Chávez - Maduro y saqueo

Ninguno de los dos, ni el Comandante Hugo Chávez, ni el Presidente Nicolás Maduro, la han fácil, porque han sido blancos de ataque para salir de ellos, a como dé lugar, en vista de que sus gobiernos llevan en sí mismos, un proceso de cambio revolucionario, para la construcción del socialismo, bolivariano y chavista, con circunstancias más o menos parecidas, pero, con la determinación económica en circunstancias muy disímiles, porque el gobierno que le ha correspondido dirigir a Nicolás Maduro, ha recibido dos embates: el de la guerra económica internacional, sustentada en la caída de los precios del petróleo, gracias al dumping practicado por el gobierno estadounidense, el que ha vendido el barril por debajo del costo de producción, tanto el que se roba junto con el ISIS y Turquía, como con el extraído por la vía del fracking o petróleo de esquistos, con la finalidad de quebrar las economías de Rusia y Venezuela, entre otros; y el de la guerra económica interna nacional, tan bien manejada que los usureros, los golpistas, corruptos y cazafortunas, han sabido aprovechar en su beneficio, tanto, que en Venezuela al día de hoy no hay un solo empresario o comerciante en la quiebra, sino todo lo contrario, hoy son híperpluscuammillonarios, mientras que el pueblo trabajador, esa mayoría de emancipados en revolución y esa llamada "clase media" cuya mayoría de la cual, se cree erróneamente "burguesa", hoy están arruinados, con sus vidas miserabilizadas y muchos de ellos, diría que en su mayoría, con la esperanza de que "caiga Maduro, para salir de la crisis económica", que interesados en "La Salida", han vendido desde los medios privados venezolanos y personajes al servicio imperial, quienes desde instituciones como la Organización de Estados Americanos (OEA), como única opción y fatalismo, así como en la leyenda bíblica, en la que los ignorantes lanzaron a Jonás a las aguas para supuestamente saciar a su dios desagraciado y genocida, igual como lo predica el Cardenal Urosa Sabino y sus fétidos contertulios, para que salga Maduro y los chavistas y vuelva, según ellos y los adecos, las cosas al orden natural y divino, en el que "los pobres están para servir a los ricos".


Efectívamente, hay varias salidas a la "Crisis Económica" a la que los rufianes de AD, PJ Y VP quieren convertir en "Crisis Humanitaria" y esa salida no es precisamente, derrocando al Presidente Nicolás Maduro. Una de las salidas, es percatarse de que en cada larga cola en comercios y servicios, la mentazón de madre y la ira la descarga el Pueblo contra el gobierno, no contra sus causantes. El poner a policías y a la FANB a cuidar que el Pueblo se mame unas colas a sol y agua para hacer más ricos a los ladrones con patente, con el único aliciente de evitar desorden o con la fantasía de evitar el bachaqueo, ha sido un error inconmensurable. Eso no líquida la guerra económica, ni garantiza la paz. Sólo posterga tensiones y rencores que estallarán a la menor provocación de los delincuentes de los partidos de la derecha, quienes están aliados a bandas delictivas y bachaqueros.


Por otra parte, quedarnos en denunciar a los causantes o decir que estamos sometidos a esta guerra económica, es cono inventar el agua tibia o explicar que la tierra es redonda. Se trata, en esta circunstancia, de que el gobierno nacional entienda que absolútamente todos sus funcionarios y nosotros, el Pueblo, debemos comenzar una ofensiva contra esta guerra económica y hacer entre todos, lo que la SUNDDE no ha hecho. Pero, la iniciativa y decisión debe tomarla el Presidente Nicolás Maduro, cuanto antes.


Por otra parte, ya los saqueadores con patente de comercio y de servicios se han llevado nuestras riquezas y están gozando de haber vaciado los bolsillos de los trabajadores. Pero, desde hace una semana, cuando la derecha alentó el saqueo con total impunidad, se han venido prendiendo candelitas y focos de disturbios que intentan, porque el Pueblo está hastiado y no ha visto efectividad que nos permita salir de esta guerra o que, al menos, los causantes muerdan el polvo, con confiscaciones, cárcel y sanciones ejemplares. Esta es una razón más para empezar una ofensiva contra la guerra económica, en el marco del Decreto de Estado de Excepción, al que con justa razón apeló el Presidente. Peto, hagamos lo que espera el Pueblo y no esperemos a que nada caiga por su peso.


Una nota positiva: los medios privados venezolanos son ciegos, sordos y mudos. Ellos no saben del éxito de la agricultura urbana, la que nos está liberando de la especulación en hortalizas, legumbres y frutas; ni saben del Sistema Nacional de Transporte Público, que con los autobuses vinotinto, transporta dignamente en todo el país a ciudadanos, a precios solidarios. Tampoco, saben que las pensiones para nuestros viejos, nuestros queridos padres y abuelos, sigue avanzando, en medio de la crisis económica y de la hiperinflación que desde los medios privados ayudaron a disparar.


Prof.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2088 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social