El discurso de los números electorales, caso Zulia, y el prof. Hugo Moyer (II)

Para continuar con estas reflexiones, no me queda otra alternativa que contraargumentar las desacertadas interpretaciones (¿opiniones?) del respetado profesor Hugo Moyer en cuanto a lo sucedido en las elecciones en el Zulia (regional y municipales) https://www.aporrea.org/actualidad/a307797.html. El profesor Moyer atribuye la derrota del Zulia y de Maracaibo al asunto de la mala gestión de gobierno. No descalifico esa variable. Siempre será, en cuestión de preferencia electoral, una clave que moverá la decisión del voto. Sin embargo, no es la única ni la decisiva. Si realmente fuera así, muchos otros candidatos (cuya gestión ya es conocida) no hubieran salido elegidos o reelegidos en esta contienda. Si fuera así, insisto, Evelyn de Rosales no hubiera sido reelegida en diciembre del 2013. O Carmen Meléndez elegida en el municipio Libertador después de su mediocre desempeño como gobernadora de Lara. Lamentablemente, profesor Moyer, el desempeño de gestión sí es importante, pero no es decisivo.

Detengámonos un momento en el propio estado Táchira, en el cual sale victorioso Fredy Bernal. En las elecciones del 2017, la hasta ahora gobernadora, Laidy Gómez obtuvo 324 541 votos. El chavismo, con Vielma Mora, 181 605 tan solo. En estas elecciones del 2020, Gómez obtiene 135 277 votos y el chavismo (ahora con Fredy Bernal) 138 717. Si se comparan los porcentajes de pérdida de capital electoral, Gómez perdió 41,68 %, mientras que el chavismo solo 23, 62 %. Habría que recordar que en aquella oportunidad, Gómez acudió como representante de AD y única candidata identificada con la oposición.

En las actuales elecciones, además de Gómez por AD, la MUD presentó su propio candidato, el cual logró acumular la nada despreciable cantidad de 54 960 votos. Si nos atenemos al discurso de los números, Fredy Bernal no gana porque preparó un plan de gobierno en asambleas o porque el «pueblo» de Táchira vio en él una mejor oferta de gestión. En una victoria electoral (como también en una derrota) concurren una cantidad determinada de condiciones coyunturales y no coyunturales que es necesario precisar para ajustar la interpretación. Por ejemplo, mi estimado profesor Moyer, a mi entender, la identidad política todavía sigue teniendo un peso relevante en el voto. Aunque ya no sea tan central como cuando Chávez. En definitiva, todas las fuerzas políticas perdieron votos sea por la causa que sea, pero han ganado las que perdieron menos votos.

En el caso que nos ocupa (el Zulia y Maracaibo), se requiere de revisar bien cómo se nos dieron estas condiciones y en qué medida, muchas de ellas fueron determinantes de la derrota tanto de Omar Prieto como de Willy Casanova y de otros alcaldes que también cayeron en ese precipicio… Muchos «analistas» están muy interpretacionistas con lo que pasó en Maracaibo con Casanova, pero desatienden que ocurrió un patrón (una regularidad) en los restantes municipios del Zulia que también se pierden y que, por tanto, merecen ser incluidos en la ecuación. Es decir, lo ocurrido se merece de mejores interpretaciones. Aunque, como suele referirse una amiga respecto al pasado: ya fue.

 

Dr. Steven Bermúdez Antúnez
Facultad de Humanidades y Educación
Escuela de Comunicación Social
Departamento de Periodismo Impreso
Universidad del Zulia
(Maracaibo-Venezuela)

sbermudez37@gmail.com

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 726 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter