Venezuela: legislar contundentemente contra el enemigo imperialista (droga, tráfico de armas, corrupción, secuestro)

El enemigo imperialista sionista yanqui se inventa cada día nuevas formas de penetración  para destruir los procesos de emancipación que intentan reventar las cadenas de dominación, a la vez que procuran riquezas por otros métodos. La iniciativa en lo delincuencial y en la agresión, es potestad de ellos, los demás siempre estamos a la defensiva, actuando en respuesta  a lo ya hecho por el enemigo criminal sionista.

     El mecanismo más idóneo de defensa de un estado y un pueblo en proceso de liberación, es adecuar sus leyes a las nuevas realidades. Incluso previendo situaciones que por lógica se pueden deducir y que pudiesen hacer daño a la sociedad y a la iniciativa de liberación, si no hay reacción oportuna. Una especie de adecuación a las realidades en bases a la dialéctica constante. Si de algo han carecido todos los procesos populares del pasado en cubrir sus espaldas para defenderse de un enemigo que es imaginativo, agresivo y sin escrúpulos a la hora de presionar para lograr sus objetivos, es en mantener la iniciativa del ataque. Así pasó con la ex URSS, YUGOESLAVIA, EUROPA DEL ESTE, incluso CUBA. Siempre se denunció, se atacó mediáticamente, pero se dejó el espacio jurídico interno a los vaivenes de los caprichos imperialistas y sus agentes. Uno de eso frenos, fue el temor al que dirá la opinión internacional; una opinión que era y es moldeada por los medios de comunicación al servicio del enemigo, pero que no era mecanismo de defensa al ataque bestial contra la conciencia de los pueblos atacados, incluso generaba y genera sus aliados inconscientes, que defienden algo que no entienden, una especie de quinta columna inducida y sin voluntad, que sumada a esa otra quinta columna interesada, hacen un daño terrible en la fortaleza de los apoyos necesarios  al cambio.

     Conocido es por todos, que LAS DROGAS, EL TRÁFICO DE ARMAS, LA CORRUPCIÓN Y LA NUEVA ARMA: LA INSEGURIDAD PROVOCADA, son mecanismos de ataque que está utilizando el imperio para debilitar a las sociedades y a la independencia de los estados. Sabemos que eso no es nuevo, pero si es una novedad su magnificación, promoción y uso como arma de guerra. Para potenciar su eficacia, se atacan los mecanismos de defensa, con el pretexto mal entendido de los Derechos  Humanos. Eso no es casual, es parte de la trama sicológica nacida a la sombra de los servicios de inteligencia enemigos, por eso crearon oficinas particulares para maniobrar contra CUBA Y VENEZUELA independientemente, del escenario mundial.

      Las leyes son los mecanismos internos que los países usan para proteger sus estructuras sociales,  los derechos, los deberes de los ciudadanos y la armonía social. Un país que logre cumplir esas metas, es una nación en paz, sobre todo si dentro de ese esquema social, está la justicia social y los derechos garantizados. En el caso específico de Venezuela, la legislación contra la droga, la corrupción y el tráfico de armas, debe salirse de los preceptos del pasado. Ya no es posible combatir delitos tan dañinos en el presente y que comprometen al futuro, con criterios del pasado, la contundencia de la acción de la justicia, impone nuevos métodos que al aplicarse eliminen de una vez  a quienes destruyen las bases del estado social de justicia, con falsas excusas de los derechos humanos. Aclarando esto: se trata de neutralizar el arma de ataque a las mayorías, con penas y acciones severas y que aunque no nieguen la oportunidad de rectificación del delincuente, no le permita retornar a seno de la sociedad en tiempo corto, a seguir cometiendo fechorías. Estos delitos aquí denunciados, deben ser declarados delitos de lesa humanidad ¿cuantas victimas no produce la droga en el país, cuantos no produce la corrupción, cuanto daño no hace el tráfico de armas y el secuestro? ¿Cuántas veces no es detenido un violador de esas leyes y al rato vuelve a la calle a seguir produciendo victimas  fatales? ¿Quiénes son los maestros de los novatos en estas lides? ¿Cuál es la sanción ejemplar contundente contra el principal promotor de esos delitos a nivel mundial? estoy hablando de la televisión, el cine, la prensa, la radio pro imperialista y burguesa capitalista. Si no se legisla contra esa barbarie, no habrá socialismo, revolución o cambio posible, solo será cuestión de tiempo para que la mafia sionista imperial yanqui, vuelva a controlar al estado venezolano. La URSS, YUGOESLAVIA Y EUROPA DEL ESTE, eran más fuertes  comparados con Venezuela y erraron esa zenda y hoy vemos el resultado, demonizado el comunismo, el socialismo, cuando en realidad fallaron los lideres que no actuaron a tiempo y en los espacios de importancia, empezando por la legislación. No una legislación para censurar, si no para mantener el control de las arremetidas enemigas, sin detenerse en el que dirán mediático.

                                               

 Javiermonagasmaita@yahoo.es javierdelvallemonagas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1732 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a107828.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO