Le disparan a tus alas, 200 años después de no poder alzar vuelo

Luego de duras batallas por conquistar tu albedrío, después de regar valles, cerros y sabanas con la sangre de los hijos que se decidieron a luchar por expulsar al saqueador español que se apoderó de las riquezas de tus suelos, bendecidos por la matrona natura. Cuando casi lo lograbas, un nuevo imperio maldito se posó sobre tu estepa cercando a tu cielo y sembrando barreras que impidieran expandir tus alas en vuelo hacia la vida digna y soberana de la libertad. Ese neo imperio, hijo de la pérfida Albión que a su vez saqueaba a saqueador de ayer y terminó por apropiarse de lo expropiado por el expropiador sanguinario, que amparado en el manto de los símbolos de una cruz y unos demonios vestidos con sotanas, bendecía la muerte de los que por su gracia no le era reconocido su derecho a humanidad con alma.

       200 años después con la sola proyección de un hijo (CUBA), volando en un espacio contaminado y sembrado de toda clase de obstáculos para que no pueda ejercer su voluntad.  Cuando nuevamente el germen de la libertad se dispersa por el continente, con otros hijos reventado las prisiones (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Honduras, Nicaragua, Islas del Caribe - sin Aruba y Curazao -  los pueblos de Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Honduras, Colombia la desangrada, México etc.) los tentáculos del carcelero imperial compran la conciencia de los malinches, para que conspiren contra si mismos. No solo es  Honduras, no  es Ecuador, es la imposición de un deseo de opresión a todos los pueblos, para que no osen soñar con ser libres.

      El nuevo zarpazo contra Rafeal Correa, es la expresión del imperio sionista  del norte, de que está  dispuesto a pagar el precio que sea por seguir sojuzgando a la América latina sur caribeña, pero la respuesta del pueblo Ecuatoriano, del Hondureño y del Venezolano, así como el del cubano guía, es de estar también dispuestos a pagar el precio que haga falta por ser libres definitivamente. Doscientos años después de la gesta de Bolívar, de San Martin y de otros gloriosos hijos de estas tierras, hemos decidido reventar definitivamente los cercos del cielo y las barreras que nos impiden volar. ¡YA BASTA, NO MÁS!

      Cada acción del imperio en nuestras tierras, deja tras de si una estela de muertes, de muertes de seres inocentes que luego han quedado impunes: muertes en el Chile de allende, con los malinches impunes; muertes en Argentina, con los malinches impunes; muertes en el Uruguay, con los malinches impunes; muertes en el Uruguay, con los malinches impunes; muertes en Brasil con los malinches impunes; muertes en Colombia, con los malinches impunes; muertes en Honduras, con los malinches impunes; muertes en granada, con los malinches impunes; muertes en República Dominicana, con los malinches impunes, muertes en Haití, con los malinches impunes; muertes en Bolivia, con los malinches impunes. Pero la gran impunidad, el principal promotor de los crímenes y el gran opresor y asesino, son los gobiernos sionistas de los Estados Unidos de América. Es a esa bestia  a la que debemos cobrarle todos los dolores y sufrimientos de la región, después de la derrota del imperio español. Es tiempo de pasar factura al gran culpable, es hora de romper cadenas y de cobrarles cada una de las acciones criminales contra nuestros miles y miles de victimas del pueblo. No más muertes impunes en nuestras tierras, por obra y gracia del imperio maldito yanqui y sus apetencias de las riquezas ajenas. No podemos seguir permitiendo que el sueño americano se sustente sobre rumas de cadáveres hombres, mujeres y niños de nuestra región ¡YA BASTA!  

                                                 

 javiermonagasmaita@yahoo.es javierdelvallemonnagas@gmail.com  
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 879 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a109206.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO