A 197 años del nacimiento de Mijail Bakunín

Panfleto de mayo

Mayo ondea la flor amarilla, la roja y la púrpura, mayo susurra cánticos republicanos a los corazones de millones de personas. Las lluvias del quinto mes reverberan en el torrentoso río hecho gente, las gotas redoblan los tambores: Todo puede ocurrir en mayo, menos la muerte de la revolución.

En África y Oriente Medio siguen los alzamientos populares en contra de los gobiernos tipo monarquía y la injerencia de los imperios americano y del viejo mundo.

La Organización del Tratado de Atlántico Norte –OTAN-, dispuesta a robar sus recursos, ha dado muerte a ciento de niñas, niños, mujeres y ancianos en Irak, Afganistán y recientemente en Libia, razón suficiente para desatar el Apocalipsis.

Asimismo, en el patio interno de la monarquía española mayo descubrió a más de 130 mil jóvenes que manifiestan su indignación por llevar sobre sus espaldas la crisis económica que inaugura el siglo XXI.

Las acampadas, que reúnen a los “indignaos” en señal de protesta han sido disueltas a garrotazos y aun así se trasladan a Portugal y a la Bastilla, hasta la misma Francia donde todo mayo empezó.


La Revolución francesa que marcó el paso de la sociedad feudal a la sociedad capitalista y gestó las nuevas condiciones económicas y tecnológicas para el cambio de sistema, marca su inicio un 5 de mayo de 1789, justo 29 años antes de que naciera un estudioso de esta transformación: Karl Marx. El mismo 5 de mayo pero de 1821 cuando muere Napoleón Bonaparte.

Sus postulados: igualdad, fraternidad y libertad inspiraron cambios sociales en todo el mundo. Durante esta revolución, en 1792 surge la idea de la conformación de las comunas, concepto que reviviría París unos pocos mayos después.

El mes de las flores trajo al mundo dos de los más grandes filósofos revolucionarios, un día 30 nacería Mijail Bakunin (1814) y un 5, el ya mencionado Marx (1818). Sólo unos años después de la emancipación de algunas naciones americanas de las colonias europeas.

Ambos fueron testigos de la Comuna de París, que se extendió durante 2 meses hasta un 28 de mayo de 1871. Ambos asumieron a las milicias ciudadanas y al control obrero de la capital francesa como movimientos propios de la anarquía y, aunque no se sustituyó el Estado, de la dictadura del proletariado, también.

A pesar de que el cisma político entre marxistas y anarquistas ocurrió durante la Primera internacional en 1872, los dos movimientos han contribuido en las subsiguientes revoluciones.

Bakunin murió antes de poder unirse a la lucha obrera en los primeros días de mayo de 1886 y al trágico asesinato de los 5 mártires de Chicago.

El 19 de mayo de 1890 nacía Ho Chi Mihn y 5 años después el mismo día moría poéticamente el filósofo cubano José Martí, quien fue corresponsal del periódico argentino La Nación el día del ajusticiamiento a los héroes de Chicago.

Martí relató cómo uno de los condenados, August Spies gritó ante el teatro de su muerte: "la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora”. Bakunín estuviese encantado de acompañarle. Todos los muertos fueron anarquistas y se les encapuchaba y ahorcaba por ello.

10 años después de la muerte de Marx. Un 5 de mayo de 1893 nacería Agustín Farabundo Martí y dos años después, el 18, también de mayo, pero de 1895, Augusto César Sandino (un día antes de la muerte de José Martí), todos representantes de las luchas latinoamericanas por la independencia y autodeterminación de sus pueblos, todos muertos con el sello de comunistas, aunque representaban corrientes distintas. Pero “¿Qué partido de oposición no ha sido motejado de comunista por sus adversarios en el poder?”, dicen Marx y Engels en el Manifiesto. (1)

Marx no vivió en 1917 las revueltas que originaron la caída de los zares (Revolución de Febrero) ni el establecimiento del primer Estado socialista del mundo en 1922 (Revolución de Octubre), pero fue inspiración para Lenin. Carl, afortunadamente, tampoco fue testigo del aplastamiento a la Primavera de Praga, en 1968.

Bakunin no pudo derribar a los reyes borbones e indignarse con su retorno, luego del hermoso intento libertario de La República en el reino español, donde sus escritos iban como pan caliente, de mano en mano.

La fundación de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas -URSS- (1922), la República Popular China (1949), dirigida por Mao Zedong, los diez años de la primavera guatemalteca (1944-1954) de la que surgió la figura del Ché Guevara, quien iría a parar a la Revolución Cubana, la lucha de 12 jóvenes contra el dictador del burdel de los gringos (1959) y la derrota a estos últimos por los comunistas de Vietnam (1964-1975) elevaron la moral de los revolucionarios del mundo... los guerrilleros vencían a los ejércitos imperiales.

Mientras, Ho Chi Mihn y el pueblo vietnamita resistía a las bombas de napalm del imperio. La muerte del luchador por los derechos civiles afrodescendientes, Martín Luther King, el 4 de abril dio paso al mayo francés de 1968, en el que los estudiantes universitarios de izquierda convocaron la paralización del país y 9 millones de trabajadores se fueron a la huelga exigiendo mejoras laborales. 10 años antes, el también mayo francés de 1958 daba paso, tras una profunda crisis, a la quinta república de ese país europeo. 10 años después el país volvía a sumirse en otro mayo. (2)

En 1968 EEUU asesinaba a Bobby Kennedy y en Venezuela los movimientos guerrilleros proliferaron ante la influencia cubana, lo que generó entre las filas ñángaras adhesiones al Partido Comunista que seguía ilegalizado. Al gallito rojo le cogían de la cresta y lo lanzaban al mar, lo desaparecían, lo torturaban, lo compraban, lo vendían.

6 años antes, el 4 de mayo de 1962, “El Carupanazo”, una insurrección cívico-militar venezolana contra el gobierno de Rómulo Betancourt dejó como saldo la detención de 400 personas entre miembros del partido comunista y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria. Nuevamente mayo se teñía de rojo.

En 1989 cae el muro de Berlín y con él se derrumbaban las utopías. Venezuela manifestó su desesperanza con la primera rebelión masiva de todo un país contra el Fondo Monetario Internacional en febrero de 1989, y la subsiguiente insurrección militar en contra de la corrupción, la represión y la ineficacia, representada en la figura presidencial de Carlos Andrés Pérez, en 1992.

El desplome de la génesis de estas luchas, en 1991, con la disolución de la matriz soviética y el hedor chino de un comunismo de coloniaje económico, acabó con las ilusiones, pero dejó intacta las ganas de reconstruirlas. Siempre que bajaba la moral revolucionaria, el referente cubano volvía para fortalecerla. La resistencia, el empeño, devolvían a mayo como estampita.

La crisis económica mundial que acompaña al mundo desde 2008 la originó el imperio estadounidense y despertó al guerrillero dormido. Los países de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América, sin querer queriendo, han quitado la venda que cegaba a los latinoamericanos.

Los pueblos europeos voltean sus ojos al tercer mundo, aquel que durante siglos mirararon con desprecio y calificaron de subdesarrollados. “Bienvenidos al subdesarrollo majos”, los recibe una pinta callejera.

El propio Marx predijo que la historia de la sociedad burguesa terminaría en una crisis que ellos mismos crearon, forjando “las armas que le darán la muerte” y a los hombres que “empuñarán esas armas: los obreros, los proletarios”, que siendo relegados y despreciados como cualquier mercancía -por las fluctuaciones del mercado- levantarán sus voces contra el sistema.

Las masas obreras organizadas en forma militar se volcarán como ejército contra los pocos dueños y herederos del Estado burgués, porque los oprimidos somos mayoría.

Desde abajo, los de abajo, observan quiénes están por encima. Cuidado, porque el poder los encandila, los pelea, los equivoca, los muestra. Benedetti, sembrado el quinto mes de 2009, todavía guía. “Después de todo el secreto es mirar hacia arriba/ y ver cómo las nubes se disputan las copas/ y ver cómo los nidos se disputan los pájaros...” (3)

A 197 años del renacimiento de la utopía, mayo nos descubre tristes ante el estrechón de manos hipócrita de la caperucita Zelaya y su Lobo feroz, ante el entreguismo venezolano al gobierno fascita de Colombia.

El caso Joaquín Pérez Becerra golpeó en la rodilla a Hugo Chávez, sin metáforas. Las tácticas de su “nuevo mejor amigo” lograron hincarlo al santo, a quien sólo falta prenderle una vela.

La única prueba que mantiene sin libertad a Pérez Becerra se cae de madura -por podrida-. La computadora que usaron para acusarle tanto a él, como a Chávez y a Correa de terroristas, descansa en paz, según la Corte Suprema de Justicia colombiana.

De esto no se hablará en el Sistema Nacional de Medios Públicos. La cobertura de este error diplomático fue la excusa para despedir a 5 periodistas que se atrevieron a darle voz a las opiniones en conflicto ¿Se redefinen los 5 mártires de Chicago en el mismo 5to mes?

Al igual que los disco duro de las FARC, la autocensura en el periodismo oficial resistirá las explosiones. Pero, con mayo retorna la lucidez, mayo nos grita: “no bajemos la guardia”. Todo puede ocurrir en mayo, menos la muerte de la revolución.

Si Víctor Valera Mora viviera mandaría a meter por la naríces este panfleto a cuanto burócrata de armario consiguiera, “para que sepa cómo se bate el cobre en las pailas luciferinas” porque … “la caída de un combatiente popular es más dolorosa que el derrumbamiento de todas las imágenes”. (4)

Guerrilleros no perdamos la guerra, ni mayo, ni su poesía.


Para ampliar las informaciones:

  1. MARX, K y ENGELS, F. Manifiesto del Partido Comunista. PÁG 35. L'Eina Editorial. Barcelona, España.

  2. En mayo de 1958, después de un proceso constituyente, las francesas y los franceses formaron la Quinta República, como respuesta a una grave crisis económica y política. 10 años después durante mayo de 1968 exigían nuevas transformaciones al gobierno de Charles De Gaulle. Al igual que el país europeo, salvando las diferencias, la Quinta República venezolana, diez años después se plantea la crítica y la necesaria evolución de la revolución ¿Será esto a lo que se refieren cuando hablan de las 3R al cuadrado? El pueblo así lo entiende, está visto que muchos burócratas no.

  3. BENEDETTI, M. Inventario. PÁG 521. Seix Barral Editorial. Colombia, 2000.

  4. VALERA, V. Obras completas. Fondo Editorial Fundarte. Caracas, 2002.



--
http://indiracarpio.blogspot.com

Las libertades no se dan, SE TOMAN.
KROPOTKIN / Palabras de un rebelde / 1883.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2726 veces.



Indira Carpio

http://ala-raiz.blogspot.com/

 indiracarpio@gmail.com      @indira_carpio

Visite el perfil de Indira Carpio Olivo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI