El país transalpino se queja del poco apoyo de la Unión Europea

Arribó a Italia una delegación de médicos chinos con equipos para ayudar a contener el coronavirus

Un avión con ayuda humanitaria llega a China para ayudar contra el coronavirus

Un avión con ayuda humanitaria llega a China para ayudar contra el coronavirus

Credito: Agencias

Arriban a Italia una comisión de médicos chinos  para ayudar en su lucha contra el COVID-19, debido a que es el segundo país del mundo más golpeado por el coronavirus con 15.000 personas afectadas y un millar de muertos, y que  hasta ahora no ha llegado apoyo de los otros países de la Unión Europea ni tampoco de Estados Unidos frente al silencio de los socios naturales de Roma, el Gobierno de China, donde comenzó la epidemia, decidió enviar un avión cargado con 30 toneladas de material médico y un equipo de nueve expertos que ayudarán a tratar a los contagiados por el COVID-19, reportó el portal de noticias Hoy.es.

Un avión de la China Eastern, aterrizó en la noche del jueves en el aeropuerto de Fiumicino procedente de Shanghai cargado de respiradores mecánicos, miles de mascarillas y otros equipos médicos para reforzar el sistema sanitario italiano, que se encuentra casi colapsado en la región del norte de Lombardía, la zona más afectada. Desde ayer todas las tiendas y negocios del territorio nacional, a excepción de las farmacias, supermercados y puntos de venta de productos de primera necesidad, se encuentran cerrados por mandato del gobierno, para intentar que disminuya el número de contagios.

Luigi Di Maio, ministro de Exteriores italiano, celebró la llegada de la ayuda china asegurando que 'no estamos solos',  y quien mantuvo el pasado martes una  reunión telefónica con su homólogo chino, Wang Yi, en la que trataron este y otros envíos posteriores de material sanitario. China, que ya ha pasado la fase más dura de la epidemia, se mostró dispuesto a entregar a Italia diverso material médico: 1.000 ventiladores mecánicos, 20.000 trajes de protección, 50.000 pruebas para detectar el coronavirus y más de dos millones de mascarillas, 100.000 de ellas de alta tecnología.

Imagen de los doctores chinos llegados a Italia.
Imagen de los doctores chinos llegados a Italia. / Efe

Este conjunto de aparatos médicos será comprado por Roma a empresas chinas, que se habrían comprometido a dar prioridad a las peticiones italianas en un momento de extraordinaria demanda internacional de estos productos. "Muchos países suspenden los vuelos y los contactos con Italia, pero nos acordaremos de todos los que han estado a nuestro lado en este momento y lo tendremos bien presente en el futuro", advirtió Di Maio. Sin embargo, Italia fue uno de los primeros países occidentales en prohibir la entrada de aviones chinos a su territorio. Por otro lado Estados Unidos canceló todos los vuelos durante  un mes a Europa desde este viernes, mientras que España cerró el tráfico aéreo con Italia el pasado martes. Austria y Eslovenia optaron por cerrar en parte las fronteras terrestres con el país transalpino.

El ministro de Exteriores, mantiene una abierta postura 'filochina' que inquieta a los otros países de la Unión Europea. Prueba de esto es que en marzo de 2019, cuando el M5E gobernaba junto a la Liga (ahora lo hace con el Partido Democrático), Roma se adhirió a la Nueva Ruta de la Seda, el proyecto estrella del presidente del gigante asiático, Xi Jinping, que contempla masivas inversiones en infraestructuras, telecomunicaciones y energía para impulsar las relaciones comerciales entre Asia y Europa por vía terrestre y marítima. Fue así el primer país del G-7 en firmar con China este acuerdo que genera grandes recelos en la Unión Europea y en Estados Unidos.

Por los momentos, los aliados naturales de Roma no se han mostrado  ninguna disposición hasta ahora para ayudar a Italia en su momento más difícil desde la Segunda Guerra Mundial. "La crisis del coronavirus no es nacional, sino europea. No se debe dejar sola a Italia", advirtió el embajador permanente de Italia ante las instituciones europeas, Maurizio Massari. "Sólo China ha respondido bilateralmente, lo que no es una buena señal de solidaridad de la UE, lamentó Massari en un artículo publicado en la web Politico, en el que denunció que ningún país europeo había respondido a la petición italiana para conseguir mascarillas. Éstas finalmente llegarán de China o serán fabricadas en el propio país, como prometió el primer ministro, Giuseppe Conte, que activó la industria italiana para conseguir la autosuficiencia en sus necesidades de material sanitario.

El presidente del Inter dona 300.000 mascarillas

Steven Zhang, presidente del Inter de Milán donó a la Protección Civil 300.000 mascarillas y otros productos sanitarios, entre ellos prendas protectoras y productos para la desinfección, para combatir la emergencia por la difusión del coronavirus, informó en un comunicado.

Así mismo, Zhang ofreció  su disponibilidad para socorrer en la compra de otros materiales necesarios para luchar contra una emergencia que obligó al Ejecutivo italiano a cerrar todos los negocios a nivel nacional, excepto aquellos que ofrecen servicios esenciales como supermercados y farmacias, hasta el 25 de marzo. "Esperemos que la experiencia exitosa de China en la lucha contra el coronavirus pueda ayudar a parar la rápida difusión del virus en Italia. Seguiremos y reforzaremos nuestra aportación para sostener Italia en la lucha contra la emergencia", indicó Zhang en declaraciones publicadas por la web oficial del Inter.

A esta campaña de ayuda se unió el equipo del Roma, con donaciones a un hospital de la capital, y varios jugadores, entre ellos Lorenzo Insigne, del Nápoles, o Federico Bernardeschi, del Juventus, dieron también su aportación en la lucha contra esta emergencia epidémica.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6411 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas