta al niño neoyorkino Alex

Alex, después de leer tu carta a Obama , te diría que lo que debes pedir a tu Presidente es que deje a los pueblos del mundo en paz ya que el drama que vive el niño Omran en Siria, junto a su familia, es consecuencia directa de una guerra que EE UU le impuso a Siria.

Omran, como cualquier otro niño de esa edad, sólo desea vivir en paz en su país junto a su familia. Más que querer a una familia neoyorkina que lo acobije y le ofrezca un nuevo hogar, lo que él desea es que todos los niños de su país puedan jugar y estudiar en el país que les vio nacer y en el que sus padres, juntos a familiares y amigos, tengan derecho a decidir la forma de gobierno y el sistema político según sus creencias.

Omran no quiere una nueva familia, ni desea tener nuevos hermanos, ni menos un nuevo hogar. Solo desea que paren esa guerra y que le permitan continuar viviendo en paz en Alepo.

Omran no necesita tener nuevos amigos sirios, todos los amigos que ha conocido hasta ahora lo son y en lugar de comenzar a tener sólo un amigo sirio en Nueva York, como tú le ofreces, prefiere seguir en Alepo rodeado de los amigos que ya tiene.

Y si es cierto que Omran no ha tenido la dicha de poder celebrar muchos cumpleaños porque desde que EE UU impuso la guerra a Siria ya poca gente puede hacerlo, Omran prefiere seguir en su país y en su ciudad apostando a que en el futuro, cuando la guerra termine, puedan volver a celebrar los cumpleaños.

Es verdad Alex que Omran no tiene juguetes porque la guerra le roba la infancia a los niños, pero lo cierto es que le sobra imaginación para seguir jugando con sus amigos en su ciudad natal.

Alex, espero que no consideres un desplante lo planteado pero Omran siendo sincero prefiere decirte que no lo esperes porque de corazón él no desea llegar. No porque desconfíe de tí, sino más bien porque lo único cierto después de tu carta es que tu Presidente sí sabe lo que es ser un "cínico". La mejor evidencia de ello es que fue declarado Premio Nobel de la paz, siendo un promotor de las guerras imperiales en el mundo de hoy.

Pídele a tu Presidente que saque ya las tropas que permanecen en Afganistán, en Irak, en Libia y Siria; que deje que cada pueblo escoja libremente como desea vivir, eso que los adultos llaman la soberanía.

Dile a tu Presidente que deje de provocar guerras para después intervenir alegando que intervienen para traer la paz. Que Omran se conforma con que a su ciudad vuelva la paz.

Nueva york, ni en el resto del extenso territorio de los EE UU, tiene la posibilidad de devolver la felicidad y el bienestar arrebatado por las guerras imperiales de EE UU a niños como Omran alrededor del mundo.

Alex por favor, esmérate en escribir una nueva carta a Obama, que seguramente ahora es tu amigo y pídele de corazón que deje de hacer la guerra y que su país deje de intervenir y preocuparse por los pueblos, que cada pueblo sabrá escoger su camino y que ya han causado bastante daño con sus guerras alrededor del mundo.

Muy sinceramente, un amigo de Omran.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1454 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: