Reaparece Jesús Montilla, y Mercedes se está bañando

Mis ojos la están mirando, pero es de un amigo mío
Yo no quisiera mirarla pero no tengo la culpa
Se parece a una esmeralda con flores de chupa chupa

(Simón Díaz)

En el marco de las festividades de Las Mercedes reaparece Jesús Montilla Aponte, reaparece como lectura entre líneas, por persona interpuesta, está escrito, aún después de muerto los políticos dan batallas, y Jesús Montilla Aponte, que algún peregrino llegó a catalogar como muerto político, no estaba muerto, estaba de parranda, con sus más fieles lugartenientes reaparece sin estar presente en Curimagua y por transpuesto envía un mensaje al estado, un tiro por elevación, vuelve por lo que se cree con legítimo derecho, a reclamar el liderazgo del estado, a dirigir la política en Falcón, por considerarse que él fue quien en tierras caquetías derrotó a Acción Democrática y al Copei de José Curiel que habían gobernado el estado por más de 40 años, fue él y sus alianzas por abajo quien los derrotó y enterró. Dentro del marco de un festejo religioso, lanza a su estilo, parranda y pintura de plazas e iglesias, en un espacio donde eso pareciera que no era lo más importante y si era importante el año y pico que tiene sin agua esa humilde y necesitada población, de la cual nadie se ha apiadado, sin recibir más allá de un cisterna agua, pero lo importante es la política.

Tiene la Asamblea Nacional como escenario para ir tocando a sus mas cercanos colaboradores donde se incluyen muchos de los 25 alcaldes del estado, muchos de una manera solapada venían acompañando al líder chavista en su retiro espiritual voluntario de la avenida Ramón Antonio Medina, al líder o al Papá de los helados como prefieren llamarlos, ahí andan cerca los que le ayudaron a recuperar la universidad, la batalla no será fácil, la pelea es mas allá de los límites del estado, él sabe con quienes cuenta, quienes le deben favores, los sorprendidos son los que lo daban por muerto, pero en política la última palabra nunca se escribe y los escenarios son dinámicos, Montilla cuenta con algunas ventajas en el campo de juego, por lo pronto la jugada en Curimagua recuerda la canción de Simón Díaz,..Yo no quisiera mirarla (a la gobernación) pero no tengo la culpa, se parece a una esmeralda con flores de chupa chupa. Aunque más allá de la gobernación, la batalla pareciera es por el liderazgo y la sumisión a ese liderazgo, vendrán otras jugadas y habrá que estar atento al ajedrez político, lo cierto es que Montilla sabe mover sus piezas y estos caballos, alfiles y peones son maestros en el aspecto de la simulación, cuando menos piensen salta la liebre.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 702 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a282749.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO