Objetos de aprendizaje reutilizables para la educación a distancia en pandemia

El actual desarrollo de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en la educación a distancia ha posibilitado la creación de entornos de enseñanza y aprendizaje interactivos y colaborativos, que utilizan recursos y materiales instruccionales multimedia que amplían las posibilidades para el logro de un aprendizaje significativo. Dentro de este contexto surge un nuevo concepto asociado al diseño instruccional que busca la reutilización, permanencia, interoperabilidad, accesibilidad, y compatibilidad de recursos digitales para el desarrollo de programas de formación a distancia. Este nuevo concepto es el de objetos de aprendizajes (OA).

Los OA son la porción más pequeña en estructura y contenido educativo que tiene un sentido didáctico, siendo su característica principal la posibilidad de su reutilización en diferentes cursos a distancia (Teijero1). En tal sentido, los OA constituyen la estructura utilizada para el programa instruccional de un curso, la cual puede ser reutilizada en otros cursos cambiando los objetivos, contenidos y estrategias didácticas. Por tanto, son la porción más pequeña de instrucción o información que puede por sí sola tener significado para el estudiante. Por otra parte, mediante la creación de la biblioteca de OA se pueden crear diferentes repositorios o bases de datos, donde son almacenados los OA de diferentes cursos, reduciendo la redundancia y disminuyendo los costos.

Por otra parte, los OA son un elemento de instrucción que se apoya en la orientación a objeto donde se valora la creación de componentes, llamado objetos, que pueden ser reutilizables en múltiples contextos. Constituyen una unidad independiente y autocontenida de aprendizaje que puede ser utilizada en múltiples situaciones, estando orientados al soporte del aprendizaje en línea, se crean una sola vez y pueden ser reutilizados muchas veces. Son autocontenidos, flexibles, reutilizables, interoperables, duraderos y actualizables, de fácil acceso y manejo, secuenciables, breves, así como respetuosos con las leyes de derecho de autor.

Las principales características de los OA son (Teijero1): porción más pequeña de instrucción o información que puede por sí sola tener sentido para el estudiante. Se crean una vez, pueden ser reutilizados en diferentes cursos y se apoyan en la orientación a objeto; permiten crear diferentes repositorios o bases de datos donde son almacenados, reduciendo la redundancia y disminuyendo los costos; la etiqueta permite identificar los OA dentro del repositorio y la metainformación describe lo que encierra en sí mismo como el contenido, objetivos, nivel, autor y fecha; utiliza formatos adecuados para presentar la información, facilidad de lectura y comprensión, consistencia en el uso del lenguaje, uso adecuado de la tecnología. Se requiere no utilizar textos densos y mantener la interoperabilidad de acuerdo al estándar utilizado. Por otra parte, son autocontenidos, flexibles, interoperables, duraderos y actualizables, de fácil acceso y manejo, secuenciables, breves y respetuosos con las leyes de derecho de autor.

Ahora bien, en el diseño de los OA deben considerarse la dimensión pedagógica, la tecnológica y la de interacción hombre-máquina. La dimensión pedagógica, tiene una intención eminentemente educativa que permite establecer secuencias lógicas para la efectividad del proceso de enseñanza y aprendizaje, promoviendo la construcción y difusión del conocimiento. Esta dimensión está orientada a una diversidad de estilos de aprendizaje, contenidos relevantes y pertinentes, objetivos de instrucción, actividades de aprendizaje y evaluación. La dimensión tecnológica, trata a los OA como un producto de software basados en estándares que facilitan el intercambio entre diferentes sistemas y plataformas, así como su reutilización interoperabilidad, accesibilidad, portabilidad, flexibilidad y granularidad. La dimensión hombre-máquina, permite a los estudiantes motivarse a trabajar con dichos objetos para lograr aprendizajes significativos. Para ello, los OA deben cumplir ciertos requisitos que lo hagan atractivos para los alumnos como el uso de colores, fuente, presentación, disposición de la información, posibilidad de navegación, simetría y consistencia de sus elementos.

Los OA presentan como ventajas: se acoplan con otros objetos para crear uno más complejo, son reutilizables en diferentes contextos siempre y cuando mantengan su significado, soportan cambios tecnológicos al ser independientes de la tecnología utilizada, así como son interoperables con otras plataformas y herramientas. En el campo tecnológico, promueven el trabajo colaborativo entre docentes e instituciones eduactivas, permiten compartir recursos eliminando la duplicidad, mejoran la eficiencia del docente al reducir esfuerzo y costo, así como presentan un material de alta calidad sobre todo para la educación a distancia. Entre sus desventajas se encuentran: limitada reutilización debido a que son personalizados y pueden presentar problemas cuando salen de su contexto original, así como pueden presentar dificultades para editar-interpretar los metadatos al no existir un estándar bien definido, sobre significados compartidos entre los diferentes campos que conforman los metadatos.

El diseño instruccional de los OA contempla: contexto, que define el ambiente de enseñanza y aprendizaje donde se puede emplear; características de la audiencia a la que va dirigido, como edad e idioma; necesidad instruccional, con orientación precisa de las necesidades de aprendizajes que tienen los estudiantes; justificación, donde se exponen las razones argumentadas que le dan sentido a su uso en el campo instruccional y la necesidad de utilizarlos en el proceso de enseñanza y aprendizaje; requisitos previos, que constituyen los conocimientos que deben tener los estudiantes; objetivo general, donde se expresa el aprendizaje final que debe lograr el estudiante con su utilización; objetivos específicos, que expresan como lograr el aprendizaje final; contenidos, se corresponde con los conocimientos a construir y las formas de representarlo; características y tipo de OA, determinando OA desde el punto de vista pedagógico y tecnológico, en cuanto a concepción, tipo de recurso y su clasificación tecnológica de los OA; actividades de aprendizaje, que faciliten el proceso de asimilación de los contenidos desarrollados dentro de los OA para lograr los objetivos propuestos; así como evaluación, para alcanzar el objetivo de aprendizaje planteado, mediante el diseño de estrategias que permitan evaluar, coevaluar y autoevaluar los conocimientos obtenidos.

La selección de la tecnología a emplear para el diseño de los OA debe responder a las últimas tecnologías web para el manejo de información y diseño de aplicaciones, lenguajes, herramientas y programas, como son lenguajes HTML y PHP, hojas de estilo CSS, entorno flash y editores de imágenes tales como Gimp y Photoshop. Para la implementación debe comenzarse con la codificación del recurso, empleando las tecnologías seleccionadas, para finalmente implementar el recurso bajo el ambiente web.

Para estandarizar los OA se debe detallar: información general, sobre idioma, descripción, tiempo y espacio; ciclo de vida, con información sobre su historia, evolución, recurso, fecha, edición, versión y contribución; requisitos técnicos, referidos a formato, tamaño, especificaciones técnicas y duración; metadatos, con el esquema de metadato aplicado en su diseño, autor, idioma y formato; uso educativo, sobre la utilización didáctica e instruccional del OA; derecho de autor, especificando el uso intelectual del recurso, copywrite y concesiones; relación, entre diferentes OA de existir; anotación, con comentarios del uso educativo del objeto especificando, información de autor, fecha, reservado para que tipo de usuario y evaluación; así como, clasificación, que se corresponde con las taxonomías del tema tratado por el objeto y su contexto semántico asociado.

Al utilizar OA los cursos en línea pueden ser diseñados como agregados de componentes que pueden reutilizarse en otros cursos, organizándolos de diversas formas para lograr el aprendizaje personalizado. Sin embargo, para que esto sea posible es necesario que se cumplan dos condiciones básicas: que el diseñador sea capaz de identificar cuál es el material que debe ser reutilizado, de acuerdo con el contenido educativo en el que va a ser utilizado, así como ensamblar las partes recuperadas de forma tal que el resultado obtenido tenga sentido desde el punto de vista de los procesos de instrucción.

Finalmente, resulta de interés señalar la importancia de reutilizar los OA diseñados y almacenados en repositorios, a la hora de dictar nuevos cursos en modalidad en línea permitiendo personalizar el aprendizaje. Sin embargo, es preciso velar por los cuidados que deben tenerse en cuenta a la hora de diseñar un objeto de aprendizaje, sobre todo que la estructura de los formatos utilizados para presentar la información sea la adecuada, utilizar segmentos de objetos ya elaborados, que el contenido sea el adecuado para garantizar los aprendizaje, mantener un lenguaje adecuado, no utilizar textos muy largos y denso, así como diseñarlos acordes a la tecnología disponible e independiente de la plataforma a utilizar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1198 veces.



Sergio Teijero Páez

*Doctor en Educación. Post Doctor en Ciencias Sociales. Profesor e Investigador Titular UCV / UNEXCA

 steijero@gmail.com      @steijero

Visite el perfil de Sergio Teijero Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ciencia, tecnología e innovación


Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación