Las agresiones imperiales

 Desde tiempos inmemoriales los rasgos esenciales de las civilizaciones para subyugar otras naciones  han sido el uso de la violencia y el terror  con diferentes pretextos que atañen al orden  político, económico, militar, religiosos, racial o social, entre otros. La violencia ha sido un arma para imponer la voluntad de unos sobre otros.

Los ejemplos abundan. La guerra de conquista llevada a cabo por los colonizadores españoles contra los pueblos de América expresada en el exterminio de los pueblos indígenas y en el saqueo de sus riquezas es la mejor muestra de la agresión imperial.

De igual manera Venezuela conoce también de la agresión del imperio británico con la firma del Laudo Arbitral por el contencioso de los límites con Guayana. Sufrimos el despojo de un inmenso territorio.

También Venezuela conoció la agresión y la violencia de los imperios en 1902 cuando barcos de guerra de las potencias europeas invadieron nuestros puertos, desembarcaron en el Lago de Maracaibo y fueron recibidos a fuego y metralla por los soldados leales al Presidente Cipriano Castro quienes los obligaron a retroceder hasta altamar.

En 1958  la caída del gobierno del General Marcos Pérez Jiménez coincidió con una gira a Latinoamérica del entonces vicepresidente estadounidense Richard Nixon que incluía a Venezuela. Pérez Jiménez había recibido las más altas condecoraciones del gobierno norteamericano y era considerado un buen gobernante para el mundo occidental. La efervescencia popular atacó a pedradas la caravana de Nixon y el gobierno yanqui movilizó tropas desde Puerto Rico hasta Curazao para invadir Venezuela  si lo consideraban necesario. Las cosas no pasaron a mayores pero supimos de lo que era capaz el Coloso del Norte.

  El 19 de agosto de 1987, hace 25 años, la corbeta colombiana Caldas penetró de manera ilegal el territorio venezolano en el Golfo de Venezuela en un franco desplante de provocación. Conociendo los vínculos estrechos de la oligarquía bogotana con los círculos guerreristas norteamericanos vemos una vez más la injerencia imperial en nuestra soberanía. Esta provocación benefició a los perros de la guerra tanto en Colombia como en Venezuela que vendieron todo tipo de armamento de guerra made in USA.

Desde  el triunfo electoral, legítimo,  aplastante del 6 de diciembre de 1998, el proceso revolucionario conoce un memorial de agravios sin fin detrás del cual siempre aparece la mano siniestra del imperio y sus aliados. Tarde o temprano surgen evidencias o rastros en cada agresión de la que ha sido objeto nuestro país en estos tiempos de revolución: Negativa a vender repuestos de aviones violando la normativa internacional de la Organización Mundial de Comercio, OMC, presiones y amenazas a los países vecinos con el propósito de aislar nuestro pais de la comunidad internacional, campaña de desprestigio para hace aparecer a Venezuela como el país clave en el trasiego de la droga cuando todos sabemos que el primer productor es Colombia y el primer consumidor EEUU, refugio a terroristas, a banqueros prófugos y a delincuentes disfrazados de políticos, complicidad en el golpe del 11 de abril de 2002 y el paro sabotaje del mismo año, son algunas de las muestras que detrás de cada agresión  está la mano imperial.

Ahora a 45 días de unas elecciones cruciales, donde el candidato de la patria, del pueblo mantiene una ventaja frente al opositor de la ultraderecha, aparecen hechos como la lamentable explosión en la Refinería de Amuay que recuerda la explosión del barco de bandera francesa Le Coubre que explotó en el puerto de La Habana el 4 de marzo de 1960 causando un centenar de muertos y más de 400 herido y que buscaba amedrentar al pueblo cubano.

La entonces naciente Revolución Cubana era objeto de agresiones y sabotajes sistemáticos que tenían sus bases en Guatemala, Nicaragua y Florida y cuya escalada tuvo su tope con la invasión en abril de 1961 del territorio cubano por tropas mercenarias que fueron derrotadas en Playa Girón por la genial conducción del comandante Fidel Castro y el apoyo decidido del pueblo cubano en armas.  

lucartjesus@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3135 veces.



Héctor Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a149040.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO