Ahora sí sé por qué acaparan, especulan y revenden (II)

En la parte I de este  artículo http://www.aporrea.org/actualidad/a186993.html manifesté que tenía una razonable duda por la práctica mezquina de algunas personas sobre el acaparamiento, especulación y reventa de diversos productos (sobre todo, los alimentos por estar subsidiados y regulados) y que contábamos con muchas instituciones y las garantías constitucionales para estar y vivir en armonía, gracias al Legado del Gigante Chávez.

Pero la historia no termina en esta primera parte, porque al iniciar cada día y tener que trasladarme a mi trabajo en PDVSA, como todos los que conformamos esta Gran Nación maravillosamente llamada Venezuela,  debo recorrer las calles y avenidas de Maturín, La ciudad distinta la sultana del Guarapiche, asi como retornar en algún momento a mi hogar y es en ese transitar cotidiano, cuando observo y pienso en el abismo humano del desaliento y desmoralización que generan las colas de los bachaqueos (parte I) en la acera de la derecha pero como toda vía debe tener dos aceras, al observar la de la izquierda puedo ver algunas personas (ni comerciantes, ni bachaqueos) caminando y cargando con 2 o 3 bultos de papel toallet (por ejemplo) y me pregunto también en mi razonable duda ¿Cuántos miembros abra en esa familia? y por supuesto, otras preguntas más, uds también las saben.

No tengo cuestionamiento al respecto de La Supervivencia de cada ser humano (garantizar sus alimentos o artículos para sus primeras necesidades) pero es impostergable no olvidar que tenemos patria, que aquí está más que garantizada la soberanía alimentaria a través de la constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada en 1999 (Art. 305) y una gran cantidad de instituciones destinadas para tal fin (parte I), lo que debe traducirse en la convivencia que debemos tener todos los ciudadanos que habitamos en esta tierra de abundante gracia.

Nuestro país (nosotros) es privilegiado, tenemos y vivimos un proceso de transformación humanista, porque el ser humano, sus ciudadanos, son su primera causa o razón, no la mercancía de los bachaqueos (el efecto de una causa), la pobreza espiritual que heredamos de la IV República debe defenecer, seamos como los árboles, frondosos, demos la sombra y los frutos a nuestros hijos y sus descendientes, los nuestros, actuar con dignidad nos da tranquilidad.

Dios ha sido misericordioso con nosotros, bienaventurados somos porque hemos legado el Plan de la Patria con 5 Objetivos Históricos que junto a nuestra Carta Magna, serán considerados a escala planetaria el modelo a seguir para que todas las especies vivamos en Paz.

Nuestro legado también es sagrado

ivanmendez2006@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2044 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /regionales/a187236.htmlCd0NV CAC = Y co = US