El General Motors dirige programa de gobierno de "El Tigre"

Con la clásica pedantería copeyana, el Tigre Eduardo Fernández presentaba hoy por “GloboTerror” su flamante “programa de gobierno”. Comenzó por donde era: hablando de superar la “mediocridad” y “la superficialidad” para convertirnos en seres ultramodernos y al fin, en país y gente del “primer mundo”. ¿Pero en qué mundo vives tu Eduardo? De ese primer mundo ¿cuál es la referencia? Si todo se está cayendo a pedazos:¿ USA? ¿Dónde están allí los derechos de la juventud como primer consumidor de drogas en el planeta? ¿Inglaterra? ¿Alemania? ¿Francia? Explícate: Más abajo ¿España? ¿Portugal? ¿Italia? ¿Grecia? ¿Cuál es tu modelo hoy? Más arriba ¿Escocia para tener el whisky a dos manos?

Dentro del modelo de país ultramoderno ofrecido por Eduardo, pide una Venezuela atravesada por una araña de super-autopistas de tres canales para ir y tres canales para regresar de extremo a extremo. Y que en medio de los tres canales se desarrolle todo un panal de lagos y montañas azules donde podamos correr y correr sin prisa ni preocupaciones al “encuentro” del Paraíso Terrenal ¿ con el que tropezara Cristóbal Colón en 1498?. La Tierra de Gracia para los conquistadores fue tierra de desgracia para los pueblos nativos por medio milenio.

Con esta primera infraestructura -propuesta por Eduardo- que cruzará de norte a sur y este- oeste y haciendo ruedo con las fronteras, El Tigre sólo piensa en satisfacer el viejo plan de las transnacionales del vehículo automotor privado, que desmontó con el petróleo todos los planes ferrocarrileros y que obstaculizó los nuevos hasta la llegada de Hugo Chávez y del gobierno bolivariano.(1) En su permanente nota escocesa, no ve ni por asomo el calentamiento global, ni la crisis del desarrollismo, el agotamiento de la modernidad capitalista, consumista y despilfarradora. ¿Acaso no te basta ver las arañas y super-autopistas de Caracas que ya no abastecen ni con el Metro por debajo?

Aparte de que todo país del “primer mundo “, que tejió la tela de araña de las super-autopistas para el vehículo automotor privado, desarrolla en estos momentos la guerra más despiadada por destruir la OPEP, invadir países al estilo de las conquistas del siglo XVI para robarse los hidrocarburos y otros recursos del suelo y del subsuelo, incluyendo el agua. Como ocurre en Libia y en todo el Medio Oriente y norte de África. Esto sin olvidar las sanciones que pretende aplicar a Venezuela, el Departamento de Estado y el sionismo, desconociendo el más elemental derecho internacional a la soberanía y autodeterminación de los pueblos. Es sin embargo comprensible que en la pea super-consumista del capitalismo, la demanda de Eduardo sea, gasolina y picar caucho. Novedosa alternativa, por cierto muy original, que Copei presenta a la juventud venezolana de hoy y del mañana. Amén de que por lo visto eliminará la Educación Superior por cursos de adiestramiento por seis o siete semanas para conseguir trabajo. Lo que no dice el Tigre Fernández es que esa es la verdadera oferta educativa para los pueblos, mientras que para los hijos de papá y mamá, se reserva la dieta universitaria completa. Es la manera solapada de volver a proponer la privatización de la educación.

Dejo hasta allí, sin comentarios. El novedoso y original programa del Tigre Fernández. Sólo espero, que cuando salga del trance y vuelva en sí, medite, reflexione sobre los derechos de la Madre Tierra y del ambiente. Sin lo cual no hay derechos humanos. Tu buen vivir no es otro que el modo americano de vida, que es des-vivir… Pides un gobierno civil, pero estás casado con el General Motors. Con Chévere y Ford…(nos pides renunciar al alimento primordial, el aire puro). ¿Qué es lo que ofreces a la juventud si niegas los derechos transgeneracionales al ambiente?¿Y la educación para todos, con la igualdad de oportunidades?

Altos de Guaicaipuro, 4 de junio de 2011


(1) Antonio Elio Brailovski, un historiador de la ecología, nos habla de un estudio que se hizo en Ciudad de México en la década de los 80. El 80% de la gasolina gastada en la metrópolis la consumía el vehículo automotor privado y el 20%, el transporte público. Una de las metrópolis más contaminadas del mundo.


guaicaipurosrr07@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2691 veces.



Saúl Rivas-Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: