Una vez más el hacendado Guillermo Vargas arremete contra el pueblo yukpa

De nuevo el hacendado Guillermo Vargas arremete, bajo un techo de impunidad, contra el humilde pueblo yukpa de Chaktapa, en esta oportunidad el lunes 1º de mayo del 2006 quemándoles las casas y todos sus enseres, gritando que mataría al dirigente indígena Sabino Romero Izarra, si éste no se lleva de una vez por toda a su gente más allá de las montañas del cerro Piyistaco ubicado entre las márgenes sur del río Yaza y norte del río Tukuko en la parroquia Libertad del municipio Machiques de Perijá del estado Zulia.

Son varios los años, quizás 20, que este aguerrido dirigente yukpa con su pueblo lleva defendiendo su territorio ancestral invadido por la pudiente familia Vargas, que ha levantado su bienestar y riqueza a partir de la terrofagia, y del hambre y del dolor de los pueblos yukpa de Chaktapa, Chaparro, Kasmera y Botoncha.

Muertos, asesinatos, sicariatos, quemas de casas y conucos, acusaciones de los indígenas contra Guardias Nacionales, efectivos del Ejércitos, policías, fiscales del Ministerio Públicos de Machiques, diputados indígenas y no indígenas de la cuarta pero también de la quinta república llenan las páginas del acontecer cotidiano del periodismo y de la vida de estas cuatro comunidades Caribes ubicadas en el piedemonte de la Sierra de Perijá.

Pero es Chaktapa la que le ha tocado sostenidamente vivir la peor parte, pese a los muertos y heridos yukpa de Kasmera enfrentados valientemente por la Dra. Lolita Aniyar de Castro en su estadía por la Gobernación del Zulia, o en los peores momentos de acoso con pretensión de ajusticiamiento contra Sabino por parte de un grupo de efectivos de la Guardia Nacional por orden del hacendado en aquellos tiempos cuando la Dra. Josefa Camargo era la Fiscal Nacional Indígena con sede en Caracas.

Pero una sola vez la vida le sonrió a los Yukpa de Chaktapa, fue en marzo del año 2004 cuando ocupan totalmente la hacienda Tizina, hasta el jueves 14 de abril de 2005 cuando con un grupo de sicarios el hacendado los desaloja quemándoles todas las casas y sembradíos. No hubo manera que el Estodo, Gobierno o diputados indígenas o no indígenas acordaran el pago de las bienhchurías de la hacienda Tizina.

Ante la fragua pre electoral del Gobierno, el activimo militante de la Gobernación del Zulia y de todas sus dependencias en el municipio, incluyendo la Alcaldía del Toto, la neutralidad de la Fiscalía de Machiques, de la Oficina de Derechos Humanos del Vicariato de Machiques, Guardia Nacional, Ministerio Público, del INTI, de la Comisión Regional de la Demarcación de Hábitat y Tierras Indígenas, hoy los Vargas envalentonados han decidido por cuenta propia desalojar la comunidad indígena a sangre y fuego. Quedándoles así a los yukpa sólo la resistencia militante ancestral y las alianzas solidarias de clase con otros hermanos en luchas.

Sociedad Homo et Natura, ANPA, Movimiento por Todas Nuestras Luchas/ Comunidades al Mando - Proyecto Nuestramerica


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11161 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter