Zancadillas para derrocar a Nicolás Maduro

La mesa está servida por el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica (EEUU), para derrocar al gobierno que preside el obrero Nicolás Maduro y liquidar todo rastro del socialismo bolivariano, como hechura liderada por el Comandante Hugo Chávez.

Por una parte, mientras unos se distraían en banalidades y espantando fantasmas, en las universidades públicas controladas por la logia mafiosa de la AVERU y en las privadas, se reclutó, formó, adiestró y equipó a un gran contingente de elementos fascistas durante dieciséis años, los que hoy son esos estropajos autómatas asesinos, con la mejor formación fascista en lugares como Chile, en donde de manera silenciosa (tengo las pruebas y fueron canalizadas), desde el primer gobierno de Michel Bachelet formaron en estrategias y tácticas insurreccionales en la Escuela Superior de la Fuerza Armada pinochetista, en sus astilleros, mientras otros fueron a dar a Colombia, México y EEUU, para formar como operativos en prácticas paramilitares, cuyos resultados estamos padeciendo con todos los muertos de las guarimbas de los últimos años, además de los asesinatos por encargo, en coordinación con todos los núcleos operativos de los paramilitares que por años sembraron a lo largo y ancho de la República Bolivariana de Venezuela, haciendo que se potencien todos los delitos y asesinatos, desde Danilo Anderson, pasando por Sabino Romero, hasta llegar a Eliecer Otaiza, Robert Serra y María Herrera. Es decir, en nuestras universidades públicas se fabricaron los sicarios y asesinos del Pueblo y se formaron en la doctrina fascista a los artífices de todas las conspiraciones, porque gozan de total impunidad que desde el Tribunal Supremo de Justicia, hasta cualquier tribunal de la República, porque están plagados de jueces que odian militantemente al chavismo y esperan el momento oportuno para dar el zarpazo, disfrazados de institucionalidad y bajo la legalidad burguesa, que para todo sirve.
Paralelo a ellos, Fedecámaras-Venamcham y todos sus aliados dentro del gobierno y desde el exterior, han hecho de todo por quebrar la economía, con una guerra económica sostenida contra el gobierno del Comandante Chávez, que adquirió su máximo apogeo y sofisticación en el gobierno que preside Nicolás Maduro, con el Dólar Cotufa, inflado desde la plataforma especulativa Dólar Today, el desabastecimiento programado, el robo y desangre con las aerolíneas y agencias de viaje, los raspacupos y raspatarjetas, el contrabando de extracción de gasolina en gandolas, alimentos y productos a las islas del Caribe, especialmente, a las colonias de reino de Holanda y hacia Colombia, con el bachaqueo alentado desde el gobierno neogranadinos que les dio un marco jurídico de legalidad, en donde los bachaqueros y contrabandistas pagan un impuesto a su delito de desangrar a Venezuela y mantienen todo el norte de Santander porque la producción en Colombia ha caído y lo poco que producen como esclavos, deben entregarlo al gobierno de EEUU, gracias al ALCA.

Por otra parte, el gobierno que preside Barack Husseín Obama, ha promovido un estado de emergencia bélica, con dos piezas suyas que maneja a su antojo : David Granger, desde Guyana; y Juan Manuel Santos, desde Colombia. Y, en turno al bate, espera Ollanta Humala, en el Perú, sin que soslayemos que algunos solapados enemigos de la libertad y la democracia del nuevo mundo multicéntrico y pluripolar, solo esperan la oportunidad de alzarse en alianza contra los países de la UNASUR y de la ALBA-TCP, para liquidar a estos órganos, implosionando desde dentro y atacando desde fuera.

Toda esta operación está articulada con el chantaje y el dumping económico que el gobierno de Barack Husseín Obama ha causado con la sobreproducción de petróleo de esquistos o fracking, que además de dañar la corteza terrestre y ponerlos a las puertas de la conflagración del planeta, intenta una sobreproducción, para boicotear el precio del barril de petróleo en sus mercados internacionales, para empobrecer la economía de Rusia, China, Brasil y Venezuela, maniobra que ha debilitado, igualmente, a las economías de los socios del gobierno estadounidense en los países productores del Medio Oriente. En este sentido, han logrado sabotear nuestras economías, a un costo tan alto, que los boicoteadores no han podido sostener esa sobreproducción criminal, razón por la cual el gobierno estadounidense intentó golpear por el mercado financiero especulativo, atacando la bolsa de valores de China, sin sospechar que esta sólida economía devaluó el Yuan, el llamado "lunes negro", poniendo una vez más, al descubierto vacías las Reservas Federales de EEUU, que solo son un cascarón vacío de dinero inorgánico, que si los países miembros del BRICS se proponen crear una moneda alternativa cuyo soporte sea el oro u otros metales preciosos o recursos energéticos como petróleo, en alianza con los países de la ALBA-TCP y la UNASUR, esto representaría la quiebra total del gobierno estadounidense, lo que los ha llevado a la decisión irreversible de aplicar la Executive Order contra Venezuela, con la menor excusa y cuando menos lo esperemos.
A quienes nos atrevemos a escribir y analizar desde la perspectiva de la sociocrítica y de la economía política para no perder el tiempo en ilusiones, ni nos corresponde pontificar o pretender enseñar al Presidente Nicolás Maduro a gobernar o buscar llamar su atención para que nos enchufe en algún puestico de su gobierno. Nos corresponde poner el análisis -que siempre será limitado e incompleto- para el debate desde nuestras comunas como única garantía real, cierta y con fe en que esta revolución venezolana no fracase, a pesar de la corrupción, de la ineptitud o ineficacia de tales o cuales funcionarios. Ciertamente, con todas las críticas de gente que sabe mucho u da clases acerca de cómo gobernar, hemos de reconocer con modestia y madurez política, que con tantos entuertos, deslealtades y zancadillas, el gobierno del obrero Presidente Nicolás Maduro ha sabido enfrentar todos los embates y nos lleva por buen camino, aunque debemos exigirnos y exigir la mayor eficiencia sin concesiones con la derecha como expresión concreta del capitalismo, siempre rapaz.

N.B.: expreso mi preocupación, al igual que la de todos los merideños y personas de buena voluntad, por la desaparición del camarada chavista, ALCEDO MORA. Tiene qué aparecer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1369 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a213469.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO