Preocúpese de sus asuntos Obama, tiene muchos por atender

Del excelente artículo El papel del trabajo en la transformación del hombre ¡en mono! de Marcelo Colussi, recientemente publicado, extraemos la extensa cita:

“Según datos de Naciones Unidas 1.300 millones de personas en el mundo viven con menos de un dólar diario (950 en Asia, 220 en África, y 110 en América Latina y el Caribe); hay 1.000 millones de analfabetos; 1.200 millones viven sin agua potable. En la sociedad de la información y la comunicación, la mitad de la población mundial está a no menos de una hora de marcha del teléfono más cercano. Hay alrededor de 200 millones de desempleados y ocho de cada diez trabajadores no gozan de protección adecuada y suficiente. Lacras como la esclavitud (¡esclavitud!, en pleno siglo XXI: la Organización Internacional del Trabajo reporta cerca de 30 millones), la explotación infantil o el turismo sexual continúan siendo algo frecuente…”, http://www.aporrea.org/actualidad/a187273.html

Hace unos días nos enteramos de que el presidente Barack Obama, escribió una carta de su puño y letra a una venezolana que reside en Miami expresando “preocupación” por lo que se vive en Venezuela. Habría que decirle a este Nobel de la paz que se ocupe más de estas crudas realidades que aquejan al mundo, las cuales habrá que recordarle también que en Venezuela estaban bastante superadas, dicho por la propia FAO.

Que se ocupe de los millones de pobres de su propio país y de los inmigrantes que viven en condición de minusvalía, así como de los terribles daños y consecuencias que la política guerrerista e intervencionista de los Estados Unidos causa a los pueblos del mundo.

Recordarle también que los venezolanos patriotas rechazamos la intromisión en nuestros asuntos internos y especialmente la de quienes como ustedes, los gringos, tiene un único interés como es el de reapropiarse de nuestro petróleo.

En Venezuela actualmente se está llevando a cabo las acciones correspondientes para superar el terrorismo que la derecha, abiertamente apoyada por factores externos, ha intentado imponer al país desde el 12F. No tiene de que preocuparse Sr. Obama, por Venezuela nos preocupamos y ocupamos nosotros, los que la queremos y la sentimos.

Hace días respondíamos a un general gringo, un tal Kelly del Comando Sur, que no tenía porque preocuparse de nuestra economía, ahora se lo repetimos al propio Presidente estadounidense, ocúpense de sus asuntos que nosotros nos ocupamos de los nuestros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1087 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: