La farsa del los G.

Las cumbres de los G8 y 20, muestran el arte del despilfarro, arte cuidadosamente inculcado desde los medios de comunicación al servicio de una propaganda de conspiración a la moda o cambio de moda sistemático, propuesto por Obama, desde abril del 2009 en Londres, primera cumbre donde asistieron los mandatarios de los países del G20.

Anteriormente estas reuniones del G20, desde su creación en 1999, eran presididas por los ministros de economía o por los presidentes de los bancos centrales, Obama, les dio valor agregado a los jefes de Estado de las economías emergentes, representan un basurero completo de cosas buenas estropeadas con el cuello blanco y una copa de champaña antes de decidir como salvar al capitalismo.

En Toronto, horas después de la cumbre del G8 en Huntsville, se reunió por segunda ocasión los presidentes de: Argentina, Brasil, México, Australia, Arabia Saudita, Corea del Sur, Indonesia, Turquía, India, Sudáfrica, y la Unión Europea, mas las naciones del G8, decidieron reducir a la mitad sus déficits fiscales para el 2013 y estabilizar sus niveles para el 2016, es decir, conservar la matriz de producción con el consumo de energía actual, el G8 no puede prescindir de ella en el corto plazo, allí entra el G20, por los costos las naciones industrializadas no pueden alterar sus límites de tolerancia en los actuales momentos de una frágil recuperación económica. Solución permanente para conservar las inequidades sociales y las diferencias industriales-económicas norte-sur.

Estados Unidos y Europa, piden a gritos que, lo antes posible, la producción y el consumo privado se vuelvan a capitalizar, porque, la infraestructura colectiva mundial no puede acomodarse a ello. El G8 dice:” el niño (pueblo) está creciendo más rápido que su ropa, tomemos medidas para no alargarla o comprarles nuevas, si, para impedir que crezca”. El uso del G20 se describe, conocido horror, para evitar todo crecimiento espontaneo fuera de la aprobación del G8.

Michael Carey, de Credit Agricole CIB, dijo:”los trabajos son clave para el crecimiento de la demanda”. Se espera que los EEUU solucione 2.2 millones de trabajo en el próximo año, en momentos que la compra de vivienda bajo un 38% en lo que va del año, la peor caída desde el 2003 según el New York Times, y, con una pugna interna por la ley de los inmigrantes que involucra a mas de 12 millones de indocumentados, actual fuente de negociación con los republicanos para las próximas elecciones legislativas.

Hace pocos días Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal (FED) ante la Comisión de Presupuesto del Congreso manifestó un optimismo mesurado sobre la perspectiva de la economía estadounidense, pero, agrego que, “una recaída de la economía es improbable y que la FED anticipa una expansión analizada de 3.5 en el próximo semestre”.

No se trata solo de la crisis europea, la situación interna de EEUU, los ajustes fiscales proyectados, en conjunto, son los riesgos numero uno para la recuperación económica global, muchos economistas consideran que, “los ajustes fiscales representan una derrota antes de cantar victoria” afecta en forma conjunta a EEUU y Europa, el crecimiento a través de las condiciones financieras.

El riesgo de contagio de Europa, fue una de las causas para que se aplace hasta el 2011 el incremento de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense, hace un mes Bernanke, consideraba que la FED incrementaría las tasas de interés a finales de este año. Según documentos entregados por las naciones del G20, EEUU, Alemania, Canadá, Francia, Gran Bretaña, siguen caminos similares para disminuir a la mitad los déficits fiscales, los países del G20 les concedió la forma de formalizar esos compromisos, sin embargo, la reducción de los déficits fiscales no implica una caída de los gastos fiscales, pues el retiro de los estímulos fiscales podría propiciar una recaída global según EEUU. Los europeos, encabezados por Alemania, enfatizan que, un exceso de cautela podría producir cargas de deuda insostenible, alzas en las tasas de interés y posibles cesaciones de pago de deuda externa.

EEUU y Europa, manejan la seguridad mundial prioridad máxima en la cumbre de Canadá. Amenazas para el G8 no es la pobreza solapada por la ONU alterando considerablemente las cifras, amenaza para los países más industrializados no es la hambruna, para el G8 no es problema el constante aumento de los refugiados a nivel mundial, o las muertes infantiles de más de 7 millones de niños antes que cumplan los 5 años, o las guerras en Irak, Afganistán o las que proyectan contra Irán, Venezuela, Corea del Norte, o la estrategia política por sostener una desigualdad norte-sur, están preocupados porque Israel deje de ser una potencia hegemónica en el Medio Oriente, les preocupa el crecimiento y poderío militar de Teherán, que se convierta en un Estado nuclear como ya lo es Corea del Norte, Pakistán, India, Israel.

Los medios de comunicación a nivel mundial recogieron los acuerdos de la cumbre del G20 en Londres, en abril del 2009 meses después que Obama asumió el poder, el G20 se comprometió a entregar 1 billón de dólares a los organismos financieros, hace unos meses Obama, penalizaba los paraísos fiscales y prometía combatir las operaciones de la banca, el fin del secreto bancario y refundar el capitalismo, a coro con los presidentes europeos, el FMI y el BM, eran acusados culpables por las economías emergentes, Brasil, Argentina, Arabia Saudita, Australia, Indonesia, pedían mayor equidad, paso el tiempo y el FMI programa la recuperación mundial ofreciendo sus clásicos asesoramientos a los países en vías de desarrollo, es decir no paso nada.

Algunos gobiernos del G20 están contentos porque pueden subir al G8, y miembros de su gobierno podrían eventualmente ser parte de la dirigencia del FMI o BM, europeos y estadounidenses desean compartir el botín con Brasil y Arabia Saudita, los países mas invitados a las cumbres del G8, para acceder al tesoro del FMI o del BM sostenidos por la alianza china-estadounidense o G2, reuniones que pasan del diálogo para convertirse en acuerdos estratégicos-económicos.

Este G2, si la geopolítica mundial lo amerita podría arrastrar al G20 a nuevas políticas regionales con el fin de sostener la desigualdad estructural del G192 países miembros de Naciones Unidas. Internacionalmente, los únicos legítimos. La creación de los G persigue disimular la desigualdad en aumento que propicia el G8 creado en 1975 con 6 países: EEUU, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, en 1976 se incorporo Canadá, en 1998 ingreso Rusia. En el 2003, después de la Conferencia de la OMC en México, Brasil, Sudáfrica, India, China y México firmaron un acuerdo para crear el G5. El G77 se fundó en 1964 durante la reunión de la ONU sobre Comercio y Desarrollo, hoy cuenta con 130 miembros opacados por las 8 economías más desarrolladas del mundo que manipulan a 192 países de la tierra inscritos en la ONU.

Un país pobre parece más pobre en una cumbre de naciones ricas de alta explotación industrial y cultura técnica, que en una cumbre del G20, porque, el pobre está excluido de la participación global, por supuesto sus representantes opinan, pero están inmersos en una suerte de agravación tecnológica de la desigualdad. Ser excluidos de la posesión de los productos terminados es más injusto cuanto que, esos productos resultan de las materias primas de nuestros países, pueblos que no participan de los beneficios de la civilización humana, sin otro título que, ser humano, en países sin industria y sin trabajo.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2515 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: