Diálogo y Referéndum para evitar la Guerra y el Intervencionismo plantea la PCDC (Capítulo Zulia)

Jesús Zambrano, Nilio Parra, Johnny Alarcón Puentes, Roberto López Sanchez y Juan Carlos Barrios

Jesús Zambrano, Nilio Parra, Johnny Alarcón Puentes, Roberto López Sanchez y Juan Carlos Barrios

30 de enero de 2019.-

La Plataforma en Defensa de la Constitución (PCDC), Capítulo Zulia, realizó hoy 30 de enero de 2019 una rueda de prensa en la cual dio a conocer su propuesta ante la crisis que sacude a la nación, consistente en la búsqueda de una salida pacífica y constitucional que evite la guerra civil y la intervención de potencias extranjeras.

Diálogo y Referéndum para evitar la Guerra Civil y el Intervencionismo Extranjero

Plataforma en Defensa de la Constitución. Capítulo Zulia

La auto juramentación de Juan Guaidó ocurrida el pasado 23 de enero ha significado el punto culminante de una crisis política gestada a partir del fallecimiento de Hugo Chávez y que comenzó a desatarse cuando el PSUV perdió las elecciones a la Asamblea Nacional en diciembre de 2015.

Lo resaltante del momento actual es el peligro inmediato de que se desarrollen situaciones de violencia generadas por el descarado intervencionismo que ejecutan el gobierno de los Estados Unidos y sus gobiernos aliados de Latinoamérica (a los que se suman la Unión Europea, Israel y Australia), que alcanza niveles no vistos jamás en el subcontinente suramericano.

El estallido de situaciones violentas podría ser evitado si se canaliza la solución de la crisis política a través del diálogo entre la Asamblea Nacional y el Gobierno de Nicolás Maduro, y se consulta al pueblo venezolano para que se pronuncie en referéndum consultivo vinculante, si quiere o no renovar todos los poderes públicos. En esta dirección de promover el diálogo se han pronunciado los gobiernos de México y Uruguay, y el propio Nicolás Maduro ha dicho su disposición al diálogo como mecanismo para conjurar la crisis.

Venezuela atraviesa una brutal crisis derivada de las desacertadas políticas adelantadas por el gobierno de Maduro, acentuada por la corrupción reinante en las altas esferas gubernamentales, y profundizada por las medidas de bloqueo económico que en los últimos dos años ha tomado el gobierno de Estados Unidos, crisis caracterizada por:

  • Una pronunciada aceleración de la hiperinflación y una profunda depresión económica con efectos devastadores en las condiciones de vida y de trabajo de más del 80% de la población.
  • Desarrollo de planes económicos neoliberales en los cuales se entrega a las multinacionales de Estados Unidos, China y otros países, la explotación de nuestros recursos naturales bajo contratos antinacionales propios de la dictadura gomecista, y en donde se han deprimido los salarios hasta niveles infrahumanos y desconocido todos los derechos laborales consagrados en la constitución y las leyes.
  • Un severo y angustiante deterioro de los servicios de salud, transporte, telecomunicaciones, electricidad y agua; de todo el sistema educativo y de la administración pública en general.
  • El fracaso reiterado de todos los planes de "recuperación económica" gubernamentales.
  • El colapso de la industria petrolera.
  • El develamiento de una indignante corrupción multimillonaria por parte del alto gobierno, que ha permitido el saqueo de una cifra cercana a los 500 mil millones de dólares.
  • La reiterada violación de la Constitución Nacional por parte del gobierno de Maduro a partir de los años 2016-2017, al violentar los mecanismos democráticos para el ejercicio de la soberanía popular mediante el voto.
  • La violación de los derechos democráticos fundamentales y la criminalización de la protesta cívica.
  • La presión económica, política y militar internacional que ejerce EEUU y sus aliados, con el propósito de intervenir Venezuela para reafirmar su dominación e intereses geopolíticos frente a la penetración en la región y en el país del capital chino y ruso.
  • La ubicación de la crisis dentro de la disputa geopolítica mundial en donde se enfrentan el capitalismo occidental en proceso de declive y los capitalismo emergentes como China y Rusia, reviviendo escenarios de la guerra fría y colocando el territorio nacional como posible sitio de prueba de los armamentos de cada potencia, donde los venezolanos pondremos los muertos.

Más allá de las diversas apreciaciones y puntos de vista legítimos existentes sobre las elecciones del pasado 20 de mayo, la realidad es que Maduro está posesionado de la Presidencia, ejerce el mando sobre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ejerce la Jefatura del Gobierno y del Estado venezolano, y su relevo de esa responsabilidad debe darse solo por la vía pacífica y constitucional. Asumir lo contrario, es justificar la aplicación de la doctrina imperialista del "vacío de poder" y del "estado fallido", para darle luz verde a la llamada "intervención humanitaria" imperialista en Venezuela que tiene montada el Comando Sur de los EEUU.

Las recientes manifestaciones populares del pasado 23 de enero, realizadas en el marco de una profunda conflictividad social en todo el país con huelgas laborales y movilizaciones de comunidades ante el colapso general de los servicios públicos y el derrumbe absoluto del poder adquisitivo de la población debido a la hiperinflación que el gobierno nada hace para controlar, canalizadas coyunturalmente por las fuerzas políticas de la oposición pro-yanqui que dominan la Asamblea Nacional, reflejan en realidad el deseo de cambio del pueblo venezolano que no ha podido canalizar bajo mecanismos de participación democrática debido a las manipulaciones anticonstitucionales ejecutadas por el gobierno de Maduro y su control sobre el CNE y el TSJ, y debido también a las estrategias extremistas de la derecha pro-yanqui que originaron una irracional violencia callejera en 2017.

Juan Guaidó, tal como lo hizo Carmona el 11 de abril de 2002, sorpresivamente se autoproclamó Presidente con el reconocimiento inmediato de EEUU y los países del Grupo de Lima, creando así una crisis de dualidad de poderes que peligrosamente nos coloca en ciernes de un escenario de violencia fratricida y guerra civil con participación internacional, que compromete la independencia y la soberanía de la Nación.

Cada vez está más claro que el único camino para preservar la paz, superar la crisis política institucional, y atender la emergencia económica y social, es el diálogo y la negociación responsable entre la AN y el Gobierno, teniendo como premisa el acuerdo de adelantar un referéndum consultivo vinculante para que el pueblo se pronuncie si quiere o no la relegitimación de todos los poderes, con base en lo establecido en los artículos 70 y 71 de la Constitución. Ese diálogo debe contemplar el cese al estado paralelo, plenas garantías que permitan la realización, a muy corto plazo, de elecciones transparentes, rechazo a la intervención extranjera, plan económico de emergencia y recuperación nacional, cooperación internacional para atender la emergencia humanitaria, ley de amnistía, auditoría pública y ciudadana de la deuda y de la gestión pública y, cese a las sanciones económicas internacionales.

La convocatoria al pueblo venezolano para que se manifieste si desea superar esta peligrosa crisis mediante la realización de un referéndum consultivo que apruebe o no la relegitimación de todos los poderes públicos, es una obligación tanto de quienes controlan la Asamblea Nacional como del gobierno de Nicolás Maduro. Exhortamos en esa dirección a todas las organizaciones sociales y fuerzas democráticas a recolectar el 10 % de firmas del padrón electoral contempladas en el artículo 71 de la constitución para la convocatoria de dicho referéndum vinculante.

En Maracaibo, a los 30 días del mes de enero de 2019.

QUE LOS VENEZOLANOS DECIDAMOS SOBERANAMENTE NUESTROS PROBLEMAS

NO AL INTERVENCIONISMO EXTRANJERO

POR UN PROGRAMA INMEDIATO PARA SOLVENTAR LA CRISIS ECONÓMICA Y SOCIAL

PLATAFORMA EN DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN. CAPITULO ZULIA

Roberto López Sánchez, Johnny Alarcón Puentes, Ismenia Brito, Juan Carlos Barrios,

Karina Navarro Jiménez, Nilio Parra, Jesús Zambrano, Cecilia Montero, Carlos Añez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3166 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /regionales/n337800.htmlCd0NV CAC = Y co = US