El poder blanco combate a Obama

Basta yuxtaponer los artículos de la prensa estadounidense a las declaraciones oficiales para darse cuenta cuan distante de la verdad se encuentra Obama, que intenta divagar en busca de justificación para su errónea política de sostenibilidad.

Esta es la primera vez que el imperialismo norteamericano se retira de un país invadido sin declararse vencedor. En Vietnam, salió vencedor hasta que años después acepto su derrota, ahora, por las penurias económicas Obama, disimula una retirada de Irak, lo que provoca la ira de los Tea Party (movimiento del partido del te) nacidos a inicios del 2009 para rechazar el paquete de estimulo fiscal firmado por Obama.

“Hay que rescatar al país de manos del racista, del elitista, del socialista, del keniano musulmán”. Son algunos de los adjetivos para describir a Obama. Pregonan su rechazo al matrimonio gay, le plantan la guerra al secularismo, quieren un país guiado por los designios de Dios, defienden a Wall Street, se niegan a cualquier medida para frenar el cambio climático y se oponen al aumento de impuestos del 2% a los más ricos.

Son conservadores derechistas populares convocados por Glenn Beck, critico político, mormón, quien pregona desde Fox News, uno de los más populares canales de noticias de EEUU, aliado de los ultra derechistas, echar al suelo la reforma de salud, porque, “dar salud no es una responsabilidad del Estado sino individual, además, hay que privatizar el seguro social y por supuesto no a la reforma inmigratoria, juran que convertirán en un infierno a los indocumentados que permanezcan en el país”, al menos eso es lo dejan vislumbrar los republicanos conservadores en su agenda “es una promesa para América” dicen.

El 28 de agosto del 2010 en el Lincoln Memorial fueron convocados los ultra derechistas, mismo sitio en donde el 28 de agosto de 1963 Marthin Luther King, pronuncio su más famoso discurso “tengo un sueño”. La manifestación para recuperar el honor nacional empezó con el juramento a la bandera y el himno nacional, Sarah Palin, ex candidata a la vicepresidencia por los republicanos y que busca la candidatura en el 2012, tomo la palabra y dijo “sentir el espíritu de Marting Luther King”, largamente saludo a las tropas estacionadas en Irak y Afganistán. Palin, y otros políticos conservadores buscan convertir las próximas elecciones legislativas en un referéndum para Obama.

Los Tea Party, acusan a Obama, de racista y de querer “llevar a EEUU, al socialismo”, “queremos recuperar el honor y queremos que nuestro país vuelva a sus principios originales” es lo que más se escucho en la manifestación. John Boehner, líder republicano de la minoría dijo, “el gobierno se desboca en Washington, necesitamos recuperar las riendas”.

The New York Times dice:”Les gusta hacerse llamar insurrectos pero son la misma vieja elite de Washington, son los tipos que eliminaron los impuestos para los ricos, acabaron con los excedentes de la reserva, mandaron al país al déficit y crearon las condiciones para la recesión que tiene en el desempleo y sin techo a millones”.

David Axelrod, asesor de Obama, dijo:”esta campaña mueve millones de la familia Koch, propietarios de campos petroleros, oleoductos, refinerías, petroquímicas, David y Charles Koch, son la fuerza detrás de las movilizaciones para desacreditar a Obama”.

Son la fuerza visible, pero, hay otras fuerzas que quieren frenar a Obama, para una posible reelección, porque, el honor militar esta mancillado tras la salida de Irak, el fracaso militar en Afganistán y la poca acción contra Venezuela, “país que debe volver a la línea de seguridad nacional del pentágono, ahora más que nunca por su proyecto nuclear con Rusia”.

Organizaciones como American For Prosperity, es un grupo de choque contra la casa blanca y se movilizan contra los demócratas, no solo están auspiciados por los republicanos conservadores, reúne a los banqueros, militares en servicio pasivo y grupos xenofóbicos-racistas de extrema derecha aglutinados por las multinacionales en una amplia campaña contra la administración Obama, dedicada principalmente contra las elecciones parlamentarias de noviembre, su primer objetivo.

Paul Pierson y Jacob Hacker, en su libro Winner Take all: Politics (política, el ganador se lo lleva todo) detalla como la eliminación de impuestos decretado por George Bush, para los más privilegiados está en la génesis del déficit, y como esa clase poderosa en adulterio con la política ha colocado al país en esa prolongada recesión”.

Harry Belafonte, cantante y actor dice: “en el epicentro de este peligro que esta inoculando el veneno del racismo y que desdeña a la Constitución está el Tea Party, y está muy cerca de conseguir sus villanos propósitos con la marea de candidatos ultra conservadores para las elecciones parlamentarias del 2 de noviembre”.

Obama, siempre fue un conejillo en la casa blanca, ahora, apenas a un poco más de un año de su administración si sufre un golpe como Nixon, o los hermanos Robert y John Kennedy, no pesaría mucho, son fuerzas que quieren demostrar que el poder y el honor estadounidense es blanco y, serian los autores intelectuales y materiales para sacar a la nación militarmente y con los ricos, del atolladero económico-político en el que se encuentra.

Molesta a muchos estar supeditados a lo que haga China, desarrollando su economía mas allá del 11% de su PIB o que India, Brasil y el G20 contribuyan, para salir de la crisis mundial, eso no lo puede permitir una nación imperial “para eso están las fuerzas militares más poderosas que el mundo ha visto jamás”. Estamos peor que con Carter, “endeble presidente” que sirvió de campaña a Reagan para llegar a la casa blanca por 8 años dice John McCain, quien proyecta hacerse con el poder en el senado, algo difícil pero no imposible, renovando 435 puestos del congreso y 37 de los 100 escaños del Senado.

Reagan, fue el autor del segundo gran impulso que recibió las fuerzas armadas para sostener el imperialismo después de la segunda guerra mundial. Las fuerzas de intervención rápida para el Medio Oriente, la guerra de las galaxias, catapultaron al desarrollo investigativo del complejo militar industrial de EEUU, hasta el día de hoy. Verdadero poder detrás de la casa blanca.

Obama, se está convirtiendo en un gran estorbo que hay que eliminar para no romper la democracia de la nación más poderosa del mundo. El pueblo norteamericano y mundial no están preparados para que el Congreso y la casa blanca amanezcan rodeados de tanques, “nunca se ha roto el orden constituido en el país más libre del mundo”, para eso están los magnicidios constantemente practicados.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2385 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: