Grito llanero

El verdadero Estado forajido

Con una persistencia que asquea, la maniobra de posicionar a Venezuela como Estado Forajido recibe multitud de aportes desde los centros de inteligencia imperialista con muy magros resultados entre lo que mientan “opinión pública” mundial.

El empujón reciente, orquestado desde medios de España como el falangista nazi ABC y el ultraderechista El Nuevo Herald de Florida, da cuenta de la existencia de un cártel cuyo curioso nombre seguramente le costó algún trasnocho a un hipster “creative director”.

La maniobra es difundir urbi et orbi la premisa que Diosdado comanda una estructura que hace profesión de la venta de drogas en comandita con personalidades del mundo civil y militar. Pero la vaina no queda ahí: la venta de estupefacientes es al decir de los rufianes mediáticos una política de Estado en Venezuela, con lo que pretenden avanzar en el posicionamiento de la República Bolivariana de Venezuela como estado forajido.

Aprovechan el viaje para precisar como blanco de los ataques a Diosdado Cabello, tratando de acertar en el pichipegue simbólico, con retruque y todo, en su condición de comandante insurgente del 4F (queriendo vulnerar el Legado de Chávez y la alianza cívico-militar que carga arriaos a los gringos); presidente de la Asamblea Nacional (con lo que se pretende deslegitimar a nuestro foro parlamentario) y vicepresidente de nuestro principal instrumento para la construcción de la revolución, que es el Partido Socialista Unido de Venezuela.

Y como el fascismo carece de pueblo, y pueblo es radio-bemba, activan sus redes antisociales para crear sus disparatadas especies que nos causan somnolencia y bostezos de aladillamiento: porque “asigún”, Diosdado es dueño hasta de la ropa interior que cargamos.

Centros comerciales, cadenas de tiendas, bancos, patios de bolas, galleras, botiquines, ventas de anzuelos, naylon y plomadas, tarantines de empanadas, salones de pool y billar, toberos que venden cervezas en las ferias de los pueblos y es el dueño mismísimo de las Panelas de San Joaquín, el pan de horno guariqueño, las cachapas con marrano frito de Taguanes y las catalinas blancas y negras que venden en Barinas.

Por supuesto que los bachaqueros mediáticos han quedado mirando pa´San Felipe y con el juego trancao cuando un lacónico Diosadado expresó a los 4 vientos que proponía al pueblo tomar todas las empresas que falsamente le atribuían.

Sin embargo, en todo este gamelotal de paja mediática sí hay elementos que es preciso resaltar: rotunda y contundentemente hay un Estado forajido que se hace pasar por santo pero al cual histórica y comprobadamente se le ve el bojote en su tongoneo. Para ello le formularemos muy mayéuticamente, algunas interrogantes:

  1. ¿Conoce, ha visto o leído de la captura de un narcotraficante estadounidense? Puede ser que sí, pero marginalmente. Pero es hecho cierto que cuando se captura a un narco, o narquito estadounidense, es de origen extranjero. Para los WASPs (blancos, anglosajones y protestantes) está reservada la condición de “víctimas consumidoras”. El degenerado consumo, tráfico y lavado de dinero común de los políticos gringos en su narcoejercicio, para los medios de comunicación ni para la sociedad norteamericana, sencillamente, no existe.
  2. ¿Abastecer a millones de drogadictos estadounidense es posible sin contar con estructuras complejas? Proveer de droga diariamente a 50 millones de consumidores en EE.UU sin un entramado gubernamental, logístico y financiero es imposible. Hablamos de miles de barcos, gandolas y aviones repletos de la mortal sustancia y de banqueros venerables y yuppies de terno azul y tablet que controlan desde Wall Street las gordas busacas de plata criminal. Sí: son los mismos “señores” que aparecen en las revistas Forbes, Fortune, CNN, Fox y pare de contar.
  3. ¿Sabe que la Agencia Antidrogas de EE.UU (DEA), también las vende? Donde llega el brazo de la DEA no disminuye el comercio ni el consumo, por el contrario lo exacerba, lo incrementa través de sus tristemente célebres “entregas controladas” y, mediante la captura de narquitos de medio pelo, favorece a los grandes capos con quienes tienen alianzas “matar-matar”. Por eso muchos países del mundo (verbigracia Venezuela) han decidido echar a la DEA de sus fronteras y esto es muy difícil que los cacos gringos lo perdonen.
  4. A estas alturas del artículo ¿sabe ya cuál es el Narcoestado Forajido?: acertó.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1649 veces.



Pedro Gerardo Nieves

Autodidacta. Comunicador popular, coordinador de la Brigada de Agitación, Propaganda y Comunicación Florentino del PSUV Barinas, vocero de la Guerrilla Comunicacional Florentino, delegado de formación de la Escuela Nacional de Formación Socialista "Hugo Chávez" del PSUV.

 pegenie@hotmail.com

Visite el perfil de Pedro Gerardo Nieves para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Gerardo Nieves

Pedro Gerardo Nieves

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición