Próximo posible movimiento en el ajedrez agresor, la xenofobia

La campaña de "recuperación del control de Venezuela" por parte del imperio capitalista, enunciada mediante el sarcasmo "Venezuela es una amenaza para los E.E.U.U." toma ahora el rumbo tortuoso de la xenofobia.

Es evidente que la solidaridad de los pueblos anti imperialistas cercó con "peones" el estruendoso movimiento de "la reina" que ejecutó ¡Yo Obama! en busca del "jaque mate", lo que solo vaticina que el juego muta pero continúa.

Pero el enemigo siempre mantiene en el tablero una ficha inestable, capaz de ser transformada en un sorpresivo atacante al deslizarla furtivamente a otra posición. Los pueblos vecinos, como buenos hermanos, siempre tienen estados de convivencia críticos, aliñados por pequeños conflictos territoriales, competencias de liderazgo, desagradecimientos mutuos, usurpación de recursos y otros condimentos, lo que los hace "fácilmente enemistables" en beneficio de terceros; por ello la brasa de la xenofobia es un bien valioso para los enemigos de los pueblos y se mantiene siempre "a punto" para levantar el fuego en el momento preciso.

Venezuela, como todos los pueblos del mundo, es ocupada considerablemente por movimientos migratorios que de una u otra forma influyen en su desarrollo y así la laboriosidad del europeo ha influido positivamente en algunos avances productivos, mientras ha penetrado la administración pública con su inclinación a la corrupción; igualmente de nuestro propio sur nos han llegado intelectuales importantes y arribistas muy engreídos y del Medio Oriente hemos recibido hábiles comerciantes y avaros irredentos… y finalmente, producto de todo ello somos lo que somos.

El pueblo colombiano ha vivido en guerra civil evidente desde 1950, con un marcado fraccionamiento territorial. Por un lado los dominios gubernamentales, por otro las áreas controladas por las guerrillas; zonas tomadas por el paramilitarismo y el negocio de los narcóticos y en ese estado de debilidad, podría decirse que un cuarto poder se circunscribe en las siete bases militares estadounidenses, armadas hasta los dientes y cuyos huéspedes y habitantes permanentes de nacionalidad No Colombiana, poseen absoluta impunidad, léase: ¡pueden hacer lo que les dé la gana!, en el territorio de Colombia, sin que las autoridades colombianas de ningún nivel puedan actuar contra ellos. Con esa situación, nada más lógico que la inmensa migración de colombianos, hasta el punto de que, barriadas completas en las grandes ciudades de Venezuela estén pobladas por gente buena y mala, oriunda del hermano país.

Ahora que a ¡Yo Obama! alias Huseín le toca el turno, después del fracaso de su teatral "pose de víctima", curiosamente se empieza a ventilar el "conflicto colombo-venezolano". Tal conflicto no es nada nuevo ni con lo que no hayamos podido vivir… pero ahora ordenan a María Violencia a acusar a la policía venezolana de torturar colombianos, Santos recibe órdenes de bloquear extradición del asesino de Robert Serra, envían paramilitares de la banda de Uribe a figurar en los hechos delictivos de mayor resonancia y se emiten airadas opiniones para alimentar la idea de que todos nuestros males han ingresado por Cúcuta. Ya comienzan muchos muchachos desenfrenados a hablar por las redes sociales, de la perniciosa invasión de colombianos en sus peores términos y con un poquito de "oxígeno" nos montan una guerra con Colombia, en la cual, las bases gringas harían un prudente asesoramiento a las fuerzas neogranadinas con cierto aporte de tecnología y propaganda y de ser muy necesario, incluirían algunos marines, rambos y Schwarzeneggers en protección de la colonia colombiana vilmente amenazada!!!

En este juego es bien importante estar atentos a todos los movimientos del oponente, en este caso del agresor, para adelantarse en las jugadas. Hay que observar hoy, las extrañas expresiones de xenofobia porque por allí pueden venir los tiros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1229 veces.



José Claudio Laya Mimó

Profesor Universitario

 joseclaudiolaya@hotmail.com

Visite el perfil de José Claudio Laya Mimó para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Claudio Laya Mimó

José Claudio Laya Mimó

Más artículos de este autor