Profesión y oficio deben ir de la mano

El conocimiento siempre suma

Una nueva situación, un cambio, siempre trae sus ramificaciones negativas y positivas. Aquí aplica la conocida frase "Ley Campoamor", basada en el texto del famoso poema de Ramón de Campoamor que dice: "En este mundo traidor / nada es verdad ni mentira / todo es según el color / del cristal con que se mira".

A propósito de los trastornos políticos y socio económicos que se han dado en Venezuela, florece nuevamente el contraste entre cursar una carrera universitaria o capacitarse para dedicarse a un oficio, con el firme propósito de llegar a ser garantes del sustento individual y/o familiar.

En la actualidad la mayoría de los venezolanos que emigran tienen la tendencia a validar más sus destrezas en un oficio. De hecho al buscar recomendaciones para mudarte a otro país en procura de una mejor calidad de vida, saltan a la vista en las sugerencias trabajar en sitios destinados a la prestación de servicios, porque además del sueldo optas a propinas y otras gratificaciones. Entre las actividades destacan: bartender, mesero, peluquería, barbería, cosmetología, taxista, chef, ayudante de cocina, etc.

Incluso quienes han decidido continuar luchando en nuestro terruño se han visto en la imperiosa necesidad de alternar su carrera universitaria con otra ocupación que le permita equilibrar un poco los ingresos monetarios, y así atenuar los estragos que en el hogar produce la hiperinflación que enfrentamos.

Los más valientes han llevado adelante emprendimientos, que han ganado el reconocimiento nacional y hasta han logrado traspasar la frontera. "El Cielo es el límite" como apunta en su libro el escritor Wayne Dyer. En este sentido las redes sociales han servido de trampolín.

Frente a este panorama hay quienes se lamentan de haber estrechado sus sueños con una profesión universitaria y a diferencia de quienes se formaron en un oficio les cuesta un tanto más irse a otras latitudes a probar suerte.

Sin embargo la oportunidad de cada quien es distinta. Bien te dediques a ejercer la profesión que escogiste o por cuestiones del destino desempeñes una actividad menos formal, lo importante es aprender y obtener una retribución económica dignamente.

Lo ideal sería incursionar y desarrollar habilidades integrando profesión y oficio. De una u otra manera el conocimiento siempre suma. No desmayemos.

 

ramos.irma@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 662 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a266506.htmlCd0NV CAC = Y co = US