Creo que mejor me hubiera enfermado

Ni porque fue a la universidad, "chusito" diminutivo oriental de Jesús, pudo cambiar su acelerado y pegadísimo acento oriental. Creo que, de todos los orientales en mi larga vida, él es quien no solo habla más rápido, sino sin detenerse. Y eso que algunos oriundos de esa región hablamos rápido, pero Chusito es impresionante. Mi colega y amigo gringo Ralph Schusller, solía decirme que Chusito hablaba un idioma diferente porque no le entendía nada.

Ya lo pueden imaginar por teléfono y llorando, mientras narraba su triste tragedia. Hay que ser oriental para poderlo entender. Más precisamente de Sucre o Nueva Esparta. Lloré mucho con él a tanta distancia, porque conocía a todos en su familia. A Alicia que fue mi novia de muchacho, y a los otros nueve de la familia que perdió en el corto lapso de un mes. "Yo no sé por dónde empezar, Carajito", así me decían. Pero no sé detuvo. Narra que dos sobrinas regresaron de una fiesta a las cuatro de la mañana, rascadas y medio desnudas. A las diez fueron despertadas por la madre, hermana de Chusito "argaritándoles un peo, porque parecían putas y qué estaban haciendo hasta esa hora. Y que si no les importaba que los vecinos la fueran visto así. Pues mi hermana hablaba y ellas se daban vueltas en la cama. Ese día todos estábamos en la casa de ella, de Josefina porque Maita cumplía años y decidimos reunirnos allí. Había un verguero de gente. Mariela, mi otra hermana -siempre se acuerda de ti- estaba haciendo un perico enorme con hueva de Liza y la hija estaba haciendo como 50 arepas. Ya sabes como somos los orientales. Todos se meten en la verga. Hasta Francisco mi hermano que casi no se mete en nada. Gritaba desde allá que esa verga en la calle estaba peligrosa. Pero esas mujeres del coño, se daban vueltas en la cama y ya. Son unas vergajas. Bueno, pasó la verga y como a las cinco se levantaron porque supongo yo que les llegó el olor a sopa. Se levantaron y comimos todos en esa mesota de madera que está en el corredor de atrás ¿te acuerdas? Y esas mujeres le estaban contando a los primos cómo fue la verga. Dicen que puro bailar y cantar y beber. Muchacho, a los cuatro días, ellas dos amanecieron prendían en fiebre y con gripe. Josefina me llamó y yo le dije que las llevara para un CDI. Fui en la tarde a visitarlas y también Josefina estaba con fiebre. Y Mariela nos llamó para decirnos que Maita estaba muy quebrantada que ya la había llevado al hospital. Me empujé para el hospital y llegando me llamaron para que estuviera pendiente porque llevaban a las muchachas en una ambulancia para hospitalizarlas porque tenían covid. Subí a donde me dijeron que estaba Maita y Mariela me dijo que Maita también tenía covid por los exámenes que le acababan de dar. Y Mariela estaba tosiendo, pero no le paré muchas bolas porque estaba pendiente de que trajeran a las muchachas. Las llevaron directo a una sala para pacientes de covid, pero estaban entubadas, inconscientes y por supuesto no me dejaron verlas. Me fui a decirle a Josefina y la encontré tan mal que la llevé al CDI y como a las dos horas también la llevaron para el hospital. Y fue la que primero murió, un día después murieron las muchachas con dos horas de intervalo. Al otro día se nos fue Maita y de último se fue Mariela. También se murió Ricardo, hijo de Mariela y José Francisco, un primo segundo de ellos, Y dos nietos de 16 y 18, hijos José de Jesús, hermano de las muchachas. El no se enfermó, pero los hijos sí y murieron los dos. ¡29 días carajito! En 29 días, la familia, que éramos como 30, perdimos nueve de un solo vergajazo, incluyendo a la jefe de todos que era Maita. Todo porque esas muchachas de mierda no oyen".

¿Y cómo es que no te contaminaste?

Tú sabes que yo soy yerbero como tú. Siempre ando tomando guarapos y vergas. Digo que por eso no me enfermé, porque yo no tomó medicinas. Aunque con esta tristeza que cargo encima, creo que mejor me hubiera enfermado… por lo menos ya no pensaría en toda esta verga. Las lágrimas se me salen solas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 593 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: