La Unión Europea admite que ignoró problemas vinculados al etanol

Londres, 14 ene (PL) La Unión Europea (UE) reconoció que no fue capaz de prever los problemas ambientales y sociales derivados de la obtención de biocombustibles a partir de vegetales.

"Hemos visto que los problemas ambientales y sociales causados por los biocombustibles son más grandes que lo que calculamos. Por eso debemos ser más cuidadosos", declaró el comisario de medio ambiente de la UE, Stavros Dimas a la BBC.

El funcionario añadió que en las directrices de la UE deben estar incluidos los temas sociales y ambientales ya que existen algunos beneficios derivados del empleo de biocombustibles.

Varios informes han advertido del incremento de los precios de los alimentos y la destrucción de bosques, con el objetivo de utilizar esas tierras para la siembra de plantas destinadas a la producción de etanol.

Con respecto a esa situación, Dimas señaló que resulta mejor dejar de cumplir las metas que hacerlo en perjuicio de los pobres y el medio ambiente.

Desde hace algunos años, los biocombustibles han sido vistos como una solución perfecta para los fabricantes de automóviles, presionados para que sean reducidas las emisiones de dióxido de carbono resultado de la combustión de gasolina o diesel.

La UE se unió a esa idea. Sin embargo, estudios recientes han mostrado que algunos biocombustibles no contribuyen a disminuir las emisiones de gases contaminantes.

A ello se añade un incremento en el precio de los alimentos y el desalojo de las comunidades pobres para la siembra de plantas destinadas a la producción de etanol.

Según Dimas, para la Unión Europea es una preocupación fundamental la pérdida de la biodiversidad que constituye un problema severo como el aumento de la temperatura global.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4337 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas