¿Será esta nuestra fuente vital en el espacio exterior?

¡La ESA consigue extraer oxígeno del polvo lunar!

Los investigadores Alexandre Meurisse y Beth Lomax - ESA

Los investigadores Alexandre Meurisse y Beth Lomax - ESA

Credito: web

23 de Enero - Para que la exploración lunar sea sostenible, hay que aprovechar los recursos espaciales, tales como intentar minar regolito, presente en la superficie lunar, y obtener agua y oxígeno a partir del mismo.

Esta semana ha sido emocionante para los investigadores del Laboratorio de Materiales y Componentes Eléctricos de la Agencia Espacial Europea (ESA), gracias a los avances tecnológicos y científicos, el equipo logró obtener oxígeno del regolito (polvo lunar) a través de una planta experimental. El polvo lunar no es el original, sino uno sintético, sin embargo, guarda todas las características fisicoquímicas del original.

El oxígeno extraído podría ser utilizado como fuente vital y hasta para futuros combustibles para cohetes, según menciona Beth Lomax, líder del estudio e investigadora de la Universidad de Glasgow de Escocia. «Ser capaz de adquirir oxígeno de recursos encontrados en la Luna obviamente sería de enorme utilidad para los futuros colonos lunares», dijo la científica Beth Lomax.

El regolito es en sí es algo que también existe en la Tierra y en otros cuerpos del Sistema Solar. La superficie lunar está cubierta por regolito, fragmentos de roca y minerales poco compactos que cubren un fondo rocoso sólido, en otras palabras, es ese fino polvo gris que recubre toda la superficie de la Luna, y gracias a este polvo es que podemos observar las huellas marcadas de los astronautas en la Luna.

 

Este polvo lunar resulta nocivo para los seres humanos, y se sabe gracias a lo estudiado durante del programa Apolo. El sistema respiratorio en presencia de regolito lunar puede llevar a inflamaciones crónicas en las vías respiratorias, además un aumento considerable de la radiación térmica, daños al sistemas nervioso y cardiovascular de los astronautas, entre otros daños severos.

Los investigadores emplearon sobre el regolito un método llamado electrolisis de sales fundidas, para separar el estado sólido del gaseoso, siendo el oxígeno lo que se busca extraer.

Tras la extracción de oxígeno, el procedimiento deja como residuo una gran variedad de metales y esto resulta de utilidad para otros estudios. Alexandre Meurisse, colega de la investigadora Beth Lomax, dijo lo siguiente: «Y esta es otra útil línea de investigación: ver cuáles son las aleaciones más útiles que podríamos producir a partir de ellos, y para qué tipo de aplicaciones podrían servir». Uno de sus posibles usos sería el implemento del mismo en impresión 3D si haría falta refinarlos.

Los científicos esperan mejorar el procedimiento para un mejor almacenamiento del oxígeno producido y posiblemente diseñar una versión más "portátil", una más fácil de transportar, para entonces enviarla a la Luna para así hacerla funcionar este mismo año.

"La ESA y la NASA están regresando a la Luna con misiones tripuladas, esta vez con miras a quedarse", dijo Tommaso Ghidini , Jefe de la División de Estructuras, Mecanismos y Materiales de la ESA.

 

Los investigadores Alexandre Meurisse y Beth Lomax - ESA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1921 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /tecno/n351310.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO