A marabinos les tocará el “asueto santo” en casa por falta de gasolina

Credito: Panorama

16-04-19.-Consultados alegan que la poca certeza de conseguir estaciones de gasolina abiertas en el camino y el destino, así como los problemas con los puntos de ventas y el efectivo les impedirán trasladarse en estos días.

Las familias zulianas Mejía y Colina, residentes del barrio Los Olivos, en la parroquia Carraciolo Parra Pérez, de Maracaibo, planificaron el pasado febrero viajar juntas para disfrutar del asueto de Semana Santa en los cayos del parque nacional Morrocoy, en el estado Falcón.

Doce personas, entre adultos y niños, se movilizarían en tres vehículos: una camioneta y dos vehículos. Se hospedarían todos juntos desde el miercoles 17 y hasta el domingo 21 en una casa que alquilarían por 30 dólares por día en Tucacas.

Llevarían alimentos no perecederos, como harina, pasta, arroz y enlatados, entre otros, con la intenciónn de comprar por allá solo pescado para cumplir con la tradición católica de no comer carne roja el Viernes Santo.

Pero, los maravillosos planes de ambos grupos familiares de disfrutar del sol y las paradisiacas playas de Morrocoy, lejos del estrés de la difícil cotidianidad que viven por la situación país, se fueron esfumando en la misma medida que se fueron sucediendo los apagones nacionales.


Tras evaluar las dificultades que se les presentarían por la falta de servicio eléctrico en el largo recorrido hasta el extremo este de la costa falconiana, la semana pasada decidieron suspender el tan anhelado paseo.

"Así no se podrá viajar, porque no sabemos con cuántas gasolineras en funcionamiento nos vamos conseguir en el camino y los 140 litros de gasolina que llevaríamos en los tanques de los tres vehículos nos nos permitirán llegar hasta allá. Necesitaríamos también para movilizarnos allá y después para regresar", explica Ronny Mejía.

El joven comerciante comenta, además, "lo reunido para gastar en el viaje se comenzó a gastar ante las necesidades que se nos han presentado aquí por los apagones y comenzamos a consumir lo que habíamos guardado para llevar".

Es por eso que a las familias Mejía y Colina nos les quedará de otra que quedarse en la capital zuliana estos días santos en vez de disfrutar del sol y el mar en Morrocoy, "haciendo cada quien lo que pueda por su cuenta y no en familia, como habíamos planificado juntos".


Permanecer en Maracaibo durante el asueto le tocará también a las familias Herrera y Farina, quienes viven en las urbanizaciones Santa Fe 2 y en Las Lomas, en la parroquia Raúl Leoni, respectivamente. "Nos tocará quedarnos los seis en una de nuestras casas, en familia, e ir al menos un día al Jardín Botánico, sobre todo para que las niñas puedan recrearse", comenta Adaulfo Herrera.

El ingeniero alega que son varios los factores que les impedirán disfrutar de los días santos en el pueblito La Mesa de Esnujaque, en Trujillo como acostumbran a hacerlo todos los años.

Menciona, en primer lugar, que no pudieron poner a punto los dos carros para viajar, "porque el mantenimiento significa demasiado gasto y los cauchos no están en condiciones para un viaje largo".

Hace énfasis el ingeniero zuliano en la dificultad que representa viajar a los estados vecinos por los racionamientos eléctricos. "Uno no está seguro si hay bombas trabajando para echar gasolina en el camino y en el destino, y de estar abiertas las colas serán muy largas, y tampoco de realizar compras de alimentos, verduras y frutas, como nos gusta, porque allá son más baratos y frescos, porque tampoco sabemos si las tarjetas pasarán por los puntos de ventas, ni si habrá internet para realizar las transferencias, y, además, no se consigue efectivo suficiente".


Tampoco podrán salir de de la ciudad en Samana Santa como lo habían programado Suhail Rojas y Antonio Duarte, quienes viven en villa San Isidro, en el sector Los Buscares. Querían descansar y relajarse desde este lunes 15 hasta el viernes 19 en Punta Cana, en República Domincana. Tenían hospedaje reservado y boletos comprados desde el pasado febrero.

Pero, la pareja decidió posponer el viaje debido a los apagones, porque "no queremos dejar la casa sola, por temor a que cuando regresemos la consigamos desvalijada. Con tanta oscuridad hay mayor peligro de ser afectados por la delincuencia. Además, se nos dañaron la nevera, un televisor y un aire acondicionado por tantos bajones, y mi esposo entró en crisis depresiva por todo esto que estamos viviendo", revela Rojas.

Una multa le tocará pagar a la pareja al hotel donde reservaron en la costa este del país caribeño y esperar que la situación eléctrica y Duarte mejoren para poder viajar y no perder el boleto.

Otros con menos recursos económicos, como el joven José Linares, quien habita en el sector Veritas, no podrá viajar por las dificultades propias del transporte público interurbano, que se han agravado estos últimos días.

"Quería ir con un grupo de amigos a Mérida, a aprovechar el frío y montarme en el teleférico, pero es imposible hacerlo, porque el pasaje aumentó mucho, hasta un 80%, y hay que llevar mucho efectivo, porque por transferencia sala más mucho caro", dice el profesor.

Linares agrega: "Además, por los racionamientos uno no está seguro si funcionarán los puntos y si habrá internet para pagar el hotel, las comidas y cualquier otro gasto. Así que, aunque no quiera, me veo obligado a quedarme en mi casa y ver qué invento con mis panas".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1363 veces.


La fuente original de este documento es:
panorama (https://www.panorama.com.ve/ciudad/A-marabinos-les-tocara-el-asueto-santo-en-casa-por-falta-de-gasolina-20190416-0011.html)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /regionales/n340834.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO