Ruralidades

Los molinos de viento

Nombrados así, se prestan a la confusión con los de nuestras coetáneas cuando aún tenían fuerzas para moler el maíz de las arepas. Pero a los que han leído a Cervantes, como Rosales y muchos de sus seguidores que se jactan y nos lo enrostran en sus escritos y peroratas en Globovisión, los de Paraguaná, que son iguales a los que atacó el Quijote, no los deberán confundir con los “misiles de tres tiros” que, según la sabiduría de los chismosos cizañeros de la oposición antipatriótica venezolana, Chávez estaría construyendo en esa tierra falconiana conjuntamente con Irán, enemigo del estado de Israel según han declarado los gobernantes de ese país sionista, y nosotros no sabemos por qué.

Uno acá conviene que Orlando Urdaneta, en una de esas tronas que ahora se mete en Miami, se despierte pidiendo al gobierno sionista de Israel que se llegue al cerro El Copey de Margarita y desde allí haga el disparo certero a Miraflores. Eso no pasa de un delirio tremendista, pero… ¿qué buscan los subsidiados desde Quebrada Honda con insistir en una farsa que ya los compradores del chisme saben de qué se trata? ¿Será que pretenden ponerle de nuevo la pajita en el ojo al varón de blanco que emergió repentinamente en la tarima de Chuao cuando ya el golpe de Carmona y el Cardenal había fracasado?

A propósito del varón de Chuao, probablemente los ingenuos que ocultaron esa gráfica para no “chocar con las religiones” hoy estarán convencidos de que ese personaje guabinoso se agazapó cuando vio la realidad del fracaso del golpe de abril de 2002, del cual no pudo recoger las glorias que para eso se encaramó en la ya solitaria tarima, en jurisdicción de Baruta, alcaldía en manos del judío Radonski quien, conjuntamente con el Leopoldo López que le arrebató el vaso con agua a Rodríguez Chacín, martirizó al personal (niños incluidos) de la embajada de Cuba durante todo un día.

No se caigan pa´atrás compatriotas ingenuos, no es para tanto. Pero sí deben estar claros, como el venezolano de pura cepa, de que el perro que come manteca mete la lengua en tapara. Y ese grupo que aupó al personaje de blanco es parte poderosa, por los intereses que lo respaldan, de la conjura contra Venezuela; contra Hugo Chávez y PDVSA, bastión económico y sostén del programa de viviendas que ya se puso en marcha, de los programas de educación, sanitarios y agroalimentarios, amén de ferrocarriles que particularmente desagradan a los adecos y copeyanos.

Pero es que a la gente del anticristo agazapada le conviene que vuelva la miseria para tirarnos las migajas. Con ese propósito, cuando no les es dado caernos a pedrada abiertamente, nos tiran la guaratara y esconden la mano. Esto es lo que están haciendo cada vez que llevan el chisme,  aún sin fundamento y como siempre, al imperio norteamericano al que aun le quedan las armas pero no las botas con las que nos pisaban antes de mandarnos a callar.

Así la cuestión, compatriotas ingenuos que tuvieron la oportunidad de que el pueblo reconociera por lo menos a uno de los que se mueve tras bastidores contra nuestro presidente Hugo Rafael Chávez Frías, de quien sí los agazapados conspiradores conocen hasta la verruga, porque no tiene nada que esconder. Y en el caso del pueblo venezolano seria un crimen que el enemigo agazapado nos sorprenda desde su madriguera desconocida. Queremos saber de dónde vienen los tiros contra Chávez disparados de algún escondite aquí mismo en nuestra misma Patria.

Patria, socialismo o barbarie.

pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1794 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor