Crónicas cotidianas

Quién va a aponer el agua

William va de un lado a otro, de una región a otra, de un estado a otro, de una ciudad a otra, esperando que alguien escuche sus planteamientos y finalmente repare lo que haya que reparar para que su pueblo tenga agua. Es el mayor de los suplicios de El Empedrado, que desde 1946 cuando el antiguo Ministerio de Obras Públicas (MOP) inició un proyecto para canalizar las aguas del Río Villegas, en tierras del municipio Manuel Morillo, limítrofe a las parroquias Cecilio Zubillaga en Lara y Santa Cruz en Trujillo, pero que, a la caída del gobierno de turno, el proyectó terminó en el olvido.

William asegura que hubo un segundo intento y se comenzó a perforar en el sitio conocido como El Resbalón, "en pleno boulevard, donde se organizan los carnavales, turísticos de El Empedrado, pero fue abandonado cuando el entonces Instituto Nacional de Obras Sanitarias (INOS) presentó el proyecto Higuerón, que también fue abandonado y saqueado, cuando entonces el gobierno de Rafael Caldera I, construyó un acueducto trayendo agua de quebradas Las Trincheras y Las Leonas. Con el tiempo, esta agua se hizo insuficiente para la población de El Empedrado, por lo que en el primer Gobierno de Carlos Andrés Pérez, se perforó un pozo en Pie de Cuestas, donde se construyó un tubo de aducción de unos 6 kilómetros, pero casi de inmediato el sistema de bombeo también fue abandonado y saqueado".

El luchador social continúa en su narración, que más bien parece una odisea. Explica que luego surgió el proyecto Lago Colinario El Empedrado, durante el gobierno de Luis Herrera Campins, que era agua para consumo humano, riego de tierras y para turismo. "Los últimos recursos, que en aquel entonces fueron 50 millones de bolívares, los desvió el gobernador prófugo Mariano Navarro, por lo que la obra fue abandonada".

Pero ¡oh sorpresa! Porque hasta el chavismo salió embarrado cuando se hizo un último intento en la perforación del pozo La Vega, donde se perdieron 600.000,00 Bolívares Fuertes, pero que se represaron en Caracas, cuando se produjo un guiso entre la constructora y los empleados responsables de la obra adscritos al Ministerio del Ambiente. Dentro de ese mismo proyecto, se incluyó un camión cisterna entregado al nuevo Consejo Comunal del poblado.

William, quien a su vez es una especie de cronista, aún batalla en el intento de que alguien en el gobierno, se interese por darle una mano a El Empedrado y resuelva el problema definitivamente. "No quiero que me ocurra como al coronel Aureliano Buendía. El Empedrado está a 950 msnm en los límites con Trujillo. Desde allí se ve toda la Cordillera Andina a unos 8 kilómetros y la Cordillera de la Costa a unos 50 kilómetros. Allí hay enormes yacimientos arqueológicos de las tres familias lingüísticas de los aborígenes, más otras etnias independientes. Pero también se ubican yacimientos paleontológicos donde se encuentran fósiles de entre 70 y 120 millones de años de la fauna marina que existió en el Cretáceo. Es decir, El Empedrado no solo es una cantera de información, sino un pueblo que pertenece a la historia de este país. No es posible que, a estas alturas, aún debamos movernos en un peregrinar constante para ver que algún organismo, alcaldía o gobernación, finalmente se anime a llevarnos agua, antes de que cumplamos los 50 años sin agua".

O finalmente alguien entienda el valor, social, justo y político de poner agua en las tuberías de miles de personas, que, con las más adecas de las visiones, solo son votos… pero muchos votos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 496 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: