Barack Obama will not recoil

Si el presidente de los estadounidenses no depone su actitud injerencista y belicista contra Venezuela, ése es su problema. Si no deroga su “Executive Order” u “orden ejecutiva” imperial, ésa será su causa fallida, porque aquí, en Venezuela, no somos pocos los que estamos dispuestos a hacer que sus buenos soldados mercenarios pierdan la vida por su patria y, si nosotros, los patriotas, hemos de morir, lo haremos gustosos, porque esta revolución bolivariana, socialista y chavista, ya es irreversible.

Tampoco es problema del Presidente Nicolás Maduro, si Barak Obama recula o no. El deber de nuestro primer mandatario y líder de esta revolución, lo está haciendo, en un espíritu que se corresponde con lo que hemos venido predicando, bajo la inspiración del Comandante Hugo Chávez: en el amor, la vida y la paz. Pero, la revolución, siendo pacífica y pacifista, no es desarmada, ni mocha.

Por lo antes expuesto, ningún camino, ningún llamado para que Barak Obama cese en sus locuras imperiales e injerencistas, está de más. Ninguna acción, ninguna movilización, ni ningún dibujo de nuestros niños, serán en vano y ninguna firma se perderá, porque ya estamos ganando esta batalla, que no comenzó este año, sino que la hemos resistido desde que el Comandante Hugo Chávez apareció en la escena política nacional, ahora, haciéndose aguda y vulgar, con los tambores de guerra que toca Barak Hussein Obama, el endorracista que reniega de sus ancestros negros africanos y musulmanes, lo que deriva en un reafirmarse ante los halcones del Pentágono, como el más Calígula de todos los tiempos.

Por tanto, es preferible que nuestros niños hagan sus dibujos que llamen a la reflexión, al atormentado presidente de EEUU, que ver sus cuerpecitos mutilados, con media vida y un esterero de niños asesinados por sus llamados “contratistas”, es decir, los mercenarios o soldados de paga, que están prestos a invadir y atacar en los próximos días, cuando nos supongan y calculen que el gobierno y nuestra FANB, hayan bajado la guardia.

Evidentemente, todos los indicios apuntan a que Barak Obama atacará a Venezuela, con la certeza de que el sol sale por la mañana y se oculta por la noche y con la precisión milimétrica que han planificado. Es decir, quien esto escribe, está seguro de la incursión violenta de la que seremos objeto, por parte y por culpa de Barak Obama. Pero, esa certeza, no es la principal determinación, porque, al igual que la mayoría nacional y el resto del mundo emancipado, estamos seguros de que #NuestraVictoriaEsLaPaz.

Lo que priva es la determinación y nuestra movilización, como Pueblo patriota. Lo que se impone es el desenmascaramiento del oposicionismo criollo y del concierto con ciertos vecinos y unos cuantos gobiernos, como el colombiano, peruano, chileno, países bajos y sus colonias, como Aruba, Bonaire y Curaçao, con la participación de motolitos en esta conspiración para derrocar, incluso, para asesinar, si fuere necesario, al legítimo Presidente Nicolás maduro, como lo hacen los gobiernos de Canadá, España, Inglaterra, entre otros que están a la caza.

Ahora, después de la pedante orden intergaláctica de Barak Obama, los ciudadanos comunes empezamos a entender, el porqué de la impunidad de jueces que favorecen a criminales conspiradores golpistas, como los que han sido entregados a la justicia y han sido liberados inmediatamente y los que gozan de una impunidad de intocables, como el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, quien en los próximo días dará otros golpes que pudieran derivar en otras víctimas mortales, que superen las guarimbas del 2013, 2014 y las recientes del 2015.

También, entendemos ahora, cómo un rector que se atornilló en una universidad, sin tapujo y por escrito institucional, acusó al Presidente Nicolás Maduro por la muerte de la actriz Mónica Spears y su ex marido, además de que desacató un decreto de asueto navideño y sigue conspirando, además, junto con otros rectores que nuclea al selecto grupo de tarifados de la embajada de EEUU en Venezuela, se han dedicado a hacer apología del delito, a la rebelión contra el gobierno, como hizo un vicerrector académico, en pleno acto de grado, con el silencio complaciente de unos cuantos y la mirada complaciente de a quienes compete corregir tales aberraciones, disfrazadas de institucionalidad.

Podemos además, explicarnos, por qué de manera tan segura, con Jorge Roig a la cabeza, el cártel Fedecámaras-Venamcham anuncia que saldrán de Nicolás Maduro, sin soslayar además, que el amo de la panharina, cada vez que agarra una cámara televisiva y una reunión con el gobierno, se burla de ellos y los carajea. Entendemos la razón por la cual afirman que el desabastecimiento programado se agudizará en los próximos días, porque: por una parte, están ganando la guerra económica contra el Pueblo y contra el gobierno y; por la otra, ya lograron hacerse de grandes fortunas, producto del sobreprecio y el guiso con las divisas que le robaron al Estado venezolano, directa e indirectamente, imponiendo la plataforma de delincuentes, Dólar Today, con una hiperinflación, que con el Dólar SIMADI, el gobierno terminó dándoles legitimidad y la razón, con el precio que ellos, en su latrocinio, nos impusieron.

Finalmente, entendemos ahora, la celeridad de sus célebres documentos del crimen, como el llamado “Acuerdo para la Transición”, los llamados a “La salida” y caotizar la vida ciudadana, “hasta que caiga Maduro y se libere la economía”, indiferentemente, que entre los oposicionistas se traicionen y sean un nido de víboras, cuyas mafias se pelean entre sí, pero que ante el llamado imperial, unívocamente, en la Asamblea Nacional, no firmaron por la Patria y en la calle, andan moviéndose para ver de qué manera les son más útiles al endorracista que no reculará.

En esta euforia golpista, el gobierno de Barak Obama y sus lacayos, han olvidado un pequeño gran detalle: Nicolás Maduro, a la vanguardia de este proceso venezolano y chavista, no solo ha unificado a la mayoría, es decir, al Pueblo, sino también, a la mayoría de los pueblos del mundo, lo que demuestra que nuestro presidente obrero, cree profundamente en la paz, en este nuevo mundo, multicéntrico y pluripolar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1286 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a205165.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO